);
Chicago Bulls

25 años del United Center: repasamos 5 momentos míticos de los Chicago Bulls en su estadio

Jordan Pippen Rodman
Getty Images

Un 4 de noviembre de 1994, en medio de un pequeño tiempo de raras sensaciones por la partida de Michael Jordan al béisbol después de haber ganado el primer tricampeonato, los Chicago Bulls estrenaron el United Center. Un estadio moderno, con la mayor capacidad de toda la NBA y un tamaño imponente, aunque un exterior similar al mítico Chicago Stadium donde habían jugado desde su segunda temporada en 1967.

A 25 años de aquel estreno, con un triunfo de los Bulls por 89-83 sobre Charlotte Hornets ante 22.313 espectadores, repasamos cinco momentos históricos de Chicago Bulls en su casa.

MÁS | NBA House Podcast: Lakers, Sixers y la sobrerreacción

El regreso del héroe

Después de casi 15 meses retirado, tras haber obtenido el tricampeonato 1991-1992-1993, el 18 de marzo de 1995 Michael Jordan lanzó un comunicado de prensa que simplemente decía "estoy de regreso". Su corto paso por el béisbol se había acabado y MJ estaba listo para ayudar a unos Chicago Bulls de récord 31-31 que peleaban por no quedarse fuera de Playoffs. El día siguiente Jordan jugó contra Indiana Pacers como visitante y casi una semana después, el 24 de marzo de 1995, MJ pisó por primera vez de forma oficial el parquet del United Center.

Allí, vistiendo la camiseta número 45 ya que la 23 había sido retirada en su honor en 1994, Jordan aportó 21 puntos, 8 asistencias y 5 robos en la derrota por 106-99 frente a Orlando Magic, que con los jóvenes Shaquille O'Neal y Penny Hardaway y un conocido de Chicago, Horace Grant, llegaría a las Finales de esa temporada tras eliminar a los Bulls en Playoffs.

La mágica temporada 1995-1996

Con Jordan de regreso, los Bulls nuevamente aspiraban a ser los reyes de la NBA tras cederle el trono por dos años a Houston Rockets. Dieron un bombazo en el mercado, incorporando al polémico pero ganador Dennis Rodman, y tuvieron una temporada memorable en su segundo año en el United Center. 72-10 fue el balance de victorias, récord hasta que Golden State lo superó en 2016. Plusmarca de 44 triunfos consecutivos como local en temporada regular, sumando partidos del final de la 1994-1995 (también después superado por San Antonio Spurs y Golden State).

Y en los Playoffs, a diferencia de los equipos anteriormente mencionados que luego no fueron campeones, los Bulls de 1996 fueron aplastantes: 3-0 a Miami Heat, 4-1 a New York Knicks, 4-0 a Orlando Magic y 4-2 a Seattle Supersonics. En total, Chicago ganó 49 de los 51 partidos disputados en el United Center en aquella temporada inolvidable, que culminó con el cuarto título en la historia de la franquicia.

El tiro del quinto anillo

La temporada regular 1996-1997 volvió a ser un camino de rosas para Chicago Bulls, que terminó con récord de 69-13 y estuvo a un triple errado por Scottie Pippen en el último encuentro de ser el único equipo en la historia de la NBA en ganar 70 partidos en temporadas consecutivas. Los Playoffs siguieron igual de bien para un equipo que mantenía la misma base que en la campaña anterior: Jordan, Pippen, Rodman, Toni Kukoc, Ron Harper, Luc Longley y Steve Kerr. 3-0 a Washington en primera ronda, 4-1 a Atlanta en la segunda instancia y 4-1 a Miami en las Finales de la Conferencia Este.

Sin embargo, en las Finales de la NBA tuvieron enfrente a un escollo durísimo: los Utah Jazz de John Stockton y Karl Malone, que había ganado 64 partidos y tenía al "Cartero" Malone en su mejor año, siendo elegido el MVP. Chicago ganó los dos primeros partidos como local y Utah empató la serie 2-2 en su casa. Pero los Bulls robaron el quinto partido en SLC por 90-88 con aquel famoso partido de Jordan en el que MJ convirtió 38 puntos estando visiblemente enfermo.

