);
NBA

De 1946 al 2020: la historia de la NBA contada a través de cinco estrellas, parte tres

Intentar abordar la historia de 74 años de la NBA en cinco artículos es sumamente complicado. Sin embargo, por suerte para nosotros y todavía más importante, para ustedes los lectores, hemos encontrado a un grupo de cinco protagonistas inmejorables para guiarnos en este maravilloso tour.

Luego de repasar los inicios de la NBA de la mano de Joe Fulks y Larry Costello, esta vez tomamos como guía a Wes Unseld, no solo uno de los mejores pivots que haya visto la liga, sino además un nexo entre internos del calibre de Bill Russell, Wilt Chamberlain, Bill Walton, Kareem Abdul-Jabbar y Moses Malone, entre otros.

Esta es su historia. Y la de la liga.

Los tiempos están cambiando

Nacido el 14 de marzo de 1946, Wes Unseld comenzó a jugar al baloncesto en el Seneca High School, liderando a su equipo al título estatal de Kentucky en 1963 y 1964. Su buen nivel llamó la atención de las mejores universidades de la zona y tras una oferta para unirse a los poderosos Wildcats, terminó optando por sus acérrimos rivales: los Louisville Cardinals, de su ciudad natal.

Su domino en la NCAA fue inmediato: entre 1965 y 1968 promedió 20,6 puntos y 18,9 rebotes, además de ganar 60 de los 82 partidos disputados en ese tramo. Claro que Unseld no era el único pivot que por entonces brillaba en el baloncesto universitario: Elvin Hayes y Lew Alcindor (posteriormente Kareem Abdul-Jabbar) ya eran dos figuras inmensas, quienes el 20 de enero de 1968 disputaron el conocido como Partido del Siglo (Houston vs UCLA), frente a casi 53 mil espectadores.

Para la llegada de Alcindor a la NBA hubo que esperar un año (1° pick de 1969), pero tanto Hayes (1°) como Unseld (2°) se quedaron con el 1-2 del Draft de 1968, siendo elegidos por San Diego y Baltimore respectivamente. La nueva guardia de internos dominantes empezaba a asomar, mientras Bill Russell se preparaba para jugar su última campaña como profesional en Boston y Wilt Chamberlain era traspasado de Philadelphia a los Lakers.

Unseld llegó a unos Bullets completamente a la deriva y buscando una identidad. La franquicia había comenzado como los Chicago Packers en 1961, convertido en Chicago Zephyrs en 1962, para finalmente consolidarse como los Baltimore Bullets en 1963. ¿La única constante en esos años? Siete temporadas, siete marcas perdedoras. Todo cambió con Wes.

El pivot se sumó a un plantel liderado por el espectacular escolta Earl Monroe (en su segundo año NBA), un base desequilibrante como Kevin Loughery, un ala pivot muy productivo como Gus Johnson y otro joven de muy buen nivel como el alero Jack Marin.

Lo que faltaba era presencia defensiva: los Bullets habían recibido 117,8 puntos en la campaña anterior, siendo la cuarta peor marca de la 1967-1968. El impacto de Unseld en ese aspecto fue inmediato.

A pesar de su baja estatura (apenas superaba los 2 metros), el nacido en Louisville no tardó en hacer sentir su presencia rocosa. Si bien fue apenas el quinto máximo anotador de su equipo (13,8), dominó los tableros (18,2) y ayudó para que Baltimore se transformara en la segunda mejor defensa de la liga, bajando el promedio de puntos recibidos a 112,1.

Tal fue el impacto de Unseld, que no solo se quedó con el premio al Rookie del Año, sino que incluso ¡se llevó el MVP de la temporada!

Una distinción casi inédita para un novato (solo Wilt lo había logrado) y encima uno que apenas superaba los 13 tantos de media. Pero claro, eran tiempos de Dinastía Celta y mientras Bill Russell insinuaba su retirada, se empezaba a buscar a su sucesor. El imponente e intimidante Unseld encajaba a la perfección en ese molde.

