);
Dr. Martin Luther King Jr.

Bill Russell y cómo su histórico éxito como el primer entrenador negro marcó el camino

bill-russell-player-coach-nbae-gettyimages
Bill Russell's coaching career began before his playing career ended as he spent three seasons as Boston's player-coach (NBAE/Getty Images)

El 17 de abril de 1966, con los Boston Celtics a solo cuatro victorias de su octavo título consecutivo de la NBA, dieron comienzo al Game 1 de las Finales contra Los Angeles Lakers. Si bien eventualmente ganarían la serie, esa primera victoria no llegó en el primer enfrentamiento. En cambio, los californianos obtuvieron una victoria por 133-129 para robar la ventaja de cancha y presionar a los Celtics, que estaban en su particular proceso para hacer historia en más de un sentido.

Después del Game 1, el entrenador, Red Auerbach, anunció formalmente que al final de la serie, Bill Russell lo reemplazaría como técnico jefe del equipo. Aunque era sabido que la temporada 1965-66 sería la última de Auerbach como head coach, la decisión de nombrar a su jugador estrella acabaría por convertirse no solo en una sorpresa sino en un hecho con un efecto duradero en las últimas seis décadas.

MÁS | The Black Fives: La historia de la era que llevó a la integración racial en la NBA

Russell, quien completaba su décima temporada en la NBA como jugador, estaba destinado a convertirse en el primer entrenador negro en la historia de la liga, haciéndolo como jugador-entrenador, lo cual no era tan raro como podría ser en la actualidad.

Esta elección se produjo en el año 1966, cuando las leyes estadounidenses de Jim Crow habían sido abolidas recientemente, pero las secuelas de la segregación impuesta por el Gobierno se habían instaurado en toda la nación como si tales reglas todavía estuvieran vigentes. Justo un mes antes del anuncio de Auerbach, el Dr. Martin Luther King Jr. habló frente a una audiencia en la Southern Methodist University donde elaboró un discurso sobre la integración, reconociendo que "hemos recorrido un largo, largo camino, pero todavía tenemos un largo, largo camino ir."

A pesar de lo revolucionario que pudo ser ese momento, Russell no fue en realidad la primera opción de Auerbach como sucesor, ni su segunda o tercera, en realidad. Fue después de que tres de los ex jugadores de Auerbach como Frank Ramsey, Bob Cousy y Tom Heihnson tuvieran diferentes reservas sobre aceptar el trabajo. Entonces fue Russell el elegido.

Ahora, esto no disminuye el logro de Russell o sirve para criticar a Auerbach, quien fue partícipe de algunos de los momentos de integración más innovadores en la historia de la liga, sino más bien un punto para ilustrar que si no hubiera sido porque tres candidatos blancos rechazaron la oferta, quizás no habríamos visto a Russell tener esa oportunidad y abrir el camino para otros.

MÁS | La historia detrás del primer quinteto titular afroamericano de la NBA

Sea como fuere, Russell resultó ser la elección correcta.

"No me ofrecieron el trabajo porque soy negro", dijo Russell a los reporteros sobre suceder a Auerbach. "Me lo ofrecieron porque Red pensó que podía hacerlo".

No solo Russell podía hacer el trabajo, también estaba excepcionalmente preparado para ello. En su primera temporada como jugador-entrenador, llevó a los Celtics a un récord de 60-21, pero la racha histórica de títulos del equipo llegaría a su fin cuando cayeron ante los Philadelphia 76ers en las Finales del Este.

Durante las siguientes dos temporadas, sin embargo, Russell acumuló un récord de 102-62 en temporada regular mientras llevaba a Boston a los títulos consecutivos de 1968 y 1969. Después de derrotar a los Lakers en siete partidos en las Finales de 1969, Russell se alejaría del baloncesto, tanto como jugador como como entrenador, pero el camino ya se había abierto.

Con el primer entrenador negro en la historia de la NBA ganando dos títulos en tres años, manteniéndose como el ancla defensiva de su equipo, la barrera racial quedó rota, facilitando a otros que pudiesen acceder a puestos que se les habían vetado de uno u otro modo.

La temporada 1969-70 vio a dos de las figuras más importantes de los banquillos, Lenny Wilkens y Al Attles, asumir el cargo de entrenadores-jugadores de sus respectivos equipos, Seattle SuperSonics y San Francisco Warriors. Más tarde, en la temporada 1971-72, Earl Lloyd se convirtió en el primer entrenador negro en ser contratado como entrenador jefe a tiempo completo por los Detroit Pistons.

MÁS | Earl Lloyd: uno de los primeros y más importantes pioneros de la NBA

Pese a que Lloyd no tuvo mucho éxito al timón de Detroit, su sucesor, Ray Scott, se convirtió en el primer entrenador negro en ganarse el honor de ser nombrado Entrenador del Año tras llevar a los Pistons a un récord de 50-32 en la temporada 1973-74 de la NBA. Un curso más tarde, Attles, que se había retirado como jugador, llevaría a los Golden State Warriors al título de la NBA de 1975, siguiendo a Russell como el segundo entrenador negro en llevar a un equipo a un título y el primero en hacerlo como entrenador a tiempo completo.

En 1979, Wilkens siguió a Attles como el tercer entrenador negro en liderar a un equipo a un título de la NBA cuando los Sonics derrotaron a los Washington Bullets en su primer y único campeonato. Wilkens, quien dirigió casi 2.500 partidos, es el segundo entrenador con más victorias en la historia de la NBA con 1.332 victorias a su nombre.

