Los Angeles Lakers

¿Cómo afecta la llegada de Andre Drummond a Los Angeles Lakers a Marc Gasol?

El objetivo principal de Los Angeles Lakers en esta temporada 2020-2021 no es otro que revalidar el campeonato conseguido el pasado curso. Para ello, están dispuestos a realizar todo lo que sea necesario y que les acerque al máximo a esa meta. Los diferentes contratiempos que han tenido que superar los californianos en las últimas semanas han trastocado en cierto modo el plan inicial de construir un modelo de juego más horizontal que vertical, especialmente tras la lesión de LeBron James.

La gerencia del equipo planificó un cambio de filosofía en la pasada off season, el cual se basaba en tratar de forjar un ataque más diverso y rico que no dependiese en exceso de las dos principales estrellas. Para ello pudo unir a una dupla sumamente resolutiva en el pick&roll conformada por Dennis Schroder y Montrezl Harrell que añadiría un extra creativo que tanto faltó al equipo anteriormente. Por otro lado sumó a Marc Gasol, la pieza que siempre había faltado en las plantillas de LeBron, un interior con capacidad de crear juego, ver más allá de las lecturas sencillas y con el que pudiese jugar sin balón. Esta última adquisición a través de la Agencia Libre fue toda una declaración de intenciones por parte de los Lakers, lo cual permitía trasladar a Anthony Davis al puesto de 4 y al propio James descargarle de peso creativo a media pista.

MÁS | ¿Qué impacto tendrá Andre Drummond en Los Angeles Lakers?

La corta off season, la imposibilidad de entrenar como equipo, la sucesión de los partidos y su reciente baja por entrar en el protocolo de seguridad y sanitario han hecho que la aportación de Gasol en el equipo descienda notablemente en la que está siendo su temporada más discreta a nivel numérico de toda su carrera. Dos de las cuatro alineaciones más utilizadas por Frank Vogel en este curso tienen al pívot español como integrante, con la particularidad de que en esos quintetos estaban tanto LeBron como Davis, algo diferencial en definitiva.

Pese al rol de desatascador que se pudo imaginar con Gasol a su llegada, la realidad ahora mismo es que no se le ha encontrado un espacio concreto desde donde pueda realmente ser de utilidad al equipo. En la mayor parte de las posesiones ofensivas de los Lakers este se limita a ocupar la zona frontal de la bombilla en busca de líneas de pase o bien como bloqueador en secuencias de pick&roll con el manejador de turno. Marc es el séptimo jugador que más toca el balón por partido de la plantilla, prácticamente empatado con Talen Horton-Tucker con 33,8 toques de media, sin embargo es el que menos tiempo tiene el balón en sus manos de todo el equipo con 1,49 segundos de promedio.

Unos datos que se deben a que prácticamente al instante que recibe la bola, el catalán va en busca de un pase de vuelta con el que proseguir la jugada. Más que una cuestión individual, esto deja claro que el jugador solo sigue directrices técnicas dentro del sistema.

La cuestión clave es que Marc Gasol es un facilitador ofensivo para un equipo que cuenta con las herramientas necesarias para marcar la diferencia desde el bote, pero que por momentos precisa explotar mucho más el juego sin balón en busca de un espacio adecuado para lanzar o finalizar en la pintura, aprovechándose de la gravedad ofensiva que Davis o LeBron puedan atesorar.

Como se apuntaba al inicio, los Lakers necesitan toda la ayuda posible para conseguir el objetivo final, algo que no será en absoluto sencillo teniendo en cuenta el nivel de los contenders rivales. Para ello han tomado la decisión de firmar a Andre Drummond después de que este arreglase su salida de Cleveland Cavaliers. Lo importante aquí es que el dos veces All-Star llega a Hollywood con la promesa de ser titular, honor hasta ahora en poder de Marc Gasol, sobre lo cual Frank Vogel declaró lo siguiente:

"Marc ha tenido una racha complicada con su entrada en el protocolo de salud y seguridad y por otras razones. Todo lo que puedo decir es que le queremos aquí. Todo el mundo le respeta mucho. Ha sido un verdadero profesional gestionando esto y vamos a necesitar a nuestros tres pívots a lo largo de los Playoffs para tratar de conseguir el anillo. Esta es solo una de esas cosas en las que esos tres jugadores deben reconocer lo importantes que son para nuestro equipo. Tenemos la intención de usarlos y, con suerte, ganar un campeonato con los tres. No es mucho más complicado que eso. Tenemos que mantener a todo el mundo alerta, obteniendo oportunidades, y cuando sean útiles en un enfrentamiento concreto o si hay lesiones o lo que sea, esos jugadores tienen que estar preparados, y es mi trabajo mantenerlos preparados. Así que ese será el plan en el futuro".