Más | ¿Un rookie elegido MVP con 13 puntos de promedio? La temporada 1968-1969 y una premiación atípica

Que un equipo mediocre com Baltimore de repente pasara a ganar 57 partidos, quedándose con el primer lugar de la Conferencia Este, por encima del propio Boston, tampoco vino nada mal.

De todas forma, la 1968-1969 no tendría final feliz para los Bullets, quienes en su primera serie de Playoffs fueron barridos por los Knicks de Willis Reed y Walt Frazier, por un contundente 4-0. Los neoyorquinos luego cayeron en las Finales del Este ante Boston por 4-2, dejando la mesa servida para un nuevo y último choque entre Bill Russell (Celtics) y Wilt Chamberlain (Lakers).

Los Lakers tuvieron ventajas de 2-0 y 3-2, luciendo encaminados a su primer título desde el retiro de George Mikan en 1954. Pero a aquel Boston jamás se lo podía dar por muerto y terminó revirtiendo la historia, con un 99-90 en el sexto y un inolvidable 108-106 como visitante en el séptimo. Los verdes ganaban así su 11° título en 13 años y tras el mismo, ya sin nada más por dar o ganar, Russell anunció su retiro.

Mientras el jugador con más títulos de todos los tiempos se despedía, un novato como Unseld se quedaba con el MVP, otro rookie como Elvin Hayes lideraba la liga con sus 28,4 puntos de media y Lew Alcindor se preparaba para un par de meses más tarde ser elegido por los Bucks con el primer pick del Draft. "Los tiempos están cambiando", había cantado Bob Dylan algunos años atrás.

Finales Campeón Subcampeón Resultado
1969 Boston Celtics Los Angeles Lakers 4-3

Lew

La 1969-1970 vio a los Bullets mantener a su mismo núcleo de estrellas y ganar 50 partidos en la Fase Regular, para quedarse con el 3° lugar del Este. Boston, ya sin Russell, directamente no se clasificó a Playoffs, pero mientras los Knicks seguían en franco crecimiento (60-22) con el MVP de la campaña Willis Reed a la cabeza, se sumó otro caballo a la carrera: con un Alcindor imparable (28,8 puntos y 14,5 rebotes), Milwaukee pasó a ganar 56 partidos y a anotarse entre los candidatos.

Baltimore volvió a verse las caras con los Knicks en su primer cruce de Playoffs y nuevamente fue New York el que salió victorioso. Unseld controló a Reed durante buena parte de la serie, incluyendo un decisivo Game 7 en el que lo dejó en apenas 14 tantos. Sin embargo, las figuras de Dick Barnett (28) y Dave DeBusschere (28) terminaron sacando la cara para los dirigidos por Red Holzman, quienes se impusieron por 127-114, ganando la llave por 4-3.

Los Knicks más tarde vencieron a los Bucks por 4-1 y a los Lakers por 4-3 en las Finales, con el famoso Game 7 del lesionado Willis Reed y del brillante Walt Frazier. New York se transformaba en el primer campeón de la era post-Russell, trayéndole una nueva frustración al super team angelino de Jerry West, Wilt Chamberlain y Elgin Baylor.

Finales Campeón Subcampeón Resultado
1970 New York Knicks Los Angeles Lakers 4-3

El quinteto de Baltimore siguió intacto para la 1970-1971, con un Unseld que continuaba siendo una máquina de doble-dobles (14,1 puntos y 16,9 rebotes). Sin embargo, su equipo no tuvo una buena Fase Regular (42-40) y entró a la postemporada por la ventana, beneficiándose de pertener a una División Central junto a Hawks, Royals y Cavaliers, bastante inferior a las exigencias del Atlántico (Knicks, 76ers, Celtics y Braves).

