Minnesota Timberwolves

La intensa batalla por el Rookie del Año entre LaMelo Ball y Anthony Edwards: todo abierto con 5 partidos restantes

Cuando todo parecía perfectamente orquestado para que LaMelo Ball se hiciese sin mucha disputa con el premio al Rookie del Año sucedió lo impredecible. El novato de los Charlotte Hornets sufrió una fractura en su muñeca derecha, viéndose forzado a perderse casi un tercio de la temporada y viendo cómo las opciones de hacerse con el galardón se reducían. Paralelamente, Anthony Edwards daba un considerable paso adelante en su evolución como jugador, dejando atrás la irregularidad y los errores en el tiro para convertirse finalmente en alguien eficiente.

MÁS | El resumen de la noche NBA

No suele ser habitual que haya mucha disputa por el premio al mejor debutante ya que, normalmente, una candidatura toma fuerza y distancia con respecto a otros competidores gracias a un firme arranque y a su constancia. Sin embargo, esta campaña 2020-2021 es de todo menos habitual, y dentro de lo atípica que está resultando, ha permitido mantener viva la batalla por el Rookie del año. Y es que con 5 partidos restantes para los Hornets y los Timberwolves, todo parece abierto y ambos siguen manteniendo sus respectivas posibilidades de conseguir el galardón.

Ninguno de los dos da la sensación de que esté dispuesto a dar su brazo a torcer, más bien lo opuesto. No hace falta más que ver las actuaciones de la última jornada para comprobar que Ball y Edwards están librando una batalla encarnizada por demostrar quién es el mejor debutante de la competición.

La temporada 2020-2021 está aquí, el NBA League Pass es tu lugar para mirar la acción, y ahora lo puedes hacer gratis por aquí .7 días de prueba sin cargoPartidos en vivo y on demandLa oportunidad de mirar todo en tu dispositivo favorito.

El base de Charlotte completó un encuentro más que notable en la importante victoria de los suyos sobre Orlando Magic (122-112) donde sumó 25 puntos, 6 asistencias, 6 rebotes y 2 robos en 11 de 22 tiros de campo. Mientras, el número 1 del pasado Draft no pudo ayudar a los Wolves a sumar el triunfo, cayendo a manos de Miami Heat (121-112) pese a sus 25 tantos, 6 rebotes y 3 asistencias en 10 de 19 intentos.

Antes de la lesión de Ball, los Hornets se llevaron los dos enfrentamientos que tuvieron ante Minnesota en donde LaMelo fue el más destacado de los dos consiguiendo 19,5 puntos, 9 rebotes y 4,5 asistencias con un 53% de acierto de media, mientras que Ant-Man estuvo más inconsistente con 20 tantos, 5,5 rebotes, 3 asistencias y 38% en tiros de campo.

Con el final de temporada en el horizonte y nada decidido, ¿quién logrará el Rookie del Año? Analizamos el rendimiento de los dos debutantes hasta el momento y sus posibilidades.

¿Quién ganará el ROY?
LaMelo Ball
Anthony Edwards
Otro
Make free quizzes

LaMelo Ball

La llegada del pequeño de los Ball a la NBA ha superado con creces la de sus hermanos y está cerca de colocarle a la altura de algunos de los más grandes en su primer año en la competición. La facilidad con la que se ha adaptado y ha conseguido desplegar su juego al máximo nivel ha sorprendido a propios y extraños, aventajando a otros compañeros de class pese a ser uno de los más jóvenes (19 años).

En el tramo previo a la lesión en su muñeca izquierda el base venía promediando 15,9 puntos junto a 5,9 rebotes y 6,1 asistencias, añadiendo un 45% en tiros de campo y un más que respetable 37% desde el triple. Números de sobra válidos para alzarse con el premio y que, de hecho, le convertían en el 13er rookie en tener tales promedios y en el tercero más joven por detrás de LeBron James y Luka Doncic.

La lesión no le ha impedido en absoluto mantener ese excelente y completo nivel del que había hecho gala, consiguiendo en sus 5 partidos de regreso una media muy similar con 15,8 tantos, 6,0 capturas y 6,8 pases de canasta, aunque más errático de cara al aro con un 40% de acierto en general y un 19% desde la larga distancia.

