);
Chicago Bulls

Andrés "Chapu" Nocioni, su increíble anécdota con Ben Wallace en Chicago Bulls y más visiones sobre la NBA

Andrés "Chapu" Nocioni tiene un lugar especial en el corazón de los fans argentinos del baloncesto, y no solo en Argentina. El santafesino fue un guerrero dentro de la cancha y así se hizo querer en distintos lugares del mundo, como nuestro país pero también Vitoria, Madrid y Chicago. Su mayor legado fue en FIBA, siendo campeón olímpico, subcampeón mundial y ganador de tres Ligas ACB, cinco Copas del Rey y una Euroliga, además de MVP de la ACB en 2004 y MVP del Final Four de la Euroliga en 2015. Pero en la NBA también dejó una huella importante como latinoamericano: disputó 537 partidos a lo largo de ocho temporadas, defendiendo las camisetas de Chicago Bulls, Sacramento Kings y Philadelphia 76ers.

MÁS | El golf en la NBA, más allá de Michael Jordan: el estimulante favorito

En los Bulls fue donde más tiempo pasó "Chapu", desde su llegada a la liga en 2004 hasta su traspaso a los Kings en el 2009. Y de allí le quedaron memorias fantásticas. Como la conocida historia de la ovación en un partido de Playoffs del 2005, pero también otras que reveló en estos días en un episodio del podcast "Hola! Qué tal, cómo estás?", conducido por otro ex NBA y actual hombre del Real Madrid como Nicolás Laprovittola y el periodista Germán Beder. Allí, en una divertida charla entre amigos, el santafesino contó anécdotas con leyendas NBA como Scottie Pippen y Ben Wallace, recordó sus tiempos en Philly y Sacramento y también opinó sobre el rol de los extranjeros en la NBA y la actualidad del baloncesto argentino.

Primero, con toda la fiebre de "The Last Dance" que aún persiste tras el final de la serie-documental de la época más gloriosa de los Bulls, Nocioni contó como fue su experiencia al conocer a Scottie Pippen, alguien que jugaba en su mismo puesto y era su ídolo en la década del noventa. Nocioni y Pippen no llegaron a jugar juntos en un partido oficial, ya que Scottie se retiró a principios de octubre de 2004, pero si fueron miembros del mismo equipo durante un par de semanas. Y el poster se le cayó al argentino.

"Conocí a Scottie Pippen y automáticamente el ídolo se cayó, se cayó rotundamente. Lo conocí en una fiesta de los Bulls. Bah, había entrenado con anterioridad, pero no había hablado con él. Y la verdad es que fue como que me dieron un cachetazo y me hicieron ponerme en mi lugar, el tipo no me dio ni pelota, no me tiró ni un consejo. Yo abrí mi corazón, le dije que era realmente un honor estar sentado al lado de él y el tipo ni siquiera me dio la hora.", relató Nocioni.

"Yo lo ví tomando unas cervezas y dije bueno, acá viene lo mío, nos vamos a poner a charlar pero no, no, me trató con un desprecio total. A ver, seamos realistas, el tipo tiene su nivel y yo tengo otro.", agregó "Chapu", que además explicó que el documental no le generó demasiada nostalgia: "No soy de ponerme nostálgico o de mirar mucho el pasado. Sinceramente me trae muchos recuerdos porque mucha de la gente que ven en el documental estuvo conmigo. El lugar, el edificio, el Berto Center donde entrenaba Jordan. Pero no soy nostálgico, no soy de mirar para atrás y pensar en todo lo que pasó, esa es la realidad."

MÁS | Los 10 mejores jugadores latinoamericanos en la historia de la NBA

Hace unos días, en otro podcast con el medio Basquet Plus, Nocioni habló de que los extranjeros son como invitados en la NBA. Ahora volvió a explicar su opinión: "Es difícil la adaptación porque es otra sociedad diferente a lo que es Europa. Europa es más parecido a lo que es Argentina, nosotros tenemos mucho de europeo, americano (por Estados Unidos) tenemos muy poco, no se si me explico. Y somos invitados porque es una liga americana, cerrada, en la cuál cuando hablan del campeón del mundo no hablan del campeón del mundo del torneo FIBA, hablan del campeón del mundo de la NBA."

"Es muy díficil lograr lo que logró Emanuel Ginóbili. Lo de Emanuel Ginóbili, lo de Nowitzki, lo de un par más de jugadores es increíble, porque hacerse respetar de la manera en la que se han hecho respetar sin ser tan "americanos" como otros la verdad que tiene mucho de trascendente.", añadió Nocioni.

Sin embargo también hay memorias de las buenas. "En Chicago la pasé muy bien, aunque como dije anteriormente yo era un invitado, pero la pasé muy bien", dijo Nocioni. Una de esas buenas historias es la graciosa anécdota con otro mito de la NBA como el cinco veces All-NBA, cuatro veces All-Star y cuatro veces mejor defensor de la NBA, Ben Wallace, el pívot con el que compartió equipo en los Bulls desde 2006 hasta 2008.

"Una vez viene Ben Wallace, enojado. Se me acerca y se me sienta al lado. Él hablaba muy poco y yo hablaba muy poco con él, pero siempre muy respetuosamente hacía mí. Me dice "Hey Nooch, I need to talk to you" (Hey Nooch, necesito hablar contigo). Entonces me empezaron a temblar las piernas, dije "este se enojó por un partido", habíamos jugado la noche anterior. Robarle un rebote a Ben Wallace era robarle la vida, porque al tipo le pagaban por rebotes, es la realidad, le pagaban literalmente por rebotes. El tipo me dice: "vos sabés que ayer me reuní con mi hijo y les pregunté: ¿Quién es tu jugador favorito de Chicago? y mi hijo me contestó Andrés Nocioni. ¿Sabes lo que significa que el héroe de tu hijo sea el tipo blanco de Argentina? Yo me puse blanco y él largó dos carcajadas de risa, que nunca lo había escuchado reírse. Yo también me empecé a reír pero creo que más que nada, por los nervios", contó el "Chapu".