Pero cuando parecía que los Playoffs serían apenas un trámite para un equipo irregular, apareció la mejor versión de los Bullets de su corta historia. Primero vencieron a los 76ers de Billy Cunningham en siete partidos (128-120 en el séptimo con 33 puntos y 16 rebotes de Jack Marin), para luego por fin tomarse revancha de los campeones Knicks: abajo 3-2, ganaron el sexto en casa por 113-96 (27 de Monroe) y luego dieron el gran golpe en el Madison Square Garden por 93-91, con 17 puntos y 20 rebotes de Unseld, que compensaron el 24+12 de Reed. Contra todos los pronósticos, Baltimore estaba en la final.

Allí los esperaba un Milwaukee que había cambiado de conferencia durante esa campaña y que ya no solo tenía al MVP de la liga en Alcindor, sino que además le había sumado a Oscar Robertson. Aquellos Bucks fueron uno de los equipos más dominantes de todos los tiempos, con récord de 66-16 en la Fase Regular y siendo una aplanadora en los Playoffs: 4-1 a Warriors y 4-1 a Lakers. Las Finales no fueron la excepción: barrida por 4-0 y MVP para un Alcindor que semanas después cambiaría su nombre a Kareem Abdul-Jabbar.

Finales Campeón Subcampeón Resultado
1971 Milwaukee Bucks Baltimore Bullets 4-0

Lejos de crecer a partir de esa llegada a las Finales, Baltimore se desbandó en la 1971-1972: a pocos días de iniciada la campaña, traspasaron a su media-cancha titular de Earl Monroe y Kevin Loughery, mientras que un veterano Gus Johnson vio poco la cancha por problemas físicos.

Ni la llegada de un base anotador como Archie Clark (25,1 puntos), la continuidad de Marin (22,3 puntos) o la producción de Unseld (13 puntos y 17,6 rebotes) le alcanzó a un Baltimore que tuvo marca de 38-44 y que se despidió de los Playoffs en el primer cruce: 4-2 ante los rivales Knicks... justamente el equipo donde ahora se destacaba Monroe.

New York venció a Boston en las Finales del Este, para encontrarse con unos Lakers ya sin Baylor, pero aún con Wilt y West en sus filas. Y tras 18 años de sequía y ocho derrotas consecutivas en la definición de la liga, los californianos por fin pudieron cortar el maleficio: contundente 4-1, con Chamberlain como Más Valioso.

Finales Campeón Subcampeón Resultado
1972 Los Angeles Lakers New York Knicks 4-1

Refuerzos para la pintura

Los cambios estructurales continuaron en Baltimore para la 1972-1973. En la pretemporada traspasaron a Jack Marin a Houston, a cambio de un Elvin Hayes que traía excelentes temporadas ofensivas desde lo individual, pero con un mínimo éxito colectivo (apenas 6 partidos de Playoffs). El 1-2 del Draft de 1968 se encontraba en los Bullets, quienes además disfrutaban de la explosión de un escolta de segundo año llamado Phil Chenier y de un alero como Mike Riordan que había llegado en el traspaso de Monroe a New York.

De repente, Baltimore tenía nuevamente un quinteto extremadamente sólido, con Clark-Chenier-Riordan-Hayes-Unseld. Su récord así lo reflejó: 52-30 y primer puesto de la División Central.

Claro que como tantas otras veces, New York se transformó en un escollo imposible de sortear para los Bullets, quienes fueron superados por 4-1 en la primera llave de postemporada, con un Unseld que se quedó en apenas 9,8 puntos de promedio, dando algunas señales de lo que sería el cambio en su rol a partir de ese momento.

Esta vez, nada detendría a los neoyorquinos: 4-3 sobre el Boston de Dave Cowens (MVP de ese curso) y cómodo 4-1 sobre los Lakers en las Finales, para arruinar la que sería la última temporada NBA de Wilt Chamberlain.

Finales Campeón Subcampeón Resultado
1973 New York Knicks Los Angeles Lakers 4-1

Antes de la 1973-1974, los Bullets se mudaron a Washington, para inicialmente ser llamados Capital Bullets, un nombre que duraría apenas un año. Para Unseld se trató de la temporada más díficil de su carrera: complicado por lesiones, apenas pudo jugar 56 partidos y vio su rol disminuido, tanto en minutos (30,8) como en puntos (5,9).

