);
Sacramento Kings

Cinco historias de Sacramento Kings en la temporada 2019-2020

Con la temporada 2019-2020 suspendida de forma indefinida por la pandemia del coronavirus COVID-19 , desde NBA Global miramos hacia atrás para recordar qué estábamos viendo en una campaña repleta de condimentos. Por lo tanto, seguimos con esta serie de artículos en la que recordamos cinco historias, momentos u observaciones de cada uno de los 30 equipos que componen la mejor liga del mundo. En esta entrega, nos adentramos en el rendimiento y el camino de Sacramento Kings.

5 historias de Toronto | LA Lakers | Denver | Philadelphia | Phoenix | Dallas | San Antonio | New Orleans | Utah | Oklahoma City | Golden State | New York | Brooklyn | Atlanta | Detroit | LA Clippers | Miami | Pacers | Bulls | Timberwolves | Bucks | Rockets | Hornets | Washington | Portland

Lesiones

La temporada de Sacramento está marcada por las lesiones. La planificación deportiva debe cubrir posibles problemas, siempre los hay. Este caso sin embargo ha sido notorio. De'Aaron Fox y Marvin Bagley son los dos pilares, a corto y medio plazo. El base es indiscutible como estrella del equipo, mientras el número 2 del Draft 2018 se proyecta como su complemento ofensivo ideal. La punta de lanza.

Fox se ha perdido 21 partidos por lesión. Este dato se endurece al recordar que la temporada regular no han sido 82 encuentros, si no 64 para los Kings. Peor aún es el caso para Bagley: las lesiones en el pie izquierdo le torturan todo el curso y le han dejado fuera en 51 encuentros. Prácticamente no ha jugado como sophomore, pero es que en su año rookie se quedó en 62. Acumula 71 ausencias, más del 48,6%.

Partir de una base así es una tarea complicada. Si a eso añadimos ausencias de 11 partidos para Bogdan Bogdanovic o de 25 para Richaun Holmes, queda descompuesta la columba vertebral. Solo Harrison Barnes y Nemanja Bjelica de la rotación principal alcanzan el 100% de los partidos.

Traspasos y problemas de planificación

El verano de los Kings fue muy elogiado, aquí los primeros. Necesitaban fichajes veteranos para complementar a sus jóvenes. Dewayne Dedmon pintaba como el cinco defensivo y con tiro exterior que necesitaban al lado de Bagley, aunque su poder atlético no sea el de hace unas temporadas con los Spurs.

Trevor Ariza era el otro gran fichaje. Un alero veterano 3&D. Parecía que en Sacramento estaban haciendo bien las cosas, y sobre el papel así era. Pero los problemas comenzaron.

Dedmon no se sentía cómodo tras firmar un importante contrato de tres años. Ariza, con contrato no garantizado para el próximo curso, quedaba fuera de la rotación ante un bajo rendimiento. Luke Walton no daba con la tecla de la rotación y el equipo parecía perdido. Era en esos momentos cuando echabas la vista atrás y pensabas que quizás el despido de Dave Joerger no fue la mejor idea.

Vlade Divac tomó cartas en el asunto. En febrero limpió la plantilla. Ariza y Dedmon salieron, para darse las llegadas de Alex Len, Kent Bazemore y Jabari Parker. Justo el nombre que más papeletas tenía para salir -Bogdanovic- se quedó. Y ahí la situación comenzó a mejorar.

La planificación deportiva de los Kings fue buena, aunque en algunos contratos pudieron excederse (Joseph). Sin embargo, Divac supo reaccionar, mover a los jugadores que no funcionaban o querían salir y recomponer el equipo. Desde los movimientos y la recuperación de Fox los Kings funcionaron mejor.

Rotación

A Walton le ha costado. Llegó a los Lakers con un gran cartel desde Golden State, pero parece que le quedó grande. Sería el hype de entrenar en Hollywood. El caso es que los sistemas ofensivos planteados con los oro y púrpura decepcionaron. La llegada de LeBron James y un nuevo proyecto que requería ganar de inmediato demandaban otro perfil de mayor nivel. Así firmaba con los Kngs en verano.

Le ha costado, incluso la sensación es que todavía necesita algo de tiempo. La temporada ha sido complicada. Esa identidad tan clara que tenían el año pasado los Kings apenas se ha visto salvo al final del curso. Por supuesto las lesiones y los cambios internos condicionan, pero muchas miradas han apuntado a Walton por no saber gestionar al equipo.

Lo cierto es que en las últimas semanas consiguió mejores resultados. La decisión de mandar a Buddy Hield al banquillo por Bogdanovic fue un acierto, en beneficio de ambos y del equipo. La segunda unidad actual con Len, Bazemore y Joseph funciona, además de un Holmes recompensado y que se sitúa como una de las sorpresas más agradables de la temporada.

