NBA

Las clases de los equipos de la Conferencia Este para la temporada 2021-2022: candidatos al anillo, Playoffs, Play-in y más

Probablemente sea imposible predecir con exactitud qué pasará en una temporada NBA, sobre todo considerando la gran cantidad de variables y condicionantes que se dan a lo largo de un largo y competitivo curso en la liga norteamericana. Sin embargo, leer las expectativas y aspiraciones de los equipos es un ejercicio más común y preciso, sobre todo en la previa de una campaña. En una teoría idealista, todos querrán ganar los 82 partidos y ser campeón, pero en una lógica realista, cada uno de los 30 participantes tiene un objetivo más preciso y particular dentro de sus posibilidades.

Más | Una pregunta para los mejores rookies de la 2020-2021 en la próxima temporada: LaMelo Ball, Anthony Edwards...

A poco más de un mes del inicio de la 2021-2022 (y a poco más de dos semanas de la apertura de los training camp), es hora de armar una clasificación previa de los 30 equipos para la próxima temporada de acuerdo a sus expectativas, armando diferentes clases para agruparlos. Y lo haremos dividiendo por Conferencias, comenzando con el Este.

Principales candidatos al anillo

Comenzamos con la categoría más importante, o al menos la que todos querrían ocupar. En principio, con un juego entre dos en el Este. Uno está en boca de todos por razones lógicas. Después de sufrir con las lesiones en los pasados Playoffs, los Nets van por todo de la mano de Kevin Durant, Kyrie Irving y James Harden, más un plantel que fue reforzado con varios veteranos de peso para tratar de alcanzar el objetivo que viene buscando Sean Marks tras varios años de progreso constante hasta esta versión de súper equipo.

¿El otro? Sí, el campeón defensor. Cómo dejar de lado a los Bucks después del fantástico camino recorrido en 2021, ese que terminó en la consagración frente a Phoenix Suns. Los de Wisconsin regresan con la misma base y mejor reforzada. Es decir que no sólo estarán Khris Middleton y Jrue Holiday, sino sobre todo un Giannis Antetokounmpo liberado tras su primer anillo y con la sed de más.

Un paso (mínimo) atrás de la pelea grande

Después de una decepcionante 2020-2021 (aunque condicionada por lesiones y varios problemas), Miami vuelve recargado. No sólo con el liderazgo de Jimmy Butler y Bam Adebayo, sino con la incorporación de peso de Kyle Lowry, quien parece moldeado a la perfección para la cultura Heat. Pat Riley concretó, además, renovaciones clave (como la de Duncan Robinson) y agregó a veteranos para la pelea como PJ Tucker y Markieff Morris. En su propia cabeza, Miami va por el anillo. Aunque hay dos grandes rivales ante los cuales probarse para subir a su mismo escalón.

En este grupo también está Philadelphia, aunque con un gran asterisco llamado Ben Simmons, ya que pidió el traspaso y está expectante de ver cómo resuelve la situación la organización que lo seleccionó como #1 del Draft. Del retorno que pueda conseguir Daryl Morey depende mucho cómo terminar ubicando a un plantel que, por fuera del australiano, mantuvo la base (liderada por Joel Embiid) que logró el 1 del Este en el curso pasado. Philly también quiere anillo, pero debe rendir varias pruebas antes (además de resolver lo de Simmons, claro).

La clase media (de Playoffs)

Si alguno de los cuatro equipos previos se queda sin un lugar seguro en los Playoffs sería una sorpresa gigante, por lo que, en los papeles, quedaría sólo dos lugares directos considerando la continuidad del Play-in (del 7° al 10° de la Conferencia). Por lo tanto aquí empieza a ponerse interesante la situación, porque el nivel competitivo será altísimo, quizás como pocas veces pasó en el Este en los últimos años, donde la clase media era reducida y sin el mejor nivel. En este caso hablamos de un grupo que podría tener incluso más miembros y que tranquilamente puede aspirar a algo más.

De hecho, cualquier fan de los Hawks estará sorprendido, ya que Trae Young y compañía vienen de meterse en las Finales de Conferencia hace apenas unos meses. Sin embargo, en ese camino mágico hubo bastante de factor sorpresa, por lo que siendo realistas hay que ubicarlos un paso atrás de los grupos superiores, aunque uno adelante del resto. Al cabo, Atlanta ya supo llegar, mantiene la base y está más hambriento que nunca.

Hablando de sorpresas, los Knicks fueron una de las mayores en la 2020-2021, regresando al plano competitivo y metiéndose en el Top 4 del Este con un plantel que, en principio, no apuntaba a eso. Toca ratificar y, sobre todo, dar un salto, y las llegadas de Kemba Walker y Evan Fournier, más las renovaciones de piezas clave como Derrick Rose, apuntan a un crecimiento.

Los Celtics cierran el grupo en lo que será el comienzo de una nueva etapa, con Brad Stevens en la gerencia y el debutante Ime Udoka en los bancos. Tatum y Brown lideran la esperanza como una de las parejas jóvenes más poderosas de la competición, con una base que se mantiene y fichajes que ilusionan para tapar las carencias de la opaca 2020-2021, como Al Horford, Josh Richardson y Dennis Schroder.

