The Last Dance

¿Por qué Christian Laettner formó parte del Dream Team de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992?

Cuando uno repasa el equipo del Dream Team que dominó los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, se encuentra con un grupo repleto de futuros miembros del Salón de la Fama, leyendas de la NBA y jugadores que cambiaron la historia de este deporte para siempre.

Con una sola excepción. Christian Laettner.

El nombre de Laettner llama la atención. Si bien tuvo algunos buenos períodos en la liga (promedió 17,2 puntos y 8,2 rebotes en sus primeras cinco temporadas), incluyendo una participación como All-Star en 1997, lo cierto es que el ala-pívot nunca terminó de consolidarse como la figura que muchos pensaban terminaría siendo, cuando fue elegido con el 3° pick del Draft de ese año por Minnesota.

La comparación con sus otros 11 compañeros de la selección es muy poco piadosa.

Más | El mejor partido que Jordan haya jugado: un entrenamiento del Dream Team en Montecarlo

De todas maneras, hay una explicación lógica para la presencia de Laettner. Los Juegos del '92 fueron los primeros en los que Estados Unidos envió a sus figuras NBA. Previamente, siempre habían utilizado a jugadores amateurs, mayormente de la NCAA. Y como para no perder del todo ese nexo con el baloncesto universitario, decidieron dejar un cupo habilitado para alguna estrella de esa competencia.

Si no era Laettner, hubiera sido otro NCAA. Por regla, Daly debía incluir a un colegial en el roster.

¿Por qué fue Laettner? El tiempo nos demuestra que había otros candidatos más capacitados. Sin ir más lejos, futuras estrellas como Shaquille O´Neal, Alonzo Mourning, Latrell Sprewell, Chris Webber, Grant Hill o Anfernee Hardaway brillaban en sus universidades y empezaban a asomar como proyectos de inmenso potencial.

Más | ¿Merecía realmente Isiah Thomas formar parte del Dream Team de los Juegos Olímpicos de 1992?

Pero sin esa ventaja del paso del tiempo, y situándonos en 1992, la realidad es que la elección de Laettner tuvo lógica: venía de ser elegido como el Jugador del Año en la NCAA después de una carrera gloriosa en Duke.

El neoyorquino de 2,11 metros jugó cuatro años con los Blue Devils, redondeando uno de los curriculums más espectaculares que se hayan visto a nivel universitario. En las cuatro temporadas llegó al Final Four, lideró a Duke a dos títulos (1991 como MVP del Torneo NCAA y 1992 como MVP del año) y dejó conversiones inolvidables, como sus recordados lanzamientos para vencer a Connecticut y Kentucky, en el que para muchos es el mejor partido de la historia del March Madness.

Laettner disputó 148 partidos con Duke, promediando 16,6 puntos y 7,8 rebotes, con un 57% de campo, un 49% en triples y un 81% en libres. Sus números en la 1991-1992, campaña previa a los Juegos de Barcelona, fueron espectaculares: 21,5 puntos, 7,9 rebotes, 2 asistencias, 58% de campo, 56% en triples (en 97 intentos) y 82% en libres. Y todo, comandando a un bicampeón.

Laettner, que promediaría 4,8 puntos y 2,5 rebotes con el Dream Team, no tuvo ni por asomo la carrera de los otros integrantes de aquel equipo. Pero cuando ponemos su convocatoria bajo la óptica de mediados de 1992, la misma ya no resulta tan ridícula.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Luka Doncic
Toda la jornada NBA del viernes
Agustín Aboy
nba ball playoffs
Todo lo que tienes que saber sobre el Play-In
Sergio Rabinal
Space Jam 2
Las estrellas del "Good Squad" en Space Jam 2
NBA.com Staff
kevin garnett
Garnett, un jugador único que sentó precedente
Sergio Rabinal
Facundo Campazzo
Campazzo y un registro similar a Ginóbili
Leandro Fernández
Tomjanovich
Tomjanovich y dos temporadas Salón de la Fama
Juan Estevez
Más noticias