Hemos visto en el mes de marzo otra vez a esos Kings tan vistosos, capaces de jugar un baloncesto tan entretenido como efectivo. Quizás algo por debajo de lo conseguido la pasada temporada pese a disponer de una plantilla de menror calidad.

Fox es muy bueno

¿Cómo hubiese sido la temporada en Sacramento de poder jugar más Fox? Más victorias, seguro. Este chico es sinónimo de saber jugar, de liderar y transmitir. Cuando Fox está en el parqué el equipo funciona. Cuando está lesionado el equipo se hunde. Es el alma del equipo.

Tras perderse esos 21 encuentros, llegó el mejor tramo del base hasta la fecha en la NBA, por sensaciones y números. Fox promedia 21 puntos, 6,7 asistencias, 4 rebotes y 1,6 robos en 31,6 minutos en el cierre de 36 partidos, con un par de ellos saliendo desde el banco para coger ritmo. ¿Lo mejor? Aunque ha sido irregular, se aprecia mejora y soltura desde el triple (30%, 3,4 intentos), ¿Lo peor? El equipo no transmitía el juego del año pasado y tuvo que centrarse más en anotar.

Sí, sabe meter puntos. Rompe defensas y se cuela como pocos, pero Sacramento necesita darle armas anotadoras. Jugadores que sepan cortar de lado débil y ocupar esquinas, pero sobre todo necesita de la recuperación de Bagley. El escenario ideal en Sacramento es un quinteto con Marvin de cinco y jugar muchísimo pick&roll. Y por supuesto, volar sobre el parqué.

La senda de los Kings

A principio de temporada parecía que el equipo estaba cerrado para un par de cursos. Ya sabemos cómo va esto. Incluso se daba por hecho que Bogdanovic saldría, ya fuese traspasado o en verano, porque no había espacio para retenerle.

Las salidas de Dedmon y Ariza por contratos que terminan (Bazemore, Len y Pakrer) permite respirar al equipo. La economía dice que se podrá retener al serbio, que debería ser titular establecido el próximo curso al lado de Fox, potenciarle para que sume su primer All-Star, y que Hield compita por el Sexto Hombre del Año (19,4 puntos, 47,6% en triples con 9,3 intentos en 20 partidos desde el banco, 26,6 minutos).

Si bien en las alas se puede buscar una mejora respecto a Barnes y a Bjelica, es poco realista tras la temporada. Len ha ofrecido buenos resultados como cinco reboteador desde el banco. SI Sacramento quiere renovar a esa segunda unidad que tan bien ha funcionado deben ser inteligentes: Bazemore y el ucraniano terminan contrato, ofrecer tres o cuatro años puede devolverles a la situación de este curso.

"La amistad nunca ha cambiado", cuenta Bogdanovic sobre su relación con Hield. "Pase lo que pase, nos gusta jugar juntos y cada vez que el entrenador nos pone en pista, simplemente jugamos. Somos bastante buenos como equipo cuando los dos estamos juntos. A veces la defensa tiene problemas, pero creo que podemos anotar".

Trabajar la química en verano, ajustar bien los detalles de la rotación y saber cómo firmar las extensiones. No necesitan más jóvenes, el talento ya está. Precisan de salud para Bagley, que esa sana competición entre Bogdanovic y Hield continúe potenciando su juego y que figuras como Holmes mantengan el nivel de producción.

Los números dicen que han sido el sexto equipo más lento de la NBA, algo que no puede repetirse bajo ningún concepto si pretenden explotar. Sí, han tenido muchos problemas y estos marcan parte de ese pace tan bajo. Los Kings cambiaron mucho en verano tras definir su identidad y, creyendo que la conservaban, se perdieron al ver que ya no estaba.

Será mala suerte o será la suerte de los Kings. El caso es que pasa otra temporada sin Playoffs, otra más desde 2006. Todos los equipos de la liga han jugado en abril al menos una vez en este periodo, salvo Sacramento.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Eboua
¿Una nueva joya para Miami Heat?
Juan Estevez
klay-thompson-063019-ftr-getty.jpg
¿Qué pueden hacer los Warriors con la DPE?
Juan Estevez
marc gasol
Gasol: "Lo correcto era ir con los Lakers"
Sergio Rabinal
Joel Embiid
Embiid: "Le debo un campeonato a Philadelphia"
Agustín Aboy
LeBron James Lakers
La Agencia Libre de Lakers vs. otros campeones
Agustín Aboy
Jimmy Butler Goran Dragic Bam Adebayo
Miami, listo para combatir de nuevo
Agustín Aboy
Más noticias