);
NBA

Construyendo a un tirador a través de los ojos de John Townsend: un especialista en el lanzamiento y su relación con los españoles NBA

Ben Simmons, John Townsend
nba photos

Es curioso cómo sucede en ciertos ambientes que ante presencias de la sabida relevancia, el nivel de atención se acentúa en los receptores. Independientemente del nivel de locución o de la calidad de los contenidos, la presencia misma basta para generar un impacto directo en quien escucha. La reputación precede y, en el caso del baloncesto, en su parte más técnica y académica, la procedencia geográfica incide un impacto enorme en la abstracción que este puede incidir sobre una audiencia durante unos 60 minutos. La irrupción de las nuevas tecnologías de la información han permitido una expansión inabarcable de todo tipo de conocimientos por canales hasta el momento inéditos en la historia humana, se ha democratizado el acceso a la misma y ahora un individuo tiene a su alcance semejante volumen de datos y conceptos como este disponga. Sin embargo, todavía reside en ciertas presencias el poder suficiente para inflingir un impacto considerable y una serie de sensaciones que conduzcan hacia el embebecimiento con la simple escucha.

John Townsend genera con su figura silencio y focalización, claves en todo ponente, durante alrededor de una hora en las entrañas del Pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza se va a desgranar cómo pulir, desestructurar y al mismo tiempo construir un tirador. De la mano de Basket Zaragoza 2002, quienes han hecho posible este reportaje, nos adentramos en las diferentes aristas del "cómo" y el "qué" que conforman una mecánica superior y como hasta el mínimo detalle modifican y condicionan el éxito de un lanzamiento.

Sigue la NBA con el NBA League Pass, suscríbete aquí.

Del patíbulo solitario del tiro libre a la tensión constante del triple final, todo surge del mismo punto para Townsend: la bola y la canasta. Más de quince años atesoran una carrera a través de la cual ha podido recorrer la geografía norteamericana en su totalidad, de Portland a Toronto sin olvidar Memphis y Philadelphia. La meticulosidad con la que se desenvuelve en pista el técnico tiene una clara incidencia en su principal receptor, que no es otro que el jugador, pues no se trata de una constante repetición de mantras, leyes y reglas, sino que él mismo trata de interpelar, entrar y comprender la mente del tirador para poder ayudarle a conseguir aquello que anhela.

Una persona entrañable y cercana que se ha curtido sobre el parqué y para el que el secreto de todo éxito reside en el poder de las rutinas, de esos mecanismos que se asientan a base de la repetición por volumen. No hay mayor secreto que el trabajo constante y en fase ascendente de manera continuada.

Los conceptos por sí solos no son más que contenedores vacíos que pueden empujar a creer que simplemente son palabras vacías, no obstante, entender el registro en el que se comunican técnicos como Townsend y el contexto en el que se mueven son el primer paso para abrirse a una metodología sumamente diferente a la que se conoce y trabaja en Europa.

De arriba abajo

Tirar a canasta es un ejercicio natural y libre cuyo proceso de construcción no es comparable al de ninguna otra persona, como dos copos de nieve, nunca hay dos iguales. La libertad en su desarrollo es para Townsend una máxima y, a partir de pautas muy claras y concisas, todo puede encauzarse en una línea que conduzca hacia el objetivo final que es anotar. Lo primero que marca y señala es la captura como momento fundacional del lanzamiento y dentro de su recepción, el norteamericano sesga en el touching de las manos; una captura deficiente conduce directamente al error y viceversa. De ese modo, un jugador con un diámetro de palma mayúsculo no realizará la misma recepción que uno con un menor tamaño, es obvio, así Townsend puntualiza en ese momento de recepción donde interviene la vista, el tacto y una serie de automatismos que producen una correcta proyección hacia el aro.

