Minnesota Timberwolves

Leandro Bolmaro en la rotación de Minnesota Timberwolves: tres observaciones de sus tres partidos

Leandro Bolmaro no tardó demasiado tiempo en ganarse un lugar en la rotación de Chris Finch con los Minnesota Timberwolves. Quizá ayudado por la baja de Patrick Beverley, pero con mucho mérito por haberle ganado la pulseada a un base más experimentado como Jordan McLaughlin, el cordobés es hoy quien ofrece minutos de descanso ante cada salida de D'Angelo Russell.

Luego de ver acción en apenas en los minutos de cierre de partidos definidos durante sus primeras ocho presentaciones, el rol de Bolmaro ha cambiado radicalmente en los últimos tres juegos de los Timberwolves. En todos ellos ha pasado a entrar en los cierres del primer cuarto, siempre como relevo directo de D-Lo. Es así que hemos visto al ex Brarcelona jugar 17 minutos ante Philadelphia, 14:58 contra Indiana y 15:42 frente a Washington.

Con Beverley aún afuera como mínimo hasta mediados de diciembre y con las buenas sensaciones que va dejando el argentino, probablemente sigamos viendo esa tendencia en los próximos partidos de Minnesota. Incluyendo su visita de esta noche ante los líderes del Este, los Brooklyn Nets (18:30 CDMX, 21:30 AR).

Pero ¿exactamente qué estamos viendo de Bolmaro en estos partidos de rol incrementado?, ¿en qué áreas da una mano importante y en cuáles debe mejorar? Repasemos tres claves.

Pura energía defensiva

No hay ninguna duda de que el ingreso de Bolmaro a la rotación de Finch está vinculado a su aporte en defensa, donde empieza a destacar por su concentración, agresividad y versatilidad. El argentino realmente destaca a la hora de presionar la bola y entiende su rol a la perfección: cada segundo que pasa en cancha, lo hace dando el 100% de su esfuerzo en el costado propio, ya sea para marcar uno contra uno o estar atento a las rotaciones.

Otra ayuda importante en este sector: el rebote. A lo largo de la temporada está bajando nada menos que 8,8 rebotes cada 36 minutos, un número realmente espectacular para un base. E incluso en estos tres partidos en los que ha enfrentado a rivales de mayor calidad, sigue produciendo en grande en ese rubro: 6 rebotes cada 36 minutos.

Lo más importante de ese aporte rebotero: llega en un equipo que está último en cuanto a rebotes defensivos, bajando apenas el 72,1% de los tiros fallados por el rival. De hecho, Bolmaro tiene de momento el tercer mejor porcentaje de rebote defensivo del equipo (baja el 18% de los fallos rivales), solo por detrás de Jarred Vanderbilt (23,7%) y Karl-Anthony Towns (19,5%).

Bolmaro también está cometiendo 5,3 infracciones cada 36 minutos desde que entró a la rotación. Un número elevado, pero que no es tan preocupante en su caso: a diferencia de los titulares, el cordobés sabe que jugará entre 15 y 20 minutos, por lo que realmente no tiene que ser cuidadoso con el tema faltas. Entra para defender duro y es lógico que por momentos eso lo lleve a excederse con algún contacto.

El tiro, en el debe

El rol de Bolmaro es mucho menor en el otro costado del campo, donde normalmente sube la bola como base, pero luego cede la misma para alguno de sus compañeros más resolutivos (Towns, Edwards), pasando ocupar una posición de escolta o alero tirador. Claro que en ese sentido, el cordobés todavía debe ganar confianza y porcentajes: apenas ha anotado un triple en los 78 minutos que lleva en la 2021-2022, sobre 6 intentados.

Por otro lado, en estos 48 minutos que ha sumado en los últimos tres partidos, solo ha disparado una vez desde el perímetro (falló). Un número ciertamente bajo para un guardia. De hecho, Leo apenas promedia 3 lanzamientos y 3,8 puntos cada 36 minutos en esos tres juegos. Está claro que su función es defensiva, pero aún así deberá ir ganando mayor presencia en ataque con el correr de los partidos.

Destellos de explosión

Aún cuando Bolmaro está mirando poco el aro, cuando se anima a buscar sus puntos, está obteniendo resultados interesantes. Especialmente cuando penetra: lleva un 56% en dobles en la temporada, producto de un 5-9 en esos disparos. Obviamente la muestra es súper pequeña, pero el cordobés muestra destellos de poder transformarse en un jugador peligroso a la hora de las penetraciones, gracias a su combinación de altura, manejo y velocidad.

A medida que siga sumando minutos y se suelte a ampliar su aporte fuera de su rol primario, seguramente veremos a un Bolmaro más agresivo y decidido. Tiene el talento necesario para ello. Mientras tanto, va consolidándose dentro de una función defensiva y rebotera que le cae como anillo al dedo para lo que necesitan en este momento los Timberwolves.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Klay
¡En vivo: Golden State recibe a Indiana!
Juan Estevez
lebron steph
LeBron y Steph, los más votados en el 3er recuento
Sergio Rabinal
doncic
Doncic y una noche para reencontrarse
Sergio Rabinal
Lonzo Ball (Chicago Bulls) takes on younger brother LaMelo Ball (Charlotte Hornets)
Lo que sabemos de la lesión de Lonzo Ball
Sergio Rabinal
garuba g league
3 observaciones del momento de Garuba
Sergio Rabinal
santi aldama
El diario de Aldama: 7 puntos contra Clippers
Sergio Rabinal y Nacho Losilla
Más noticias