);
NBA

5 equipos que entraron en los Playoffs de la NBA in extremis y dieron la sorpresa en primera ronda

Un equipo que llega siendo el dominador en la fase regular y otro que ingresó a los Playoffs "por la ventana", con el último cupo disponible. La diferencia de la primera ronda de los Playoffs entre el primer y el octavo preclasificado es muy grande y nos acostumbra a ver series desparejas: en los últimos 10 años hemos visto seis series definirse por 4-0, más de un 25% de ellas.

Pero hay unos cinco equipos que lograron vencer a los pronósticos y dieron la sorpresa, metiéndose de lleno en la historia de la NBA. Desde los Denver Nuggets de 1994 hasta los Philadelphia 76ers de 2012, repasamos la hazaña de cada uno de ellos.

MÁS | El primer título de Boston Celtics

1994: #8 Denver Nuggets 3 - #1 Seattle SuperSonics 2

El equipo pionero en este tipo de gestas fueron los Denver Nuggets de la temporada 1993-1994, en un logro que todavía es recordado como uno de los principales de una franquicia que nunca tuvo demasiado éxito en los Playoffs (apenas llegó a las Finales de Conferencia en dos oportunidades).

Aquellos Nuggets, liderados por el pivote Dikembe Mutombo (en su tercera temporada en la liga), volvieron a Playoffs después de tres temporadas con menos de un 44% de victorias, pero debían medirse con los Seattle Supersonics de Gary Payton y Shawn Kemp, el único equipo que ganó más de 60 partidos en esa fase regular (63 triunfos). El pronóstico era más que negativo. Más cuando los Sonics pusieron la serie 2-0 después de los dos primeros encuentros en casa, con dos triunfos por una diferencia de al menos 10 tantos.

Pero la serie fue para Colorado y allí, donde los Nuggets suelen hacerse fuertes históricamente, se impusieron. Con mucho poder anotador en el tercer partido, convirtiendo 110 tantos (seis jugadores con al menos 10 puntos) y defensa en el cuarto partido (triunfo por 94-85, a pesar de tener un 37% de campo).

Todo se definió en el quinto partido y, para más drama aún, en tiempo suplementario. Desde la banca aparecieron héroes como Robert Pack y Bison Dele que, combinados para sumar 40 puntos, empujaron el 98-94 de los Nuggets, el primer equipo en la historia en vencer una serie entre un #8 y un #1. El camino de Denver finalizó en la ronda siguiente, donde lograron llevar a Utah Jazz hasta el séptimo partido pero no pudieron ante John Stockton y Karl Malone.

1999: #8 New York Knicks 3 - #1 Miami Heat 2

La de 1999 fue una temporada atípica. El lockout previo retrasó el comienzo de la temporada más de tres meses, varios equipos aparecieron fuera de forma y todos terminaron la fase regular bastante apretados, quedando los New York Knicks en el octavo puesto de la Conferencia Este aunque a sólo seis victorias de Miami Heat, el líder.

Había mucha historia entre Knicks y Heat desde años anteriores, con equipos muy ásperos y el polémico salto del entrenador Pat Riley desde New York a Florida. Rivales de división, la serie entre los equipos del Atlántico empezó 1-1 después de dos batallas en Miami, con duelos entre Patrick Ewing y Alonzo Mourning, dos pivotes de fuste de la época. NYK se puso al frente de nuevo en el tercer partido con un triunfo amplio por 97-73, pero al tener la chance de liquidar la serie en el Madison Square Garden, perdió la oportunidad.

El Miami Arena, en sus últimos Playoffs antes de que se inaugure el actual American Airlines Arena en el centro de la ciudad de Florida, fue escenario del partido final. Y como pasó con Denver y Seattle, fue un partido dramático. Miami se imponía por 77-76, pero un doble de Allan Houston con menos de un segundo por jugar le dio la victoria a los Knicks y los metió en la segunda ronda. New York llegaría hasta las Finales, siendo el último preclasificado #8 en alcanzar dicha instancia, pero cayó ante San Antonio Spurs por 4-1.

MÁS | #NBATogetherLive: Revive el quinto partido de las Finales de 1999 ante New York Knicks

2007: #8 Golden State Warriors 4 - #1 Dallas Mavericks 2

La primera rueda de los Playoffs fue extendida a siete partidos en la temporada 2002-2003, complicando así más la tarea de estos equipos, ahora necesitados de vencer en cuatro oportunidades a los grandes candidatos. El Orlando Magic de Tracy McGrady llevó a Detroit Pistons hasta el séptimo partido en ese mismo año, pero el primero en poder dejar atrás a un verdadero favorito fue un equipo muy de culto como los Golden State Warriors de la temporada 2006-2007.

Dirigidos por el excéntrico Don Nelson y con "personajes" como Baron Davis, Jason Richardson, Matt Barnes, Monta Ellis y Stephen Jackson, Golden State ganó 42 partidos de fase regular y se metió en el octavo puesto con apenas dos triunfos de ventaja sobre LA Clippers, regresando asi a los Playoffs por primera vez desde 1994. Revolución en la Bahía. ¿El problema? Enfrente estaban los Dallas Mavericks de Dirk Nowitzki, el MVP de la liga, que habían logrado 67 triunfos. Un equipo de otro nivel, que iba por su segundo título consecutivo.

33 puntos, 14 asistencias y 8 rebotes de Baron Davis y un 25% de campo de Nowitzki sirvieron para que los Warriors se lleven la ventaja de localía de Dallas en el primer encuentro. Los texanos empataron la serie pero Golden State, con una localía fuertísima, se aseguró dos triunfos en casa y quedó al frente 3-1. El favoritismo se había invertido. Dirk sostuvo a Dallas en el quinto partido con 30 tantos y 12 rebotes, pero aquellos Warriors no iban a dejar pasar la chance del sexto partido.

