Brooklyn Nets

El panorama de Boston Celtics tras su eliminación en NBA Playoffs 2021

Boston Celtics logró evitar el barrido con 50 puntos de Jayson Tatum en el Game 3 ante Brooklyn Nets pero no pudo evitar algo que iba a suceder más pronto que tarde. Con la victoria por 123 a 109 en el quinto partido, la temporada de los de Brad Stevens llegó a su fin, siendo la primera vez desde 2016 en donde terminan el curso en Primera Ronda. La ausencia de Jaylen Brown por lesión, la composición de la plantilla y los movimientos a los que se vieron obligados a realizar en el mes de marzo han sido unos condicionantes demasiado pesados para el Finalista del Este del pasado año.

MÁS | Con un James Harden magistral, Brooklyn Nets eliminó a Boston Celtics y está en Semifinales de Conferencia

Los verdes entran ahora en un tramo bastante peligroso de su proyecto. Con el futuro atornillado al rendimiento que Tatum y Brown puedan tener queda despejar la incógnita al respecto del resto del plantel, pues es legítimo preguntarse si con estos acompañantes podrán ambos conducir a Boston a lo más alto. Todo ello con un panorama salarial bastante delicado en donde 103,2 millones de los 134 totales del equipo están comprometidos en 4 jugadores, de los cuales depende buena parte del futuro de la franquicia.

A continuación los detalles deportivos, salariales y previsiones de los Celtics rumbo a la off season de 2021.

La temporada 2020-2021 está aquí, el NBA League Pass es tu lugar para mirar la acción, y ahora lo puedes hacer gratis por aquí .7 días de prueba sin cargoPartidos en vivo y on demandLa oportunidad de mirar todo en tu dispositivo favorito.

Una temporada de transición

La salida de Gordon Hayward en la pasada Agencia Libre a cambio de una enorme excepción de traspaso fue el detonante de una campaña para el olvido de los Boston Celtics. La composición de una plantilla descompensada entre su quinteto titular y su segunda unidad ha acabado por demostrarse un fracaso absoluto pues ni los jóvenes prospects han dado un paso adelante en esta atípica campaña ni los principales jugadores han conseguido soportar todo el peso de la responsabilidad.

Los verdes han sido uno de los conjuntos a los que más ha afectado el protocolo de seguridad y sanitario de la NBA llegando a estar en tramos largos sin figuras como Jayson Tatum, Jaylen Brown, Tristan Thompson o Evan Fournier entre otros. A esto ha habido que sumar la tradicional lista de bajas por lesión en los Celtics, los cuales empezaron la temporada sin Kemba Walker, más tarde perdieron durante un mes a Marcus Smart, Robert Williams fue entrando y saliendo de rotación y finalmente afrontaron los Playoffs sin Brown por una lesión en su muñeca izquierda.

Por el camino la franquicia de Massachusetts se movió en el mercado de traspasos al hacerse con el mencionado escolta francés a cambio de Jeff Teague y se desprendieron de Daniel Theis y Javonte Green a cambio de recibir a Luke Kornet y Mo Wagner, más tarde cortado. Estos movimientos tuvieron una motivación económica pues la gerencia buscaba evitar un año más dentro del impuesto de lujo, lo que les habría costado un considerable pellizco económico por repetidores, algo que lograrán el curso siguiente pudiendo en la 2022-2023 entrar en el lujo nuevamente.

En lo deportivo fueron arrastrando un plantel desequilibrado durante toda la campaña, lo que hizo de los de Brad Stevens un equipo tremendamente irregular, alternando fases excelentes a nivel de resultados que les colocaron en 4ª posición del Este y otras radicalmente opuestas que acabaron por condicionar toda su postemporada. Un cierre con 9 derrotas en 13 partidos relegaron a los Celtics a la 7ª posición de la Conferencia, viéndose obligados a jugar el Play-In contra Wizards, donde se impusieron con contundencia y cuya recompensa fue medirse a Brooklyn Nets quienes les despacharon en 5 encuentros.

Año gris de Boston que ha pasado de llegar a las Finales del Este a caer a las primeras de cambio, como le ha ocurrido a Miami Heat, lo cual evidencia lo complejo que ha resultado para aquellos equipos que tuvieron una larga carrera en los Playoffs de 2020 el competir en este curso.

La 2021-2022 puede ser un punto de inflexión en el proyecto de los Celtics, no solo en lo deportivo sino también en los despachos, desde donde se podrían dar ciertos movimientos que cambien el panorama al corto-medio plazo.

Situación salarial y necesidades

  • Con contrato: Kemba Walker (36,0M), Jaylen Brown (24,8M), Jayson Tatum (28,1M), Marcus Smart (14,3M), Tristan Thompson (9,7M), Romeo Langford (3,8M), Aaron Nesmith (3,6M), Grant Williams (2,6M), Payton Pritchard (2,1M), Robert Williams (3,6M), Carsen Edwards (1,7M) y Jabari Parker (2,2M parcialmente garantizados).
  • Agentes libres: Evan Fournier, Luke Kornet, Semi Ojeleye, Tacko Fall y Tremont Waters
  • Elecciones de Draft: Primera ronda propia y Segunda ronda propia

El panorama salarial y contractual de los Boston Celtics es de todo menos motivador. Sí, cuentan con un núcleo duro muy bien asentado y asegurado de cara al futuro pero como se ha comprobado a lo largo de esta temporada esto puede no ser suficiente para competir por objetivos reales.

La apuesta en firme por Kemba Walker durante el verano de 2019 tuvo todo el sentido del mundo teniendo en cuenta que Tatum y Brown todavía estaban en crecimiento pese a su talento, por lo que apostar por el ex de Hornets fue un movimiento seguro para afianzar una posición clave. No obstante, dos campañas más tarde ambos han explotado y se han convertido en All-Stars mientras que el base ha experimentado continuos problemas físicos que han lastrado su rendimiento, haciendo de él un jugador por debajo del valor de su contrato.

A esto se suma que los verdes tienen 134 millones comprometidos para la próxima temporada lo que condicionará considerablemente su margen de maniobra en la próxima Agencia Libre, debiendo firmar a veteranos por el mínimo o apostar por jóvenes a bajo coste. Por otro lado, deberán afrontar las renovaciones tanto de Evan Fournier como de Luke Kornet, quienes han dado buenas sensaciones en su corto periodo en el equipo. Si los Celtics aspiran a seguir compitiendo por los Playoffs deberán tomar una decisión al respecto de su proyecto, lo cual podría significar mover a Kemba Walker, Marcus Smart o a alguno de los proyectos todavía en contrato rookie con el objetivo de rodear a sus dos estrellas de los mejores acompañantes posibles.

A nivel de necesidades deberán reforzar su banquillo, así como añadir a un ala-pívot sólido que permita a los Jays ocupar las alas, función que Grant Williams no ha logrado desempeñar de manera óptima. Así como un base suplente que ayude a Walker y Smart a tener más descanso y sea suficientemente fiable para comandar la segunda unidad, un rol que debió ocupar Jeff Teague pero no cumplió las expectativas.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

bagley, knox, bamba
3 jóvenes en el punto de mira en 2022
Sergio Rabinal
joe johnson
¿Joe Johnson de vuelta? 3 destinos
Sergio Rabinal
spurs-game-7-hornets-2008
Balance de triunfos y derrotas de los 30 equipos
Juan Estevez
Wilt Chamberlain
Philadephia 76ers y un caso sin precedentes
Juan Estevez
Bases
Los bases que pelean por entrar al Top 75
Juan Estevez
Zion
¿El año de Zion Williamson?
Juan Estevez
Más noticias