Los capitalinos, quienes habían cambiado de entrenador (KC Jones por Gene Shue) terminaron con marca de 47-35, otra vez como líderes de la muy floja División Central. Y para no perder la costumbre, volvieron a caer ante los campeones Knicks en el primer cruce de Playoffs: 4-3, sufriendo a un indomable Monroe (30 puntos) en el Game 7. La Perla volvía a ser verdugo de su ex equipo.

Igualmente, New York no fue capaz de defender el anillo. Boston lo dominó por 4-1 en la definición del Este y con el doble comando de Havlicek-Cowens, terminó venciendo a los Bucks en siete partidos, a pesar de los 32,6 puntos y 12,1 rebotes de media del MVP Kareem.

Cinco años después del retiro de Russell, los Celtics volvían a lo más alto de la liga.

Finales Campeón Subcampeón Resultado
1974 Boston Cetlics Milwaukee Bucks 4-3

Tras la difícil campaña anterior, la 1974-1975 marcaría el resurgir de Unseld como uno de los mejores pivots de la competición y a consolidar su dupla con Hayes. Recuperado físicamente, Wes volvió a su protagonismo habitual en la rotación (39,8 minutos) y lideró la liga por primera y única vez en su carrera, con 14,8 rebotes de promedio. ¿El premio? Su quinta convocatoria al All-Star Game.

Con Unseld y Hayes protegiendo la pintura y un Chenier especialista en robos, Washington (ya habían adoptado el nombre de la ciudad) pasó a tener la mejor defensa de la liga. Y no solo eso: ganaron 60 partidos, igualando al campeón Boston con el mejor récord del Este.

El primer desafío en los Playoffs fue enorme: los Buffalo Braves de un Bob McAdoo que aparecía como MVP y máximo anotador del torneo (34,5 puntos). Y aunque el ala pivot hizo lo suyo, promediando 37,4 puntos en el cruce, los Bullets acabaron imponiéndose por 4-3, gracias a un monumental Game 7 de Chenier (39 tantos), además de una serie excelente de Hayes (28,4 + 11,6).

A continuación asomaron los durísimos Celtics y tras robarse el primer partido en el Boston Garden (100-95 con 34 de Hayes), Washington terminó consolidando uno de los golpes más grandes en la historia de la franquicia: 4-2 y llegada a sus segundas Finales.

Pero como aquella vez ante Milwaukee, los Bullets no fueron capaces de ganar ni un solo partido. Su victimario en este caso fueron los Warriors de Rick Barry, quienes controlaron a Hayes y dominaron de punta a punta con un resonante 4-0.

Finales Campeón Subcampeón Resultado
1975 Golden State Warriors Washington Bullets 4-0

Buscando un salto de calidad que le permitiese conseguir su primer título, Washington sumó a un guardia veterano y de nivel All-Star como Dave Bing, proveniente de Detroit. Pero lejos de tener ese progreso, los Bullets dieron un nuevo paso atrás: marca de 48-34 y eliminación temprana ante Cleveland por 4-3.

Bing no fue la solución esperada en ataque (13,7 puntos en la llave ante Cavs) y los Bullets carecieron del poder anotador de los mejores equipos del certamen, quedando ubicados 13° entre 18 conjuntos en el costado ofensivo, para desperdiciar todo su dominio defensivo (2° mejor).

¿Qué pasó alrededor de la liga? Kareem (ahora en los Lakers) se llevó su cuarto MVP, mientras que Boston recuperó el título, venciendo a Phoenix en las Finales (4-2) con Jo Jo White como Más Valioso.