El United Center tenía todo listo para ser sede de la celebración de otro título más el 13 de junio de 1997, en el sexto partido. Sin embargo, Utah ingresó al último cuarto con una ventaja de cuatro puntos. El equipo local pasaría al frente después, pero a falta de menos de dos minutos, un triple de Bryon Russell empató las cosas en 86-86 y una catarata de tiros errados llegaría al final, con los dos equipos exhaustos.

Con 28 segundos restantes en el reloj, Chicago pidió tiempo muerto y todos esperaban que Jordan fuese el que tomese el último tiro del partido. Sin embargo, el 23 se la pasó a Steve Kerr y el rubio anotó un tiro de dos bastante lejano del aro para tomar una ventaja de dos puntos. Pippen robó la pelota en el último saque de Utah y una bandeja de Toni Kukoc sobre la bocina definió las cosas

La despedida

1 de marzo de 2003. Un Michael Jordan de 40 años, que ahora jugaba para los Washington Wizards, es presentado por última vez en su carrera en el United Center. Una ovación de pie de cuatro minutos siguió a eso. "Gracias, fue un placer", le dijo MJ a los más de 20.000 presentes, casi 20 años después de su primer partido con la camiseta de los Bulls.

Washington ganó ese partido por 101-93 con una gran actuación del 23: 17 puntos, 8 rebotes y 8 asistencias.

Un último flash de D-Rose

Después del sexto título y que aquel equipo histórico de Jordan y Pippen se rompiese, los Bulls vivieron años oscuros: seis temporadas seguidas sin ganar más que 30 partidos y más años sin tener material con que aspirar a un título. Hasta que un joven llamado Derrick Rose cambió todo: fue el Rookie del Año en 2009, en 2011 se convirtió en el MVP más joven de la historia y lideró a Chicago hasta las Finales del Este.

Un año después, en la primera ronda de los Playoffs de 2012, a los que Chicago volvía a llegar como el #1 del Este, la historia tuvo un quiebre: Rose se rompió el ligamento anterior cruzado de la rodilla izquierda y no sólo se perdió esa postemporada sino que tampoco disputó un sólo minuto en la 2012-2013. En octubre de 2013 regresó a las canchas, para tan sólo un mes después romperse los meniscos de la rodilla derecha, lo que lo sacó de otra campaña más.

Rose continuó teniendo problemas en sus rodillas durante la 2014-2015 y se perdió más de 30 partidos, pero finalmente pudo volver a jugar en Playoffs. Chicago venció a MIlwaukee por 4-2 en la primera ronda y en la segunda rueda tenía un desafío muy complicado: los Cleveland Cavaliers de LeBron James, Kyrie Irving y Kevin Love.

Con 25 puntos de Rose, Chicago ganó el Game 1 en Cleveland y tenía con que ilusionarse. Los Cavs se quedaron con el segundo partido y la serie se mudo a Chicago. Un triple de JR Smith empató el partido en 96 a falta de 11 segundos y la última posesión quedaba para el conjunto local. Entonces, Rose lo hizo: encestó un triple fantástico que sería el último gran momento de esa era de los Bulls, finalmente derrotados por Cleveland por 4-2.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

DeRozan, Spurs
Spurs y la peor racha de la Era Popovich
Sergio Rabinal
Clippers vs. Celtics
Beverley inutiliza a Boston en la prórroga
Carlos Herrera Luyando
Timberwolves vs. Jazz
Bogdanovic aniquila a los Wolves con 6 triples
Carlos Herrera Luyando
Giannis
El dúo Giannis-Bledsoe domina a los Hawks
Juan Estevez
Murray
La defensa de los Nuggets frena a Harden
Juan Estevez
Luka Doncic
Doncic barre a los Warriors: triple-doble y 3ª seguida
Carlos Herrera Luyando
Más noticias