Siete pasos conforman el mantra de John Townsend para el correcto desarrollo de la mecánica superior:

  • Pelota (Ball): captura y recepción
  • Encima (Above): colocación del balón a una altura óptima por encima de los ojos
  • Alineado (Line): conseguir alinear la pelota con el dedo gordo del pie de tiro
  • Lugar (at): posicionamiento en la pista
  • 90 grados: fase ascendente a la que se debe colocar la mano del lanzamiento
  • Corner
  • Codo (elbow): importancia en la colocación de la mano que apoya y da sustento a la de tiro

La tradición europea (especialmente la del este europeo) ha versado al respecto de la construcción y crecimiento del jugador a través de su tren inferior, de la formación continuada de unos equilibrios concretos y unos apoyos que dotasen al individuo de una fase de llegada concreta para el lanzamiento. De este modo y en contraposición a lo expuesto anteriormente, en Europa siempre se ha abogado por enseñar desde el paso y la parada, dejando libertad en el desarrollo de la proyección manual y final del balón en el tiro; todo nace del final del regate y la proyección y correcto posicionamiento de los pies da como resultado una suspensión perfecta.

Así, Townsend estructura su técnica de lanzamiento al contrario, a través de las manos y el tren superior, llevando cada detalle a la máxima expresión y, al mismo tiempo, respetando el estilo del individuo para conducir el balón al aro con acierto. De este modo, el técnico NBA pone especial énfasis en tratar de alcanzar como meta dos tipos de mecánica superior, por un lado la oblicua, aquella que da una mayor importancia al lanzamiento puramente de brazos y donde el detalle del touching en los dedos de lanzamiento es clave; y por otro lado la lateral, aquella que requiere una suspensión mayor con su consecuente condicionamiento físico y tiende a cargar sobre el hombro de tiro un mayor peso pero cuya proyección del balón al aro es certera.

Una vida NBA con acento español

De John Townsend lo que más llama la atención es su calidez en las distancias cortas y la especial importancia que le dota a la parte humana del trabajo en su día a día. La NBA no solo consta de brillantes actuaciones individuales, éxitos o fracasos, sino de un trabajo diario, continúo y en la sombra, de especialistas anónimos en cierto modo que aplican su conocimiento en pequeñas píldoras que permitan exprimir el talento de los mejores jugadores del mundo. Durante sus más de diez años de carrera en la NBA, el técnico ha trabajado para Portland Trail Blazers, Toronto Raptors, Memphis Grizzlies y finalmente Philadelphia 76ers, la última franquicia para la que trabajó hasta el término de la pasada campaña.

"Lo más importante que he conseguido en este tiempo son las relaciones que he tenido", comenta Townsend a NBA.com Global. "La relaciones que he conseguido mantener con los jugadores después de que hayan dejado de jugar o hayan cambiado de equipo. Del mismo modo que con otros compañeros de las franquicias con los que he trabajado", asegura. Un hombre formado entre canastas y conviviendo día a día con jugadores, a través de los que se ha podido edificar una personalidad amable y una didáctica abierta y accesible para todo el mundo.

"Cuatro equipos diferentes durante doce temporadas diferentes. Siempre trato de recordar las diferentes etapas de la vida de mi hijo más pequeño durante ese tiempo", señala. "Los primeros recuerdos de mi hijo más mayor relacionados con el baloncesto fueron en Portland con los Blazers; mi segundo hijo tiene muchas experiencias vividas en Toronto con los Raptors y sus partidos. Especialmente recuerdo las relaciones que tuve con los diferentes jugadores de esos equipos y esas relaciones comparadas con las edades de mis hijos", añade el técnico.

Un estudioso de la mecánica cuya metodología le precede e impregna cada aspecto de su locución, así, Townsend reflexiona ante la pregunta de cómo sería su jugador ideal o más entrenable. "El jugador más entrenable es aquel que está abierto a realizar cambios, invertir tiempo y ser capaz de ver los resultados. Y, de nuevo, invertir tiempo en mejorar", dice. Es en ese punto de la conversación donde surca por primera vez la figura de Sergio Rodríguez, ex NBA y al que le une una relación que va mucho más allá de las canchas. "Jugadores como Sergio Rodríguez son el ejemplo que más a menudo acude a mi mente. Otros como Jerryd Bayless. Son dos jugadores con los que he trabajado mucho en dos o tres equipos diferentes y he invertido mucho tiempo con ellos", reconoce.