Finales Campeón Subcampeón Resultado
1976 Boston Celtics Phoenix Suns 4-2

La principal novedad en torno a la 1976-1977 vino de la mano de la fusión de cuatro equipos (Spurs, Pacers, Nets y Nuggets) de la desaparecida ABA, lo cual significó una importante inyección de talento para la NBA: Julius Erving, George Gervin y David Thompson, entre otros, potenciaron el rol de los perimetrales atléticos, en un torneo que seguía siendo dominado mayormente por los internos.

En Washington, en cambio, no hubo grandes diferencias: a pesar de haber traido a un nuevo técnico (Dick Motta), la ofensiva seguía estando muy por detrás de la defensa y tras vengarse de Cleveland en la 1° Ronda de los Playoffs (2-1), cayeron ante los Rockets de un joven Moses Malone (también proveniente desde la ABA) por 4-2.

Houston fue superado por los Sixers del Dr. J en las Finales del Este, pero luego Philadelphia se toparía con un Portland de una enorme dupla interior: Bill Walton y el ex ABA Maurice Lucas. Los Blazers se quedaron con la victoria por 4-2, consiguiendo el primer título de la franquicia.

Finales Campeón Subcampeón Resultado
1977 Portland Trail Blazers Philadelphia 76ers 4-2

Si no quería desperdiciar los últimos años de Hayes y Unseld, Washington necesitaba sumar poder de fuego. Y para ello, apuntó sus cañones a un Agente Libre veterano como Bob Dandridge, un alero de 30 años que no solo era una garantía de 20 puntos de promedio, sino que además traía un título en su curriculum: había sido parte integral de los fabulosos Bucks de la 1970-1971. La apuesta saldría muchísimo mejor que la de Dave Bing.

Los Bullets no tuvieron la mejor Fase Regular (44-38) pero conseguirían la química ideal en el mejor momento posible. En el primer cruce de postemporada despacharon a los Hawks por 2-0, con un inesperado aporte del joven Kevin Grevey, autor de 41 puntos en el decisivo segundo encuentro.

Más tarde dejaron en el camino a los Spurs de Gervin por 4-2, con la dupla Hayes (24,3)-Dandrige (20,4) comenzando a mostrar todo su potencial y con un Unseld clave para el funcionamiento de la ofensiva: promedió 5,2 asistencias en esos seis duelos, liderando a los suyos.

Tras superar a Gervin, aparecía otro perimetral explosivo como Erving en el camino de los Bullets. Pero entre las tapas de Hayes (3,2) y los rebotes de Unseld (13,7), Washington logró frenar a ese súper atleta apodado Dr. J (21,5 puntos). Los dirigidos por Motta ganaron el sexto partido por 101-99 con 28 tantos de Dandridge, alcanzando así la tercera final de su historia. ¿El desafío? Olvidarse del 0-8 que traían en esa clase de compromisos, durante sus dos apariciones previas.

Las Finales ante los Sonics fueron durísimas, en un choque entre dos de las mejores defensas del torneo. Ambos se alternaron victorias, llegando a un decisivo Game 7 en Seattle. Y allí, aunque Hayes (12) y Dandridge (19) no pudieron imponerse ofensivamente, aparecieron las dos máximas virtudes de aquel conjunto de Washington: el trabajo colectivo (seis en doble dígito) y la marca (permitió un 38% de campo). La visita se impuso por 105-99 en un partido que ganó de principio a fin, para llevarse su primer trofeo.

¿El MVP de las Finales? Ningún otro que Wes Unseld, a quien los números (9 puntos y 11,7 rebotes) no terminan de hacerle justicia, ni explican la importancia que tenía el pivot de 31 años para el éxito de los Bullets. Su Game 7, con 15 puntos, 9 rebotes y 6 asistencias, terminó de asegurarle el premio.

Finales Campeón Subcampeón Resultado
1978 Washington Bullets Seattle SuperSonics 4-3

La caída

Hasta las Finales, la 1978-1979 fue un calco de la campaña del título: los Bullets volvieron a superar a Atlanta y San Antonio en los Playoffs, en dos series que se fueron a siete encuentros y que necesitaron de un par de actuaciones mágicas de Hayes (39 en el séptimo ante Hawks) y de Dandridge (37 en el séptimo ante Spurs) para destrabar los enfrentamientos.