Lo que diferencia a Ball del resto de competidores y en especial de Edwards es que el base ha sido constante dentro de su gran nivel, con explosiones puntuales pero sin bajar nunca de un estándar alto. Además, este ha sido clave en los resultados de un equipo que ahora mismo está luchando por entrar en Playoffs por primera vez en más de un lustro. Sin ir más lejos, el jugador de los Hornets promedia 2,9 win shares, la métrica que evalúa el impacto de alguien en los resultados colectivos, algo que le convertirían en el primer debutante desde Ben Simmons (9,2) y Jayson Tatum (7,1) en tener más de 2, algo comprensible ya que los rookies suelen deparar en conjuntos poco competitivos. No obstante, LaMelo es el 5º en win shares de Charlotte, lo que refuerza la idea de que ha sido fundamental en el éxito grupal.

En contra suya juegan los partidos disputados pues ahora mismo ha completado un 67% del total previsto para la campaña (45 de 67). Una métrica que tradicionalmente ha tenido un gran peso a la hora de decidir el Rookie del Año como sucedió en 2017 con Embiid, quien pese a ser el más destacado apenas disputó un 37% de los choques. No obstante, a favor de Ball juega el precedente sentado por Brandon Roy quien se perdió 25 encuentros o el de Patrick Ewing con 32 no disputados.

Temporada Jugador Partidos disputados % de partidos
2006-07 Brandon Roy 57 de 82 69%
1985-86 Patrick Ewing 50 de 82 60%
1962-63 Terry Dischinger 57 de 80 71%

Anthony Edwards

El flamante número 1 del Draft ha requerido un largo proceso de adaptación a la competición, al ritmo de juego de la NBA y al ecosistema de su propio equipo, pero finalmente Edwards está listo para rendir al mejor nivel posible y en la última parte del calendario ha dado un paso adelante más que destacable. La primera mitad del curso fue una demostración de lo atípica que está resultando esta campaña pues el rookie saltó a la cancha sin los galones que ofrece la Summer League a sus tempranos 19 años y sin haber disputado un solo partido desde marzo de 2020. Con el paso de los partidos Ant-Man ha ido mejorando, progresando y confirmando todo lo que se esperaba que fuese en su desembarco en la liga: un anotador.

Un ejemplo de esto se comprueba comparando el porcentaje de acierto que tuvo entre la primera y la segunda mitad del calendario. Si en sus primeros 36 partidos (mitad de temporada) no superó el 37,1% en tiros de campo, 4º peor registro desde el 2000 entre los novatos en la primera parte del curso, en la segunda parte esto ha crecido hasta el 44%, siendo el 10° que más puntos ha anotado (736) en toda la NBA en la muestra opuesta.

Edwards se ha demostrado desde el parón del All-Star como un anotador compulsivo, sus demostraciones ofensivas le han convertido en uno de los factores que han impulsado el cambio a mejor en los Wolves. De hecho, el escolta ha logrado en estas últimas semanas convertirse en el primer novato desde Donovan Mitchell en tener dos encuentros de más de 40 puntos así como el más joven en lograr 40 tantos, 5 rebotes y 5 asistencias en un duelo.

El jugador de los Timberwolves representa un perfil poco común en la actual NBA, plagada de figuras polivalentes, pues Ant-Man es un anotador clásico, capaz de encenderse rápidamente o bien insistir hasta que el acierto le acompañe. Desde el All-Star este viene promediando 23,7 puntos con una efectividad del 44% y un 34% en triples, siendo el 23º en la lista de anotadores en general. De concluir con su promedio de 19 tantos por noche que atesora actualmente, Edwards tomaría el testigo de Luka Doncic y Trae Young en conseguir semejante volumen anotador y el 11º desde el 2000.

Aunque el balance del equipo no suele pesar a la hora de decidir el Rookie del Año, sino más bien el rendimiento general, son evidentes las diferencias en la aportación colectiva entre Ball y Edwards. A nivel de win shares, el de los Wolves apenas cuenta con 0,1, uno de los peores de todo el grupo, un aspecto a tener en cuenta en una carrera tan abierta como esta.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Michael Porter Jr.
Porter Jr. y el duro recuerdo previo al Draft
Leandro Fernández
Terrence Ross, Thaddeus Young, Eric Gordon
5 veteranos que saldrían traspasados en la 2021-22
Leandro Fernández
Natasha Howard
New York sigue expectante al vencer a Washington
Agustín Aboy
Petr Cornelie
De Tokyo 2020 a la NBA: el francés Cornelie a Denver
Agustín Aboy
Capitanes CDMX
Capitanes presentó sus uniformes para la G League
Agustín Aboy
Steph Curry De'Aaron Fox
Warriors y Kings, los dos extremos de la última década
Agustín Aboy
Más noticias