);
NBA

El premio al Jugador con Mayor Progresión, el futuro de la NBA y su globalización

Desde que la NBA comenzó a dar este premio, la lista de jugadores Alll-Star en coleccionarlo es interesante. Kevin Johnson, Tracy McGrady, Jermaine O'Neal, Gilbert Arenas, Zach Randolph o Danny Granger, con representantes más recientes en Kevin Love, Paul George, Goran Dragic, Jimmy Butler, CJ McCollum, Giannis Antetokounmpo, Victor Oladipo y Pascal Siakam.

Más | Ingram y su genial temporada camino a la Agencia Libre

Los últimos ocho ganadores del premio, todos ellos en activo, coinciden en que son All-Star (a excepción de McCollum, quien lo mereció varias veces). Puede que no lo fuesen el año que ganaron, como es el caso de Siakam, pero sí figuran con al menos una elección para el Partido de las Estrellas. Es la racha más larga de MIPs (Most Improved Player) elegidos entre los 24 mejores de la temporada. Casi nada.

El Premio a Jugador con Mayor Progresión destapa la realidad de la NBA actual. La forma en la que los jóvenes llegan a la liga es muy diferente a las de hace 20 o 30 años. Si vienen desde NCAA es habitual encontrar jóvenes de techo muy alto y suelo más bajo incluso. Esto provoca sorpresas e irrupciones inesperadas que, al menos en los últimos años, sirven de catapulta al grupo de estrellas de la competición.

Los grandes candidatos

El galardón de 2020 es el más abierto que se recuerda. Brandon Ingram es coronado ganador por delante de dos jugadores que guardan algo en común con la estrella de New Orleans Pelicans: los tres han debutado como All-Stars el pasado mes de febrero. Finalmente es Ingram el elegido y merece todos los honores, aunque también lo hacen otros de la lista.

Salir de los Lakers de los últimos años era un regalo para los jóvenes. La franquicia ha sido un desastre durante el último lustro y era imposible formar talentos si en el tejado de la organización había goteras. Incluso en este movimiento, el que traía a Anthony Davis a California, es preferible desde el punto de vista de Ingram llegar a New Orleans. Mercado más pequeño, equipo de menos expectativas y más posibilidades de crecer. Hay una diferencia abismal de seguimiento y poder mediático. Todo tiene sus pros y sus contras.

Ingram pasa de 18,3 puntos, 5,1 rebotes y 3,2 asistencias en su año con LeBron a 23,8 puntos, 6,1 rebotes y 4,2 asistencias. La mejora va más allá de los números, con un Brandon más fuerte y líder. Siempre se le ha achacado falta de músculo, pero esta 2019-2020 le muestra con más tamaño. Ha hecho gala de esa mejora para atacar mejor en el poste y buscar de forma más incisiva el aro. Ingram es mucho más jugador ahora que cuando dejó Los Angeles.

La cuestión con la temporada de Ingram es que ha ido de más a menos. Parece que a la hora de repartir premios hay que sacar los defectos de uno para favorecer a otro, pero no se trata de eso. Ingram estuvo peor en la segunda mitad de temporada, en especial desde el debut de Zion Williamson. Menos cómodo en el ataque y perdiendo protagonismo, ambos jugadores necesitarán tiempo para crear su conexión. Son el futuro de los Pelicans.

Como alternativas aparecen Adebayo y Doncic. El pívot es el que a priori encaja mejor con la definición de "Jugador con Mayor Progresión". Son los números, por supuesto, pero sobre todo las sensaciones. Un cinco de escaso tamaño (2.06), tremendo poder defensivo y recursos sorprendentes en ataque. Jamás se ha visto a un pívot evolucionar en juego y tiempo como lo ha hecho Bam Bam entre 2017 y 2020. Luego está el caso de la gran estrella, el niño prodigio. Poco queda por decir de Luka y quizás el mejor resumen es que lo habitual con el esloveno es que sea el mejor sobre la pista cada noche. ¿Encaja en el perfil del premio? Menos que otros.

  • Progresión Adebayo: de 8,9 puntos, 7,3 rebotes y 2,2 asistencias a 15,9 puntos, 10, 2 rebotes y 5,1 asistencias
  • Progresión Doncic: de 21,2 puntos, 7,8 rebotes y 6 asistencias a 28,8 puntos, 9,4 rebotes y 8,8 asistencias

Otros dos debutantes en el All-Star

¿Hay más candidatos? Por supuesto. Fuera del trío de favoritos pierden argumentos el resto, pero es que el MIP de 2020 dibuja un panorama revelador. Además de la tendencia de estos últimos años, de confirmar que es habitual ver al Jugador con Mayor Progresión convertirse en All-Star, es un premio que aglutina a jugadores fundamentales para entender la liga de cara a los próximos años.