Sin embargo, esas exigencias físicas parecieron pasar factura para un plantel comandado por veteranos (Hayes 33, Dandridge 31, Unseld 32).

El rival en las Finales fue el mismo, Seattle, pero el resultado muy diferente: con una trememenda media-cancha conformada por Dennis Johnson (22,6 puntos) y Gus Williams (28,6 puntos), los Sonics pudieron compensar todo el peso de la línea frontal de su rival, para llevarse el cruce por 4-1.

Aunque era imposible percibirlo en ese momento, aquella derrota marcaría el final del éxito del trío Dandridge-Hayes-Unseld y con ellos, la caída de todo su equipo.

Finales Campeón Subcampeón Resultado
1979 Seattle SuperSonics Washington Bullets 4-1

Si bien mantuvieron casi el mismo plantel para la 1979-1980, poco quedó de ese conjunto dos veces finalista. Los Bullets fueron una sombra en defensa y terminaron la Fase Regular con marca de 39-43, apenas clasificándose a Playoffs, donde esta vez los Sixers no les dieron opción alguna: 111-96 y 112-104, aprovechando la baja de Bob Dandridge.

Philadelphia avanzó venciendo a Atlanta en la siguiente ronda y al Boston de un novato llamado Larry Bird en las Finales del Este.

Sin embargo, aunque pudieron con un rookie sensación, a la hora de pelear por el título, cayeron ante otro: Magic Johnson. Los Lakers se coronaron con un 4-2, con Johnson llevándose el MVP, con una de las mejores actuaciones que se hayan visto en un partido definitorio: 42 puntos, 15 rebotes y 7 asistencias, teniendo que jugar como pivot, debido a la lesión de Kareem. Empezaba una era gloriosa para la NBA.

Finales Campeón Subcampeón Resultado
1980 Los Angeles Lakers Philadelphia 76ers 4-2

La última temporada NBA de Wes Unseld sería la primera en la que su equipo ni siquiera se clasificó a Playoffs. Washington, golpeado por las lesiones y la falta de recambio en el plantel, apenas ganó 39 partidos y terminó cuarto en su División.

Y no solo fue el final para Unseld: Hayes pasó a Houston, mientras que Dandridge jugó 11 partidos en Milwaukee, antes de sumarse a la lista de retirados.

¿Qué significó esto para Washington? Entre 1981 y 2005 ganó apenas una serie de Playoffs (en 1982). Y para ser honestos, aún hoy siguen sin haber podido acercarse a la relevancia que supieron tener en los '70, al punto que jamás han avanzado más allá de una Semi del Este.

Claro que alrededor de la liga, podemos terminar con historias más felices: tras el título de Johnson, ahora fue el turno de Larry Bird, quien lideró a los Celtics al campeonato, venciendo en las Finales al Houston de Moses Malone por 4-2.

En apenas 12 meses, Magic y Larry habían conseguido el suyo, dejando todo preparado para una década y una rivalidad extraordinaria, que llevaría a la liga a alturas impensadas. Pero para eso, habrá que esperar a la cuarta entrega...

Finales Campeón Subcampeón Resultado
1981 Boston Celtics Houston Rockets 4-2

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Julius Randle en el Madison Square Garden
Panorama de los Knicks para la 2020-2021
Carlos Herrera Luyando
duplas
Las 10 parejas que más se asisten en la 2019-20
Juan Estevez
Graham Hornets Rozier
Test de compatibilidad: Graham y Rozier
Juan Estevez
Draft
La Guía del NBA Draft 2020: sistema y jugadores
Juan Estevez
NBA entrenamiento
La progresiva vuelta a los trabajos para los equipos
NBA.com Staff
LeBron
LeBron vs. LeBron: ¿cómo ha evolucionado su juego?
Juan Estevez
Más noticias