Con un bombardeo de triples (14/30, teniendo Stephen Jackson una maravillosa actuación con 7/8), los de California ganaron 111-86, estuvieron lejos del drama de sus antecesores y se metieron en la segunda fase del Oeste, en la que caerían ante Utah Jazz por 4-1.

MÁS | Cinco motivos que hicieron a los Golden State Warriors de la 2006-2007 el mayor equipo de culto de la historia

2011: #8 Memphis Grizzlies 4 - #1 San Antonio Spurs 2

Ni siquiera una dinastía como los San Antonio Spurs de Gregg Popovich y Tim Duncan se pudieron salvar de ser sorprendidos en Playoffs. Lo logró otro equipo muy carismático: los Memphis Grizzlies del recordado "Grit & Grind", en la primera campaña de Playoffs para la franquicia luego de la partida de Pau Gasol en 2008.

Zach Randolph, Marc Gasol, Mike Conley, Tony Allen, Shane Battier, OJ Mayo, Greivis Vasquez y compañía encima llegaban con la baja de Rudy Gay, la principal amenaza perimetral del equipo (19,7 puntos por partido y 39,7% en triples), que se había lesionado el hombro izquierdo en febrero. Y debían medirse ante unos Spurs de 61 triunfos, 15 más que los obtenidos por Memphis, que al menos tenía esperanzas por haber logrado dos victorias frente a los texanos en el mes de marzo.

El dominio de Z-Bo y Gasol en la pintura (combinados para 49 puntos, 23 rebotes y 4 tapones) puso a Memphis arriba en la serie por 1-0, en un partido en el que faltó Manu Ginóbili, All-Star ese año, por un esguince en un codo. Los Spurs igualaron el marcador con un apretado 93-87, pero sabían que tenían que ganar un partido en Tennessee, donde los Grizzlies apenas habían caído en 11 de los 41 encuentros de fase regular. Y no pudieron derrumbar esa fortaleza. 91-88 para los Grizzlies en el Game 3 y 104-86 en el Game 4, siendo fundamental el papel del banco en ese partido (49 puntos entre Darrell Arthur, Ish Smith, Leon Powe, OJ Mayo, Shane Battier y Greivis Vasquez).

San Antonio salvó la ropa en Texas al ganar el quinto partido en tiempo suplementario con 33 puntos de Manu Ginóbili. En el sexto partido, los Grizzlies comenzaron arriba por 41-31, pero no les fue tan fácil librarse de los Spurs, que pasaron al frente por 80-79 con menos de cinco minutos por jugar. Pero el cierre de los de Lionel Hollins fue realmente bueno: 20-11 en el clutch, con un Zach Randolph endemoniado (13 puntos en esos minutos) al que ni Tim Duncan ni Antonio McDyess pudieron detener. Vaya manera de lograr el primer triunfo de una serie de Playoffs en toda la historia.

En la siguiente fase los Grizzlies pudieron ir hasta el séptimo encuentro contra la base del Oklahoma City Thunder finalista al año siguiente, pero terminaron eliminados. Dos años después alcanzarían las Finales de Conferencia por primera y hasta ahora única vez en la historia de la franquicia.

2012: #8 Philadelphia 76ers 4 - #1 Chicago Bulls 2

El último gran golpe inesperado lo dieron los Philadelphia 76ers en 2012, aunque con algo más de suerte. Los Sixers de Andre Iguodala, Jrue Holiday, Elton Brand y Lou Williams, en otra temporada afectada por un lockout previo, se medían con los Chicago Bulls de Derrick Rose, que habían ganado 50 de los 66 partidos de fase regular y parecían un serio rival para Miami Heat.

Chicago ganó el primer partido en el United Center, pero 103-91 ese fue una victoria pírrica. D-Rose se rompió el ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda y se terminó su temporada (como también la mejor parte de su carrera, con apenas 23 años). Los de Tom Thibodeau perdieron a su arma ofensiva número uno y todo el escenario cambió. De convertir 103 tantos en el primer partido, los Bulls pasaron a quedar en 92 en el segundo partido y debajo de 80 en los cuatro restantes.

Philly rápidamente se puso 3-1 arriba y solo por su propia ineficacia en ataque (frente a unos Bulls que eran asfixiantes en defensa y los dejaron en 69 tantos) no pudieron rematar la serie en cinco partidos. Lo terminaron haciendo en seis, con dos tiros libres de Andre Iguodala a falta de dos segundos para el 79-78 final. Como Memphis el año anterior, los Sixers llegaron al séptimo partidos en las semifinales de conferencia, pero terminaron perdiendo ante Boston Celtics por 4-3. Philadelphia no volvería a Playoffs hasta 2018, ya con Ben Simmons y Joel Embiid.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Rajon Rondo
Cinco posibles destinos para Rajon Rondo
Agustín Aboy
Stephen Silas
Stephen Silas, nuevo entrenador de los Rockets
Agustín Aboy
Oscar Robertson y Russell Westbrook
¿Quién es el jugador con más triple-dobles en la NBA?
Carlos Herrera Luyando
Gersson Rosas
Gersson Rosas y la Jr. NBA Week virtual
Juan Estevez
Robert Parish, campeón con los Bulls
Jugador más viejo en ganar un título NBA
Carlos Herrera Luyando
Steve Nash
Nash: defensa como prioridad y el título de objetivo
Agustín Aboy
Más noticias