);
Charlotte Hornets

¿Cuánto podría haber cambiado el destino de Charlotte Bobcats en el Draft de Expansión del 2004?

Lo que empieza mal, suele terminar mal. Una máxima que tranquilamente se podría aplicar a los fallidos Charlotte Bobcats, quienes en sus 10 años en la NBA entre 2005 y 2014 (allí volvieron a ser los Hornets), no registraron ni una sola victoria de Playoffs, luego de avanzar a esa instancia en apenas dos ocasiones.

Lo cierto es parte de ese fracaso se puede rastrear hacia el origen mismo de la franquicia y específicamente, a las decisiones tomadas con el armado de su primer plantel.

Como cada vez que ingresa una franquicia nueva a la competencia, la NBA lleva adelante un Draft de Expansión, en el cual el flamante equipo puede conformar su roster con jugadores declarados prescindibles por los otros conjuntos del torneo (cada franquicia podía proteger a ocho miembros de su plantel). En el caso del 2004, las reglas para los Bobcats fueron las siguientes:

  • Debían elegir un mínimo de 14 jugadores declarados prescindibles por otros equipos.
  • No podían tomar a más de un jugador de un mismo equipo.
  • Debían armar su plantel con un tope del 66% del límite salarial de ese momento, lo cual representaba 29 millones de dólares.

¿Qué sumó Charlotte en ese Draft de Expansión? Primoz Brezec, Predrag Drobnjak, Zaza Pachulia, Lonny Baxter, Marcus Fizer, Brandon Hunter, Jason Kapono, Theron Smith, Gerald Wallace, Jamal Sampson, Jahidi White, Loren Woods, JR Bremer, Maurice Carter, Richie Frahm, Tamar Slay, Jeff Trepagnier, Desmond Ferguson y Sasha Pavlovic.

La lista de jugadores disponibles nunca fue oficializada por la NBA, pero basándonos en la que distintos sitios de la época hicieron pública, decidimos llevar adelante nuestro propio Draft de Expansión, para comprobar cuánto hubiéramos repetido y cuánto cambiado de lo hecho por los Bobcats. Para ello, tomaremos a 14 jugadores, sumando a un Emeka Okafor que llegaría vía el Draft normal, siempre respetando el límite de 29 millones de dólares. Veamos qué sale.

Quinteto Titular

Lo primero que necesitamos a la hora de armar el equipo es una primera opción ofensiva. Y si bien podríamos haber apostado por un ala pivote como Antoine Walker, quien en la 2004-2005 promedió 19,1 puntos, su contrato le juega claramente en contra: 14,62 millones, lo cual se hubiera llevado más de la mitad de nuestro espacio salarial. En su lugar, vamos a elegir a Jerry Stackhouse, quien a sus 30 años todavía podía ser un jugador ofensivo productivo (14,9 tantos en la 2004-2005) y a la vez, con un contrato muchísimo más benévolo (7,43 millones). Un punto más en su favor: se formó en la Universidad de North Carolina, a solo dos horas de distancia de Charlotte, por lo que inmediatamente se hubiera tranformado en un favorito del público. Cuesta entender como los Bobcats lo dejaron pasar (¿habrá influido su pasado como compañero de Michael Jordan en Washington?).

Con nuestro segundo pick nos vamos a quedar con la mayor ganga que encontramos disponible: un futuro All-Star como Gerald Wallace, destinado a ganar apenas 1,65 millones de dólares. En este caso, no tenemos qué especular sobre cómo le hubiera ido en Charlotte, porque Wallace representó uno de los mayores (y pocos) aciertos de la franquicia, quien lo tomó en el Draft de Expansión, a pesar de que venía de promediar 2 puntos en los Sacramento Kings. Con Crash nos llevamos a uno de los aleros más versátiles de la década y a un defensor excepcional, que llegó a promediar 2,5 robos y 2,1 tapas en su segunda campaña con los Bobcats. En este caso, no hay que arreglar lo que no está roto.

Con Stackhouse y Wallace en el perímetro, más Okafor en la pintura, necesitamos encontrar a nuetro base titular. Y lo que precisamos especialmente es tiro externo. Y para eso, qué mejor que un especialista como Eddie House (0,82 millones), quien en la 2004-2005 lanzó nada menos que un 45% en triples. Un dato curioso: House no fue tomado en el Draft de Expansión por Charlotte, pero llegó a los Bobcats algunas semanas después, traspasado desde los Clippers. Allí disputó 13 partidos, promediando 11,1 puntos y un 41% en triples, antes de ser cortado y seguir su carrera en Milwaukee. Es verdad que aquella vez la relación no terminó de funcionar, pero confiamos que con mejor compañía a su alrededor, el californiano tendrá un mejor paso por North Carolina.

