);
Los Angeles Lakers

Anthony Davis ya se siente cómodo en pista junto a LeBron James y los Lakers

Existían ciertas dudas respecto a la capacidad de adaptación de dos jugadores de calibre All-NBA y de estilos dispares, como LeBron James y Anthony Davis, en un mismo conjunto. En el baloncesto el contexto importa, y mucho además, no solo el quién y el cómo, sino el dónde se juega afecta al desarrollo y rendimiento de un equipo. Una unión de dos perfiles como los mencionados siempre despierta admiración y expectaciones, poniendo el listón altísimo, pero solo el tiempo y el entrenamiento marca el camino y diferencia entre éxito y fracaso.

Los primeros metrajes de partido de los renovados Lakers invitaban al optimismo, a confiar no solo en un ansiado regreso a los Playoffs y pensar a lo grande, volviendo a convertirse en contenders y desafiar a todos sus rivales en la NBA. Sin embargo, la inesperada derrota en la noche de apertura ante sus vecinos, los Clippers, infringió un duro golpe para los de Frank Vogel poniendo al descubierto sus vergüenzas y fallas. El poco espacio que se dejaban Davis y LeBron resultó un problema, casi se pisaban el uno al otro, poco coordinados en el despliegue ofensivo, haciendo que los tres jugadores restantes tuviesen que luchar por un hueco y un mínimo espacio de ejecución.

MÁS | Dwight Howard brilla con Los Angeles Lakers: "Actuaciones así cuentan para que pueda ser titular", dice Frank Vogel

Al contrario de lo que sucedió el pasado curso, esos problemas parecen no haberse enquistado y la derrota sirvió como aprendizaje y punto de partida para enmendar los errores. Desde ese miércoles 23 los californianos encadenan dos victorias de manera consecutiva, dos triunfos muy dispares el uno del otro y que indican una línea ascendente que ayuda a configurar un panorama mucho más favorable.

En la pasada madrugada, el conjunto de dorado y púrpura se impuso con contundencia a los Charlotte Hornets por 120 a 101 en un encuentro en el que el protagonista volvió a ser Anthony Davis que interpretó el aro como una piscina, anotando 10 de 19 en tiros de campo en una serie desde la larga distancia que se transformó en 3 de 5 triples. Finalmente, la Ceja acabaría con 29 puntos, añadiendo 14 rebotes y 3 tapones en 32 minutos de juego.

El nativo de Chicago ha ido de menos a más en el inicio del curso NBA, no tanto en volumen de anotación ya que sus números siempre han oscilado entre los 20 y los 30 por encuentro, sino más bien en efectividad y acierto, aumentando sus porcentajes desde el 38% en tiros de campo y 0% en triples al 52,6% en tiros de campo y 60% en triples del último choque.

Una mejora que tiene mucho que ver con su coexistencia en pista con el propio LeBron, incidiendo más en situaciones de bloqueo directo y circulación de balón y no tanto en aclarados al poste o balones en la media distancia. Por otro lado, hay que encontrar las razones de esta mejoría en el espaciamiento ofensivo que el resto de sus compañeros han conseguido asimilar y poner en práctica tanto ante Jazz como Hornets, dejando al ala-pívot campar a sus anchas por la pista.

MÁS | NBA House Podcast: Doncic y Porzingis en Dallas, Los Ángeles como epicentro y Ricky en los Suns de la ilusión

"Cuando puedo tirar a canasta de esta forma, cuando se abre el campo para que mis compañeros lleven la bola y puedan hacer circular el balón, eso hace que la defensa me respete desde tres", comentó Davis una vez finalizó el encuentro ante los medios. "Trato de ser agresivo, LeBron también trata de serlo, eso es lo que le hace ser tan bueno. Tenemos jugadores alrededor nuestro que pueden anotar, así que tratamos de ser agresivos para que no nos puedan parar en pista", añadió.

Una agresiva pareja que está empezando a desarrollar una particular química en pista, motivándose el uno al otro y dándolo todo para cerrar partidos. "Sabiendo que probablemente iba a jugar todo el tercer tiempo y luego sentarme un poco hasta el cuarto, traté de decirle a James que 'Este es tu momento. Solo ve y sé tú mismo'", dijo Davis en declaraciones recogidas en The Athletic. "Con un jugador que sale a pista como Anthony en la primera mitad, LeBron puede simplemente elegir su lugar para jugar", añadió Frank Vogel al respecto de la magnífica pareja.

Los Lakers caminan con paso fuerte con 2 victorias y 1 derrota antes de enfrentarse a Memphis Grizzlies en la noche del 30 de octubre.

Más en NBA.com

Harden Siakam
Harden y Siakam, los mejores de la semana
Agustín Aboy
League Pass
La semana del League Pass
Agustín Aboy
Kawhi-FreeAgency-leave
Lo mejor del año de Kawhi en Toronto
Nacho Losilla
blake griffin
La vuelta de Blake es la esperanza y el rompecabezas de Detroit
Nacho Losilla
Jose Calderon
Calderón, el legado de la nobleza
Nacho Losilla
Pascal Siakam drives by Anthony Davis during Toronto's win over the Lakers.
Power Rankings: Semana 3
Nacho Losilla y Sergio Rabinal
Más noticias