NBA

Cinco jugadores que merecerían estar en el Salón de la fama del baloncesto

El Salón de la fama del baloncesto o Naismith Memorial Basketball Hall of Fame es la máxima institución encargada de honrar el pasado y la historia de este deporte. Un lugar donde reposan algunos de los objetos más importantes de todos los tiempos de las competiciones norteamericanas y que con el paso de los años se ha convertido en un lugar de reunión y un evento ineludible para todos los aficionados y seguidores.

Los mejores jugadores de la historia conforman una lista de nombres en donde se reconoce la grandeza de sus carreras y éxitos, sin embargo, todavía hay figuras que no han sido incluidos en el Hall of Fame pese a que su trayectoria y estadísticas así lo justifiquen.

MÁS | Los mejores momentos del Hall of Fame 2021

En la edición de 2021 se ha hecho justicia con dos jugadores que hacía tiempo que debían haber estado en el Salón de la fama como Chris Webber y Bob Dandridge. Por ello, desde NBA.com Global destacamos a otras 5 leyendas que por lo realizado en el pasado merecerían la consideración de ser incluidos.

El método utilizado para elegir a unos sobre otros ha sido tanto la estadística Win Shares, la métrica que mide el impacto de un jugador en el éxito colectivo, y las probabilidades de Hall of Fame según la fórmula de Basketball Reference.

Antes de ello, es preciso matizar que todavía hay algunos jugadores retirados que no cumplen los requisitos mínimos para poder pasar la votación. Según las normas del Hall of Fame, este veterano debe haber pasado 4 temporadas completas desde su retiro antes de poder ser elegible, pudiendo entrar en las votaciones en su quinto año fuera de canchas. En ese sentido, algunos de los nombres que estarán en un futuro próximo podrían ser Pau Gasol (144,1 Win Shares; 93,3% probabilidades), Dirk Nowitzki (206,4, 100%), Vince Carter (125,3; 94,4%), Dwyane Wade (120,7; 100%), Tony Parker (111,3; 93,8%), Manu Ginóbili (106,4, 20%) o Amar'e Stoudemire (92,5; 72,9%)

Shawn Marion

  • Win Shares: 124
  • Probabilidades: 75,5%

El pegamento de todos los equipos en los que estuvo. Shawn Marion fue a lo largo de los más de 1000 partidos que disputó la pieza que daba sentido al sistema, tanto en ataque como en defensa. Un jugador por cuyas características técnicas no debería haber pasado de un buen complemento acabó por convertirse gracias a su contexto en un imprescindible, especialmente en su etapa en Phoenix Suns. Un alero moderno que brilló por su poderío y despliegue físico, así como por abrir muy bien la cancha.

De entre aquellos que no han sido todavía incluidos en el Hall of Fame, Matrix es el que más Win Shares logró en su carrera, además de tener un PER de 18,8, la métrica que mide el impacto de un jugador a nivel de eficiencia.

Chauncey Billups

  • Win Shares: 120
  • Probabilidades: 84,4%

Una de las grandes ausencias año tras año en las votaciones del Hall of Fame. Billups fue uno de los bases más seguros, correctos y determinantes de inicios del siglo XX, así como uno de los que mejor supieron adaptar su carrera a las necesidades de su contexto. Con el paso de los años su eficiencia ofensiva fue reduciéndose, pero no su importancia en sus respectivos equipos. Sirva de ejemplo que hasta los 35 años seguía promediando 15 puntos y 4 asistencias de media antes de iniciar un declive físico esperable.

Dos veces All-Defensive, tres veces All-NBA y MVP de las Finales de 2004, el actual entrenador de los Blazers debería entrar en el Salón de la Fama más tarde que pronto.

Tim Hardaway

  • Win Shares: 85
  • Probabilidades: 79,1%

Uno de los bases más eléctricos y anotadores de la década de los 90 cuando serlo era todo un reto dadas las circunstancias y el contexto de la NBA en aquella época. Hardaway fue el alma de los Warriors del Run & Gun de Don Nelson, quienes desplegaron una efectividad ofensiva insólita en su momento, lo que le valió al manejador para ser All-Star en 3 de sus primeras 4 temporadas antes de lesionarse de una rodilla. Con el paso de los años, el nativo de Chigago fue reconvirtiéndose en un base más sólido y pausado, brillando en Miami Heat en un escenario radicalmente opuesto.

Año tras año Hardaway ha estado en las votaciones para entrar, pero no ha conseguido ser elegido definitivamente pese a ser un 5 veces All-NBA, 5 veces All-Star, haber anotado más de 15.000 puntos y repartido 7000 asistencias, algo solo al alcance de 15 jugadores en la historia.

Paul Silas

  • Win Shares: 79,9
  • Probabilidades: 12,7%

Si hay un ejemplo de un jugador comprometido con su rol en el equipo no hubo uno mejor que Paul Silas. Un trabajador incansable que hizo de su rol un arte, siendo de estas figuras capaces de estar defendiendo hasta cuando le toca atacar. Tras un complicado inicio de carrera en los Hawks, Silas alcanzó su mejor rendimiento individual en Phoenix Suns primero y después en Boston Celtics, donde logró dos campeonatos, siendo vital en este último destino para ayudar a Dave Cowens a aprovechar todo su potencial.

Sus probabilidades de entrar según la fórmula son bastante bajas, pero en eso tiene bastante que ver el hecho de que su perfil fuese eminentemente defensivo, logrando 5 nominaciones All-Defensive en una época donde el premio al Mejor defensor todavía no existía, sino lo habría ganado probablemente. De hecho, es uno de los 45 jugadores que más Defensive Win Shares han acumulado en toda su trayectoria (51,1%), por delante de otros como Gary Payton o Mark Eaton.

Larry Costello

  • Win Shares: 62,7
  • Probabilidades: 71%

Un caso parecido al de Carl Braun en 2019 o Richie Guerin en 2013, jugadores cuya aportación en los albores del juego fue mayúscula en una época muy complicada para la NBA y el baloncesto en general, el cual poco tenía que ver con la actualidad. De hecho, Costello fue una de las leyendas de los míticos Syracuse Nationals de los años 50, donde se convirtió en uno de los ejes de su fantástico estilo defensivo bajo las órdenes de Alex Hannum. Un competidor único y un jugador de otra época, cuya técnica de tiro con dos manos siempre dejó clara su pertenencia a una generación que hizo posible la expansión del juego y el asentamiento de la liga.

Tarde o temprano, Costello acabará entrando en el Salón de la fama como otros pioneros antes que él.

  • Menciones de honor: Buck Williams (120; 7,9%), Tom Chambers (79; 5,2%), Detlef Schrempf (109,5; 3,2%), Rasheed Wallace (105,1; 8,6%)

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Julius raedle
Randle y el objetivo del título con Knicks
Nacho Losilla
klay-thompson-111920-ftr-getty
¿Cuál será el regreso más destacado de la temporada?
Juan Estevez
jj redick
JJ Redick anuncia su retirada
Nacho Losilla
westbrook
Los líderes históricos de triple-dobles
NBA.com Staff
nash, kidd, stockton
Los líderes en asistencias de la historia
Sergio Rabinal
Where do these Lakers rank on the all-time scoring list?
Los 20 máximos anotadores de la historia NBA
Staff NBA.com
Más noticias