House, Stackhouse, Wallace, Okafor. La teoría indicaría que necesitamos un cuatro, pero pudiendo ver el futuro, sabemos que Wallace podría ocupar esa posición tranquilamente y adelantarnos a Warriors, Rockets y compañía en la formación de un equipo de small-ball. Por eso, vamos a tomar como alero a otro tirador puro como James Jones (0,62 millones), quien en la 2004-2005 llegó a titularizar en 24 partidos con los Pacers, promediando 4,9 puntos y un 40% en triples en 17,7 minutos. No solo nos quedamos con uno de los mejores tripleros disponibles, sino que quién les dice, eventualmente podamos usarlo para convencer a LeBron James de unirse al equipo.

La Banca

Es tiempo de delinear nuestra banca. En la base, sumaremos veteranía con un Tony Delk (2,7 millones) de sólida 2004-2005 en Atlanta (11,9 puntos y 36% en triples), además de un Dan Dickau (0,89 millones) que tendría la mejor campaña de su carrera en New Orleans, promediando 13,2 puntos y 5,2 asistencias. Si lo de House no funciona en el quinteto titular y necesitamos un armador de juego natural, tanto Delk como Dickau podrán cumplir con esa función.

Entre los escoltas sumaremos a dos especialistas defensivos, que complementados con Wallace y Okafor nos pueden ayudar a tener una escuadra extremadamente potente en ese costado: hablamos de otro veterano de buen liderazgo como Adrian Griffin (0,87 millones) y un joven Dahntay Jones (1,14 millones) que empezaba a despuntar en Memphis gracias a su marcación individual.

¿Aleros? Mantenemos dos selecciones reales de los Bobcats: un Sasha Pavlovic (1,19 millones) de apenas 21 años, que promedió 4,8 puntos y un 39% en triples en la 2004-2005 (fue traspasado de Bobcats a Cleveland luego del Draft), además de Jason Kapono (0,62 millones), con sus 8,5 puntos y 41% en triples a cuestas. Con Kapono y Jones en el equipo, sumamos tres de los próximos siete títulos en el Concurso de Triples del All-Star. Nada mal.

Resta entonces completar el juego interior. Allí desembolsaremos 5,46 millones para sumar a un veterano ganador como Malik Rose, por entonces dos veces campeón con los San Antonio Spurs, además de un Zaza Pachulia (0,62 millones) que pronto se transformaría en una pieza clave de la rotación de los Atlanta Hawks. Entre Zaza (elegido en el Draft de Expansión real, pero luego jamás fichado por Charlotte) y Dahntay Jones, estamos listos para jugar al límite del reglamento para sacar adelante a nuestra franquicia.

Para los últimos dos fichajes apenas nos quedan 1,2 millones disponibles, por lo que completaremos el roster con dos jugadores de contrato mínimo (0,6 millones): un Ronald Dupree que venía de promediar 6,2 puntos y 3,6 rebotes en Chicago y un ala pivote como Brandon Hunter que había sumado 3,5 puntos y 3,3 rebotes con Boston.

El Equipo

Así queda entonces nuestra rotación, sumando exactamente 29 millones de dólares de salarios:

Titular Suplente Suplente
Eddie House Tony Delk Dan Dickau
Jerry Stackhouse Jason Kapono Adrian Griffin
James Jones Sasha Pavlovic Dahntay Jones
Gerald Wallace Malik Rose Ronald Dupree
Emeka Okafor Zaza Pachulia Brandon Hunter

Claro que no se hubiera tratado de un equipo capaz de pelear en el Este, pero muy probablemente hubieran ganado más de los 18 partidos con los que se quedaron en la 2004-2005 y empezado de otra manera su historia en Charlotte. El conjunto además hubiera sido mucho más eléctrico y divertido para ver que el que realmente terminaron poniendo en cancha, lo cual sumado a la presencia de un favorito de la casa como Stackhouse, hubiera hecho que el público local se identificara mucho más con sus Bobcats.

Y es que allí reside uno de los grandes problemas que enfrentó la franquicia desde su nacimiento: la falta de feeling con la ciudad, generando que no hayan podido atraer en su historia a prácticamente ningún Agente Libre de nivel. Si el primer paso en esa 2004-2005 no hubiera sido tan negativo, quizá hoy la historia sería muy diferente.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Camisetas 2020-2021
Las nuevas camisetas para la 2020-21
NBA.com Staff
Westbrook Holiday Paul
El mercado NBA 2020-2021, al día
NBA.com Staff
Anthony Davis, Montrezl Harrell y DeMar DeRozan
El seguimiento de todos los agentes libres 2020
NBA.com Staff
Brandon Ingram
Ingram se queda en New Orleans
Agustín Aboy
Bam Adebayo
Adebayo renueva con Miami hasta 2026
Agustín Aboy
zion-williamson-102720-ftr-getty.jpg
¿Cuál es la mejor formación para explotar a Zion?
Juan Estevez
Más noticias