En total, cuatro de los primeros seis entrenadores negros de la NBA (Russell, Attles, Wilkens y K.C. Jones) ganarían un título en algún momento de su carrera como entrenador. De los otros dos, Scott fue Entrenador del Año y Lloyd fue un pionero por derecho propio.

Este éxito garantizado casi instantáneo confirmó que los entrenadores negros merecían las oportunidades que se les habían negado durante mucho tiempo y, posteriormente, sirvió como un recordatorio del nivel de excelencia que los entrenadores negros deben alcanzar rápidamente para ser considerados exitosos.

El hecho de que cada uno de estos entrenadores trajo un gran éxito a sus respectivas franquicias abrió la puerta para que más y más entrenadores negros abrieran caminos a su manera.

Han pasado 54 años desde que Russell asumió por primera vez las funciones de jugador-entrenador de los Celtics, y la NBA ha visto a más de 70 entrenadores en jefe negros ocupar las líneas laterales durante al menos un partido. Esta temporada, hay siete entrenadores negros liderando sus equipos, cinco de los cuales estarán en acción el día en que honramos al Dr. Martin Luther King Jr.

Entrenadores negros en la temporada 2020-21

Nombre Equipo Edad Temporada J.B. Bickerstaff Cleveland Cavaliers 41 5 Dwane Casey Detroit Pistons 63 12 Tyronn Lue LA Clippers 43 5 Lloyd Pierce Atlanta Hawks 44 3 Doc Rivers Philadelphia 76ers 59 22 Stephen Silas Houston Rockets 47 1 Monty Williams Phoenix Suns 49 7

Lloyd Pierce, quien se encuentra en su tercera temporada al frente de Atlanta, se ha fijado el objetivo de llevar a la postemporada a una plantilla joven y talentosa como la de los Hawks por primera vez en su carrera como entrenador. El equipo ha construido un grupo digno de disputar los Playoffs y ahora es solo una cuestión de que las cosas se unan a medida que avanza la temporada.

Casey es uno de los nueve entrenadores negros que han sido nombrados Entrenador del Año en la historia del premio. Después de una exitosa carrera como líder de los Toronto Raptors, Casey tiene la tarea de liderar un resurgimiento en Detroit, que dependerá en gran medida del desarrollo de una plantilla extremadamente joven.

Cuando se piensa en las reconstrucciones, hay que fijarse en el trabajo que está haciendo Monty Williams al liderar un cambio de cultura en toda la franquicia en Phoenix en apenas su segunda temporada al frente. Tiene a los Suns luciendo como un contendiente legítimo al título en este principio de la temporada, lo cual es un gran paso para un equipo que no ha logrado clasificarse para la postemporada en los últimos 10 años.

La pizarra del Día de MLK también presenta equipos liderados por Bickerstaff y Silas, que son nombres familiares en el mundo de los entrenadores de baloncesto, ya que ambos son entrenadores de segunda generación. El padre de J.B. Bickerstaff, Bernie, dirigió casi 1,000 partidos en su carrera, mientras que el padre de Stephen Silas, Paul, entrenó en más 900 encuentros con cuatro franquicias diferentes.

Bickerstaff y Silas se encuentran en situaciones similares pero diferentes, ya que las franquicias de Cavaliers y Rockets se encuentran en lugares interesantes. Con abundantes cambios en sus respectivas situaciones, ellos también tienen la tarea de cambiar las cosas para mejorar el futuro de una franquicia.

Casi coincidentemente, Lue y Rivers, que trabajaron juntos el año pasado, son los dos entrenadores cuyos equipos no estarán en acción. Ambos, líderes de equipos con aspiraciones de título muy reales, son también dos de los ocho entrenadores activos ganadores de campeonatos y dos de los seis entrenadores negros que llevaron a su equipo a un título de la NBA.

Casi el 25% de los entrenadores de la NBA son negros, lo que coloca a la competición muy por delante de otros deportes profesionales importantes de EEUU con respecto a la diversidad. Aún así, hay más trabajo por hacer desde el punto de vista de la representación en una liga en la que más del 80% de los jugadores son negros.

A finales de la década de 1960, los logros de Russell abrieron el camino y, a medida que pasó el tiempo, continúa ampliándose, dando paso a la próxima generación de entrenadores negros que trabajan diligentemente hacia sus primeras oportunidades al frente de una franquicia.

Basta con mirar a los banquillos para encontrar a ayudantes como Sam Cassell, Adrian Griffin, Darvin Ham, Charles Lee, Jamahl Mosley, Ime Udoka, Wes Unseld Jr. y David Vanterpool que a menudo surgen cuando se presentan vacantes de entrenadores.

Por citar nuevamente al Dr. King, "hemos recorrido un largo, largo trecho y todavía tenemos un largo, largo camino por realizar, pero no podemos evitar sentirnos animados por la dirección en la que nos dirigimos".

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

All-Star Draft
Draft del All-Star Game, ¿cómo funciona?
Staff NBA.com
LaMelo Ball
LaMelo potencia su inicio histórico con los Hornets
Leandro Fernández
Facundo Campazzo, Russell Westbrook
Tres cosas a seguir del Nuggets vs. Wizards
Leandro Fernández
pau gasol
El legado de Pau Gasol
Nacho Losilla
zion williamson
La evolución de Zion en su camino al estrellato
Sergio Rabinal
Nets
Una evolución ofensiva que ¿se acerca a su techo?
Juan Estevez
Más noticias