Cleveland Cavaliers

Cleveland Cavaliers y un problema de acumulación de bases: ¿Cuál será el rol de Ricky Rubio?

Una de las cosas más complicadas de realizar en la NBA y que establece la separación entre el éxito y el fracaso es la confección de las plantillas. Detectar el talento de los jugadores no resulta tan difícil de realizar como que la unión de todas las piezas tenga sentido y funcione correctamente alrededor de un fin. El peligro que todas las franquicias corren de quedar en una zona intermedia entre los Playoffs y los principales puestos de lotería en el Draft es incluso más peligroso para aquellos que se encuentran en mercados pequeños, sin apenas opciones de atraer grandes agentes libres. En esta compleja situación están los Cleveland Cavaliers, inmersos en una eterna reconstrucción tras la salida de LeBron James, pero que en las últimas campañas han añadido una buena cantidad de talento joven con el reto de retornar a la parte alta de la tabla.

No obstante, y como suele suceder muy a menudo en este tipo de situaciones, la gerencia ha aplicado una estrategia muy común en el Draft como es seleccionar al mejor jugador disponible cuando llegaba su turno de elección. De este modo, la plantilla de cara a la temporada 2021-2022 presenta una concentración importante de figuras en posiciones muy parecidas y que obligará a J.B. Bickerstaff a hacer malabares para tratar de cuadrar todos los minutos y roles.

MÁS | 30 días, 30 preguntas: ¿Qué joven estrella dará el mayor salto en la temporada 2021-2022?

Esto no sería un problema si se tratase de exteriores o aleros, pues si algo se busca en la actualidad son figuras que sean polivalentes, que abran el campo y que permitan jugar rápido sin un excesivo uso ofensivo. Y es que ahora mismo los Cavs cuentan con 4 bases puros como son Darius Garland, Collin Sexton, Kevin Pangos y Ricky Rubio, una situación que va a requerir un ajuste muy importante para hacer del equipo de Ohio un proyecto de garantías. Por si esto no fuera poco, también cuentan con la presencia de un escolta con un buen playmaking como es Isaac Okoro, que en su primera campaña ya ha dejado detalles de mucha calidad.

Si bien los dos proyectos jóvenes son Sexton y Garland, estos no han funcionado del modo que se esperaba cuando han estado juntos. Por otro lado, han añadido a un experimentado Pangos, que se ha labrado en Europa una carrera como un point-guard fiable, creativo y correcto, el cual está ante su gran oportunidad en la NBA.

Aunque no se espera que los Cavaliers den un enorme salto adelante en esta temporada, sí que cuentan con piezas suficientes como para realizar un papel digno que sirva para sentar las bases de un proyecto firme. El prinicipal objetivo de este curso no es otro que tratar de dar los pasos adecuados para abandonar definitivamente la parte baja de la clasificación.

Antes deberán resolver la ecuación en el puesto de base, algo que tendrá que ver y mucho con Ricky Rubio, cuyo rol todavía no está claro.

La situación de Ricky

El base español llega a Ohio después de completar la peor campaña en términos individuales y la segunda en lo colectivo, inmerso en la dinámica de unos Minnesota Timberwolves que nunca consiguieron dar con la tecla. Sin embargo, el catalán supo resarcirse durante los Juegos Olímpicos, siendo uno de los máximos anotadores y asistentes y haciendo olvidar el paso por Minny. Con la salvedad de la 2020-2021, Ricky está en el mejor momento de su trayectoria como profesional, habiendo alcanzado un nivel de juego altísimo y maduro que le permite exprimir sus virtudes y tapar sus carencias de un modo más que óptimo. Pese a llegar a un conjunto como los Cavs en el que no se espera que puedan sumar muchos triunfos, este será un año vital para Rubio puesto que finaliza contrato y será uno de los principales bases de la próxima Agencia Libre.