La fina línea entre el Playoffs y el Play-in

¿Puede alguno de estos equipos meterse en el grupo previo? Sí, sin dudas. De hecho, los cuatro apuntarán a los Playoffs como meta. Pero por diferentes motivos a todos ellos los dejamos un paso atrás, lo que no quita que puedan dar un salto con el correr del curso. De hecho, los Bulls no sólo que podría estar un poco más arriba en la consideración, sino que desean estarlo. La meta de Karnisovas como cabeza de la gerencia no es otra que devolver a Chicago a los primeros planos, y en esta offseason profundizó el plan de potenciar el plantel a expensas del ahora viejo núcleo joven, algo que había iniciado en el pasado deadline. ¿Cómo siguió? Fichando a DeMar DeRozan y Lonzo Ball en la Agencia Libre, además de otras piezas como Alex Caruso, quien será vital para la segunda unidad. Queda ver cómo será el encaje junto a LaVine y Vucevic, pero hay materia prima para ilusionarse en la Ciudad de los Vientos.

Indiana es otro que podía aspirar a más. De hecho, comenzaron la offseason con cambio de entrenador, sumando a un viejo conocido como Rick Carlisle que asegura jerarquía, liderazgo y experiencia. Los Pacers tienen, potencialmente, un quinteto de elite con Brogdon, LeVert, Warren, Sabonis y Turner. ¿Qué los frena? La incertidumbre física, lo mismo que los condicionó en la 2020-2021. De hecho, probablemente Warren no inicie la temporada porque su recuperación viene demorada, y ya se cayó un jugador de la rotación (Sumner).

Charlotte va por un salto después de sorprender a varias en la 2020-2021, quedándose cortos, en buena parte, también por las lesiones, como la de un Gordon Hayward que se perdió el tramo final tras mostrar un excelente nivel. Borrego mantiene la base, agregó unos retoques llamativos (Mason Plumlee, Kelly Oubre Jr) y confía en el desarrollo interno, principalmente de un LaMelo Ball que va por más tras destacarse como rookie.

¿Y los Wizards? Fueron el último pasajero en los Playoffs pasados, pero la salida de Westbrook generó varios cambios. Llegó Dinwiddie para ocupar su lugar con la esperanza de recuperar su excelente nivel previo a la lesión que lo limitó en casi toda la temporada pasada, y habrá que ver cómo encajan los ex Lakers (Kuzma, Harrell, Caldwell-Pope), además de seguir de cerca la evolución de los jóvenes (Avdija, Hachimura, Gafford, entre otros). Ahora bien, todo gira en torno a Bradley Beal, y siempre girarán los rumores alrededor de una potencial salida a un contexto más competitivo. Pero, de quedarse, hará de Washington un equipo que dará pelea.

Reconstrucción competitiva

Si alguno de estos equipos llega a Playoffs sería toda una sorpresa. Los tres están en una etapa de reconstrucción, aunque un poco más avanzada que otras. El caso de los Raptors es probablemente diferente. Masai Ujiri reconoció que no son un equipo para ganar ya, pero la presencia de Fred VanVleet, Pascal Siakam y OG Anunoby (sobrevivientes del título de 2019) ya pone un listón alto para garantizar calidad competitiva probada. Pero en Canadá están reseteando las bases tras la salida de un símbolo como Lowry, y también se piensa en el desarrollo de jóvenes, sobre todo de Scottie Barnes (#4 del último Draft).

Detroit tiene uno de los núcleo jóvenes más interesantes, potenciado por la incorporación de Cade Cunningham, #1 del Draft 2021 y potencial talento generacional. Cade, Hayes (en deuda tras su año rookie), Bey, Grant y Stewart debería ser un quinteto que apunte a crecer lo más posible, aunque sabiendo que en el curso pasado mostraron más cuestiones positivas que las que ilustra su récord (20-52).

Los Cavs también están en una línea similar a los Pistons. Venían acumulando talento joven (Garland, Sexton, Okoro, Allen) y ahora no sólo sumaron a un Evan Mobley (#3 del Draft) que parece tener un techo altísimo como prospecto, sino que también incorporaron a un joven que necesitaba un nuevo inicio como Lauri Markkanen. Otro equipo que aún no está para ganar de manera consistente, pero que apunta a dar los pasos correctos en la evolución de los más chicos.

Reconstrucción total

Los de Florida parecen ser los únicos 'desconectados' del resto. Es hora de seguir el reseteo que se encaró sobre el deadline pasado tras desprenderse de Vucevic, Gordon y Fournier. Toca apuntar a los más jóvenes, sobre todo a un Jalen Suggs (#5 del Draft) que ilusiona para tomar las riendas del equipo, esperar una vuelta en forma de Jonathan Isaac y Markelle Fultz, y crecer lo más que se pueda sabiendo que habrá dolores de cabeza y derrotas en el medio.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Monte Morris
Morris y su trabajo para ser titular en Denver
Leandro Fernández
JJ Redick
Redick y su lugar histórico para el triple
Leandro Fernández
Korver
¿Qué jugadores anunciaron su retirada?
Juan Estevez
rj Hampton
RJ Hampton, la llave de la rotación de Orlando
Nacho Losilla
Julius raedle
Randle y el objetivo del título con Knicks
Nacho Losilla
klay-thompson-111920-ftr-getty
¿Cuál será el regreso más destacado de la temporada?
Juan Estevez
Más noticias