NBA

Anthony Davis y la obligación del cambio de posición en Los Angeles Lakers

Si hay un tema que se le ha criticado a Anthony Davis en estos años es su falta de predisposición para jugar como pívot. El propio interior ha declarado públicamente que prefiere jugar como cuatro junto a otro interior, algo que ha sucedido desde su llegada a Los Angeles Lakers: en la 2019-2020 vio el 60% de sus minutos como ala-pívot, mientras que esa cifra subió a un 91% en la reciente 2020-2021, en la que prácticamente no jugó sin otro hombre grande a su lado.

Sin embargo, la conformación de los Lakers para la próxima temporada envía señales de que esa historia tendrá un cambio rotundo. Y es que en este momento los angelinos tienen solamente dos pívots en el plantel: Marc Gasol y Dwight Howard. Dos jugadores que, más allá de su gran pasado, hoy no parecen estar aptos para ver minutos grandes en un equipo contendiente. El español fue perdiendo protagonismo a medida que transitaba la 2020-2021 y viene de unos flojos Juegos Olímpicos, mientras que Dwight regresa tras una campaña realmente floja en los Sixers.

Más allá de que no sería extraño que alguno de los dos comience como titular al lado de Davis, la sensación es que los minutos de AD como cinco subirán considerablemente. Lo cual puede que no sea la mejor noticia para el ex de New Orleans de acuerdo a sus preferencias personales, pero a decir verdad, sí asoma como un cambio positivo para el equipo. Y es que aún en una muestra pequeña, lo de Davis como pívot ha tenido un rendimiento extraordinario cada vez que los Lakers apostaron por esas alineaciones.

En la 2020-2021 solo tuvieron 225 de esas posesiones en Fase Regular, obteniendo un Net Rating de +16,9, rankeados en el percentil 87 a nivel ofensivo y un casi perfecto 99 a nivel defensivo. En los Playoffs obtuvieron todavía mejores resultados: Net Rating de +19 en 95 posesiones (percentil 76 en ataque y un perfecto 100 en defensa). Esto último toma mayor relevancia si consideramos que los Lakers perdieron esa serie de postemporada por 4-2, marcando una diferencia considerable entre los minutos de AD como cinco y como cuatro (Net Rating de -12,1).

La historia fue idéntica en la postemporada 2020, probablemente el momento donde más vimos a Davis en esa posición: 913 posesiones y Net Rating de +15,8 (percentil 90 en ataque y 95 en defensa). Vale recordar que con el correr de esos Playoffs, Vogel poco menos que eliminó de la rotación a JaVale McGee y Dwight Howard, dejando a AD y Markieff Morris como su pareja de hombres grandes. ¿El saldo? Encaje perfecto de las piezas y campeonato.

Los antecedentes no podrían ser más positivos y contundentes. Cada vez que los Lakers han utilizado a Davis como pívot en estos años han tenido un rendimiento extraordinario y dominante. En ataque, pero sobre todo en defensa. Lo cual es especialmente relevante, teniendo en cuenta el armado actual de Los Angeles sin especialistas en marca perimetral: si a eso le suman un pivote lento para los cambios y las ayudas, podrán estar en serios problemas en ese costado (por no hablar de los inconvenientes de spacing en quintetos que también tendrán a Westbrook). Pero si tienen a Davis como manta de seguridad en la última línea será mucho más difícil atacarlos, sabiendo que el natural de Chicago es probablemente el defensor más completo y versátil de la liga junto a Giannis Antetokounmpo.

Más | ¿Cómo encaja Russell Westbrook en Los Angeles Lakers?

Claro que este tipo de formaciones también presentan un interrogante, que probablemente explique porque no vemos más de Davis como cinco durante cada Fase Regular: el desgaste físico para un jugador que sabemos tiene muchos problemas de lesiones. Y es que si bien la NBA de hoy no tiene tantos pivotes que exijan en el uno contra uno, el choque físico de ese puesto no deja de ser muy superior al que puede aparecer jugando con un Gasol o Howard al lado. ¿Está listo Davis para enfrentar a los Embiid, Jokic, Gobert, Ayton, Valanciunas, Towns, Nurkic y demás referentes interiores, noche tras noche durante 82 partidos? Cuando llegue la postemporada seguramente lo hará, pero en Fase Regular... tendremos que verlo para creerlo.

Si bien todavía hay tiempo para seguir haciendo movimientos y ajustes de plantel, la sensación es que a los Lakers les ha faltado encontrar un pivote de mayores garantías para no forzar tanto a Davis y a la vez, no tener que recurrir a entre 35-40 minutos combinados de Gasol y Howard. Algo que ya sufrieron en la pasada postemporada con el propio español y Andre Drummond, quien no deja de ser una versión superadora a la de Dwight. Ya sin siquiera con Markieff Morris como comodín, la posición luce algo desprotegida para los californianos. Eso es, claro está, en los minutos que no veamos a AD haciendo un cambio posicional que hoy parece ineludible.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Carmelo Anthony
Carmelo: "Será divertido jugar en Lakers"
Nacho Losilla
Aleros
Los aleros que pelean por entrar al Top 75
Juan Estevez
nba 2k22
Códigos NBA 2K22
NBA.com Staff
ingram-williamson
¿Qué equipo será la revelación de la 2021-2022?
NBA.com Staff
international
Los internacionales a considerar en el TOP 75
Sergio Rabinal
cavs
Los Cavs y la acumulación de bases
Sergio Rabinal
Más noticias