Jayson Tatum no se llevará el premio, pero quién sabe si conseguirá el billete para las Finales. El nivel del alero de Boston es escandaloso en una temporada en la que ha subido dos o tres escalones. Este chico es ya una estrella de la NBA en ataque y defensa, jugador absolutamente diferencial en ambos lados. Los números mejoran mes a mes y en Disney está intratable. ¿Futuro candidato a MVP?

Comenzó la temporada a ritmo de llevarse otro MIP a su colección. Pascal Siakam es el anterior ganador y una de las historias más emocionantes. Había pocas expectativas sobre su carrera en la liga y en cuatro temporadas ha pasado de reserva sin apenas minutos a estrella de Toronto, con el paso intermedio de complemento de lujo para Kawhi Leonard y figura clave en el título de 2019. Todo ello con su debut en el All-Star y renovación de 130 millones de dólares con los Raptors.

Al contrario que Tatum la temporada de Siakam va de más a menos. Ha sufrido con el tiro exterior más de lo esperado y Fred VanVleet ha tomado el liderazgo ofensivo del equipo. Cuanto más se aleja de la canasta menos aporta. Todavía tiene que demostrar si su techo es el de All-Star escudero o si puede ser más. En Canadá creen en él y la mayoría de los balones serán suyos en los próximos años.

La irrupción más inesperada

¿Quién es Devonte' Graham? Si hubiésemos hecho esta pregunta antes de la temporada a un buen grupo de aficionados habituales es muy posible que muchos de ellos no hubiesen sabido responder. Y los que sí hubiesen hablado de un novato del fondo del banquillo de Charlotte Hornets.

Si repetimos esa pregunta ahora lo sorprendente sería que un fan seguidor de la temporada no le conociese. Su nombre figura entre las sorpesas de la temporada, en su caso con un rótulo de color fosforito destacando que viene de la nada. Apenas jugó 46 partidos en su año rookie con una media de 14,7 minutos. Lo fácil era pensar que estaba lejos de los planes de la franquicia.

Devonte tuvo un par de meses de altísimo nivel. Estaba entre los mejores en triples sobre bote y asistencias, dos aspectos del juego vitales para un amasador y en los que él estaba siendo élite. Sin embargo, los últimos meses de la temporada trajeron peores porcentajes de Graham. En general los Hornets se desinflaron tras un inicio de temporada ciertamente sorprendente para ser el año I post Kemba.

Cuando Doncic descubrió su nominación al MIP, él mismo dijo que el que merecía estar en la lista y llevarse el premio era Devonte' Graham. Si hablamos de encajar en el molde, desde luego su historia es la que mejor lo clava. En su contra juegan la segunda mitad de la temporada y el ser jugador de segundo año. Normalmente el perfil es de tercer año, justo el caso de Adebayo.

Más | "En ningún momento existió el potencial para lo que está haciendo ahora"

Y si a esta maravillosa lista le añadimos al resto de nominados en función de los votos queda todavía más impresionante. Shai Gilgeous-Alexander, que recibe clases personales de Chris Paul y apunta a All-Star más pronto que tarde. Christian Wood, caso parecido al de Graham, pero siendo interior y terminando contrato tras la temporada. Trae Young, uno de los jóvenes de primerísima línea. Duncan Robinson, ¿el Kyle Korver de esta generación?. O Jaylen Brown, el escudero de Tatum en Boston y cuya evolución en la 2019-2020 merece reconocimiento.

El futuro de la liga está en buenas manos y refleja también la globalización de la NBA. Antetokounmpo, nombrado Defensor del Año y favorito para repetir MVP, comenzó su camino con el MIP en 2017. El propio Siakam, camerunés, lo ganó en 2019, y Doncic queda tercero después de ser Rookie del Año, maravillar como candidato a MVP (¿top 5?) y situarse como posible ganador para próximas ediciones. Sin recibir el brillo que por lógica tienen otros galardones, el de Jugador con Mayor Progresión es siempre uno muy interesante a seguir.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Westbrook Holiday Paul
El mercado NBA 2020-2021, al día
NBA.com Staff
Anthony Davis, Montrezl Harrell y DeMar DeRozan
El seguimiento de todos los agentes libres 2020
NBA.com Staff
Brown
Una delegación de la NBPA se reunió con el Papa
Juan Estevez
#Oubre
Oubre y Warriors: "Es un gran encaje para mí"
Sergio Rabinal
hernangomez
Hernangómez y sus opciones de sumar en Pelicans
Sergio Rabinal
gasol
Gasol y su encaje en Lakers
Sergio Rabinal
Más noticias