Ahora bien, ¿qué rol puede desempeñar el nativo del Masnou en Cleveland? El desembarco de este en la plantilla tuvo más que ver con el deseo de Minnesota de liberar salarios, pero para los Cavs puede acabar por convertirse en un valioso activo para su proyecto. Si algo ha probado Ricky en este tiempo es que es un fantástico mentor para los jóvenes y de eso precisamente andan sobrados en la franquicia con Evan Mobley, Jarrett Allen e Isaac Okoro como principales activos.

MÁS | Juancho Hernangómez y su posible rol en la rotación de Boston Celtics

Lo lógico con Ricky sería que partiese como titular teniendo en cuenta su experiencia, caché y veteranía, pero eso supondría mandar a Darius Garland o Collin Sexton al banquillo, algo que pondría en cuestión la evolución de sus jóvenes, pero favorecía el rendimiento de otras piezas.

Durante el último tramo de carrera de Rubio este ha dejado claro que su mejor versión suele venir acompañada de un manejador secundario que asuma un rol más destacado en anotación, ayudándole en las cuestiones creativas y de dirección, en donde el base español más destaca. Los ejemplos de lo sucedido en Jazz y Suns, y en menor medida Wolves, ayudan a reforzar esta idea. En ese sentido, lo más positivo para los intereses de los Cavs sería alinear al español junto a Garland, quien pese a llegar a la liga con un perfil de point-guard clásico todavía no ha mostrado todo su potencial como pasador y sí como anotador. Por otro lado, su unión con Sexton no ha dejado números muy positivos con un -8,1 de net rating en el pasado curso cuando ambos estuvieron en cancha, mientras que cuando solo estuvo Garland en pista esto bajó a -4,6.

La presencia de Ricky Rubio en la alineación titular serviría también para ayudar a los Cavs a exprimir el rendimiento de Jarrett Allen, uno de los mejores continuadores en bloqueo directo de la NBA (63,4% en TC) y que apunta ser la referencia. No obstante, si el español ocupase un puesto en la segunda unidad, este trabajaría codo con codo con Evan Mobley, el gran proyecto de la franquicia, ayudándole en su proceso de adaptación.

La incógnita Sexton

Antes de poder siquiera plantearse qué rol ha de tener Ricky Rubio, los Cavs deberán encontrar el modo de solventar la cuestión relativa a Collin Sexton. El jugador formado en Alabama entrará en este curso en su último año de contrato rookie, pudiendo firmar una extensión de renovación con Cleveland antes de que arranque la Fase Regular como máximo. No obstante, todo apunta a que ambas partes no están interesadas en llegar a un acuerdo, lo que podría conducirle a salir prematuramente de la franquicia hacia un nuevo destino.

Hasta el momento, Sexton ha probado ser un jugador eléctrico, con una capacidad de anotación enorme, pero que todavía precisa de alcanzar una mayor madurez sobre la cancha. Sin ir más lejos, en el siglo XXI solo LeBron James había anotado más puntos en sus tres primeras temporadas en Cleveland que Sexton, colocándose por delante de otros como Kyrie Irving, Andre Miller, Tristan Thompson y Dion Waiters. El de Georgia tiene potencial, muchísimo, pero todavía no ha encontrado el modo de canalizar su juego ni de hacerlo de un modo maduro y eficiente.

Su salida solucionaría muchas incógnitas al staff técnico de los Cavs pues permitiría una redistribución más correcta de los minutos en el puesto de 1 así como las rotaciones, aunque su partida no parece estar cerca.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Zach LaVine
Los Bulls y una pretemporada perfecta
Leandro Fernández
jalen green
¿Quién ganará el Rookie del Año?
NBA.com Staff
jalen brunson
Brunson y los minutos sin Luka
Nacho Losilla
Stephen Curry
Curry, en forma y listo para una temporada récord
Leandro Fernández
jaren jackson jr
Jackson Jr y el impulso para Morant
Nacho Losilla
Wendell Carter
Carter Jr. renovó con Orlando por cuatro años
Agustín Aboy
Más noticias