Lo mejor del santafesino en la NBA fue en Chicago. Allí promedió 10,5 puntos y 4,5 rebotes por partido, siendo una pieza importante de un equipo joven que comenzaba a despegar tras años de oscuridad post retiro de Michael Jordan. El primer partido de los Bulls en Playoffs post despedida de MJ justamente lo tuvo a Nocioni como protagonista, con 25 puntos y 18 rebotes en una victoria ante Washington Wizards. El argentino terminó ovacionado por los presentes en el United Center y esta vez contó otra perspectiva de ese grato momento.

"En ese momento yo pasé por la estatua de Jordan y medio que le tiro un manotazo como "a ver flaco, salí de acá porque la próxima es la mía" (risas). Al próximo partido mi pensamiento era "tengo que pasar los 10 puntos", no puedo hacer un salto tan rotundo. Y bueno, jugué bastante bien (10 puntos, 7 rebotes y 3 tapones) y lo más importante es que ganamos, entonces cuando terminó el partido otra vez se escuchaba algún grito de "Nocioni, Nocioni" con menor énfasis porque ya se estaban dando cuenta de la cruda realidad, que era un jugador más, del montón".

Post Bulls, Nocioni pasó una temporada y media en Sacramento y otro tanto en Philadelphia, sin tanta relevancia, hasta su regreso a España en 2012 (con un pequeño paso anterior por Peñarol de Mar del Plata en la época del lockout de 2011). De los Sixers, donde clasificó a los Playoffs del 2011, no tiene nada malo para decir, aunque en los Kings la historia fue distinta.

"En Philadelphia no la pasé tan mal, a ver, aparte de no jugar tanto y sentirme un poco ofendido por no jugar un poco más, en el vestuario yo la pasé bien, me llevé bien con todos y era importante dentro del grupo."

"En Sacramento me llevé mal. Una de dos. O bien no supe entender yo mi madurez, que yo ya ahí tenía 31 años, tendría que haber interpretado mucho más mi papel de veterano dentro del vestuario y no pedir tanto protagonismo, me confundí yo, por eso también soy crítico conmigo mismo. O bien había una inmadurez muy importante en el vestuario, y para mí Tyreke Evans era totalmente inmaduro y la franquicia de Sacramento le dio totalmente el poder de un vestuario que no respetaba a nadie. Fue un poco mi error y un poco error del entrenador y de la gente a cargo de ese vestuario, esa es la realidad. En Sacramento fue el vestuario en el cuál peor la pasé."

La actualidad de la Selección Argentina también tuvo espacio y Nocioni le habló directamente a Laprovittola, una de los principales referentes argentinos de la actualidad.

"Ustedes tienen que ser ustedes mismos. Ustedes tienen que ser su propia generación. Es muy injusto ponerlos en una comparación. Es muy injusto que a Gaby Deck lo quieran comparar con Nocioni, a Garino con Esteban De La Fuente, a vos (Laprovittola) con Pepe Sánchez. Ustedes tienen que ser su propia generación. Y yo pienso que lo que hicieron en el Mundial es maravilloso. Haber llegado a ser subcampeones del mundo como lo hicimos nosotros en Indianápolis quiere decir que ustedes están escribiendo su propia historia."

"Lo más importante es que cada generación que tome el mando de la Selección Argentina tome su propia historia, que no se hable de la "Generación Dorada", del pasado, de que no vamos a seguir siendo iguales, que no va a volver a haber un Manu Ginóbili, un Nocioni, un Scola. No hay un Emanuel Ginóbili pero hay un Facundo Campazzo que está maravillando al baloncesto mundial. Hay que agarrar todo con pinzas cuando se quiere comparar una generación con la otra. Hay que respetarla y ustedes tienen que hacer su propio camino."

Por último, el de Gálvez dio su opinión sobre la no presencia de algún argentino en la NBA en la actualidad, algo a lo que definió casi como una casualidad:

"Pienso que no hay un jugador argentino en este momento por una cuestión de puntualidades. A mi me parece que hay algunos talentos que podrían estar en la NBA. El caso de Facu (Campazzo) es importante y yo pienso que podría estar en la NBA. No se dio porque no se le dió el timing de renovar con Real Madrid, de tener una muy buena oferta sobre la mesa. Igualmente me parece que hay un proceso de unos chicos que van a empezar a llegar a la NBA. (Luca) Vildoza es un jugador potencial para la NBA. (Leandro) Bolmaro es un jugador potencial para la NBA. Facundo lo es así que puede tener una oportunidad. Ojo, no es fácil ser seis o siete argentinos como llegamos a ser en un momento, no es fácil, no es tan fácil como parece. Yo creo que van a llegar y va a haber argentinos."

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Ben Simmons and James Harden
Derribando mitos: Harden no es un mal defensor
Sergio Rabinal
devin booker
Booker: "Queremos ser un equipo duro"
Nacho Losilla
Thunder Big 3
El final de la dinastía que nunca existió
Juan Estevez
durant, westbrook, harden
Los mejores y peores picks del Draft de OKC
Sergio Rabinal
james harden
Harden ya está en Orlando
Nacho Losilla
shai-gilgeous-alexander-nbae-gettyimages
Las tres preguntas a responder por Oklahoma City
Juan Estevez
Más noticias