De este modo el técnico del equipo despejó cualquier tipo de duda al respecto de la permanencia de Gasol en los Lakers, proyectando su figura de cara a una hipotética serie de Playoffs donde sus habilidades sí sean determinantes, tanto en ataque como en defensa.

Ahora bien, ¿cómo afecta en la actualidad la llegada de Andre Drummond al jugador español?

Las razones de los Lakers para apostar por Drummond residen en su actual situación, con sus dos mejores jugadores fuera de juego, con un calendario extremadamente complicado en las próximas semanas y donde se juegan la posición final para los Playoffs. Además, el hecho de que en cualquier momento alguien pueda quedar apartado por entrar en el protocolo hace que sea más que necesario poder contar con una pieza extra que sea útil en una posición tan vital como es el puesto de pívot.

Por otro lado, con esta incorporación los californianos están en disposición de utilizar a tres de los cuatro tipos de interiores que existen en la actualidad en la NBA: point-center (Gasol), centrado en el pick&roll (Harrell), clásico (Drummond) y aquel que juega por encima del aro. La llegada de este último viene a rescatar una figura que en los últimos años ha caído en desuso como es el interior que rebotea, coloca buenas pantallas y juega en los aledaños del aro sin necesidad de precisar un gran uso de balón.

Aunque la defensa ya no sea el gran fuerte de Drummond pues sus porcentajes defensivos le colocan como uno de los que más puntos concede en la zona, con un 62,7% de acierto rival por partido, el jugador de 27 años todavía cuenta con las aptitudes necesarias para ser útil llegado el momento. La defensa es una labor colectiva en donde el contexto es clave, mientras un equipo perdedor puede tener a alguien que marque las diferencias de manera evidente en ataque y que el rendimiento general no afecte a sus números, con la defensa no sucede así, ya que un error en la posesión puede suponer una canasta rival. En ese sentido, en las dos últimas temporadas los dos equipos en los que ha estado no han superado la 20ª posición en defensive rating.

MÁS | Andre Drummond y su debut con Los Angeles Lakers: destellos y deficiencias

Independientemente de esto, la principal razón por la que los californianos han firmado a Drummond es por el rebote. Pocos jugadores han sido tan prolíficos en ese sentido como el recién llegado a los Lakers y, más allá de que el valor del rebote pueda ser relativo a día de hoy, merece la pena detenerse en una estadística: el porcentaje de rebote defensivo disputado.

Aquí es donde el nuevo jugador de los Lakers y Gasol difieren enormemente, mientras Drummond es el tercero que mayor porcentaje ha capturado con un 47,2%, solo por detrás de Brook Lopez y Mitchell Robinson, mientras que Marc se ha quedado en apenas un 36%, alrededor de la media de la liga.

La llegada del ex de los Cavaliers afecta y mucho a la continuidad del español en los Lakers a corto plazo, pues se trata de un jugador mucho más joven, más atlético y de un corte diferente que dado el estilo rápido del equipo puede verse muy beneficiado, especialmente por el descenso de su importancia a nivel de rol ofensivo. Este aspecto vendría a mejorar su bajo porcentaje de acierto en la pintura, ya que Drummond es el que menos acierta en la pintura de toda la liga con un 51,9% de promedio.

No obstante, y como se vio en el primer encuentro de Drummond en los Lakers, todavía queda mucho trabajo por parte del cuerpo técnico para ajustar las rotaciones y el minutaje de su juego interior, con 14 minutos del pívot de 27 años y tan solo 5 del español.

Pese a esto, la llegada del nuevo interior podría abrir la puerta a Frank Vogel a plantear formatos con Harrell como 4 y Gasol como 5 que darían una nueva dimensión a la segunda unidad de los Lakers, corrigiendo las carencias defensivas del primero y dando más herramientas al equipo en ataque.

Las opciones de juego de Gasol se verán incrementadas una vez arranquen los Playoffs ante hipotéticos enfrentamientos ante Denver Nuggets y Nikola Jokic, para sacar a Rudy Gobert de la pintura y desactivar el sistema defensivo de Utah Jazz o bien ante Joel Embiid, contra quien siempre ha tenido buenas actuaciones defensivas en contraposición a Drummond.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

LeBron James, Kevin Durant, Dwight Howard, Blake Griffin, Carmelo Anthony and James Harden
Fantasy Draft: Lakers y Nets en su prime
Scott Rafferty y Kyle Irving
Estrenos
Los 10 estrenos anticipados de la pretemporada
Juan Estevez
marc gasol
Marc, ¿opción realista para los Warriors?
Nacho Losilla
SGA
SGA y su habilidad histórica
Juan Estevez
Carmelo Anthony
Carmelo: "Será divertido jugar en Lakers"
Nacho Losilla
Aleros
Los aleros que pelean por entrar al Top 75
Juan Estevez
Más noticias