"Mis recuerdos con Sergio Rodríguez van más allá del baloncesto", dice Townsend. "Su mujer no hablaba apenas inglés y mi mujer hablaba español, así que establecieron una relación a partir de eso. Sergio venía a mi casa por Acción de Gracias. Recuerdo muy bien pasar tiempo con la familia de Sergio, sus padres, su hermano. Soy muy cercano a él", reconoce un entrenador que ha invertido incontables horas trabajando con el tinerfeño fuera de las canchas NBA, puliendo detalles de su juego y exprimiendo al máximo una excelente técnica de tiro que ha ido evolucionando desde el primer momento que entraron en contacto.

John Townsend tiene una historia muy particular con los jugadores españoles, de los quince jugadores nacionales que han dado el salto a la NBA desde el año 2001, el norteamericano ha trabajado con cuatro de ellos: el mencionado Chacho, José Manuel Calderón, Rudy Fernández y Marc Gasol. De todos ellos guarda un especial recuerdo y una anécdota que contar, cientos de experiencias y la idea del trabajo constante como clave en sus largas carreras.

"Marc Gasol creo que lo más importante es lo inteligente que es", dice el experimentado entreandor. "Ganó muchos partidos para nosotros en Memphis y es muy muy buen jugador NBA: All-Star, All-NBA". Por otro lado, no olvida a José Manuel Calderón con el que trabajó en su tiro exterior, una evolución clave en toda su carrera, donde pasó del 16% en su año rookie al 46,1% con Townsend en los Raptors. "José Calderón lo que más destaco es su acierto desde el triple justo en el año que estuve con él", comenta. "Calderón focaliza muy bien, trabaja duro y es un gran jugador con el que trabajar".

Mientras que no puede obviar el tiempo pasado en Portland donde estuvo entre 2007 y 2010, coincidiendo con la estancia del Chacho y de Rudy Fernández del que recuerda sus primeros momentos en los Blazers. "Me acuerdo de él llegando al aeropuerto de Portland en su primer año, la emoción que tenía y que generaba junto a Sergio jugando juntos en la segunda unidad y el éxito que tuvimos en aquel tiempo". En aquella época en los Blazers, el equipo de Oregon siempre llegó a los Playoffs con la dupla de españoles que nos acostumbró cada noche a una dosis fija de highlights que más tarde se vería en el Real Madrid.

Su última experiencia en la NBA vendría de la mano de Philadelphia 76ers donde llegaría en agosto de 2016 y volvería a coincidir con Sergio Rodríguez en su última etapa en Estados Unidos, allí ascendió hasta Assistant Director of Player Development tras ser entrenador de tiro de la franquicia como uno de los pilares de la estructura comandada por Bryan Colangelo. Townsend formaría parte del staff encargado de pulir los detalles de las jóvenes estrellas como Joel Embiid, Ben Simmons, Markelle Fultz, Robert Covington, etc. "Joel Embiid se rompió el pie cuando le drafteamos y se tuvo que perder las dos primeras temporadas casi al completo", inicia Townsend al hablar de Philadelphia y del trabajo realizado con el camerunés. "Embiid se ha hecho un tirador a sí mismo, ha invertido mucho tiempo tirando con una mano por su cuenta, él solo. Cada cosa que hice con él fue mínima, quizás algún aspecto del tiro libre, pero la mayor parte de lo que ha conseguido como tirador ha trabajado para conseguirlo durante esos dos años en blanco", añade.

Ahora, se ha embarcado en una serie de viajes por Europa y España en concreto como el realizado en Basket Zaragoza para compartir su conocimiento y poder ayudar a otros profesionales a expandir su juego y su técnica.

Las opiniones aquí expresadas no representan necesariamente a la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

george gervin
El Hombre de Hielo y el dominio de la anotación
Nacho Losilla
nba house podcast
Podcast: Q&A y Twitch
NBA.com Staff
Advanced
Las estrellas de las estadísticas avanzadas
Juan Estevez
Bogdanovic
📹 Top 5 de tiros ganadores de la 2019-2020
Juan Estevez
Walt Frazier
Walt Frazier, un símbolo de los mejores años de NY
Juan Estevez
Wiseman
Draft 2020: Wiseman, posible uno del Draft
Juan Estevez
Más noticias