);
Los Angeles Lakers

Cuando Kobe Bryant acabó con España en los Juegos Olímpicos

Kobe Bryant
La final olímpica de 2008 Getty Images

Han pasado 10 años y parece que haya sido un suspiro. Diez años desde que España volviese a repetir la gesta de Los Ángeles en 1984 cuando alcanzó la final olímpica por primera vez en la historia del baloncesto español. Una cima que estuvo más cerca de alcanzar si no hubiese sido por dos sucesos: la actuación arbitral y Kobe Bryant.

Bryant acababa de perder sus primeras Finales de la NBA desde 2004 y estaba rozando la plenitud de su carrera. Un jugador más maduro, consciente de sus puntos fuertes y que literalmente jugaba cada partido al máximo. La derrota ante los Celtics en junio de 2008 le dolió en lo más profundo y comenzó rápidamente a trabajar con un objetivo claro: el anillo. Pero antes tenía algo pendiente que solucionar.

Tras una decepcionante actuación en el Mundial de Japón de 2006 por parte de los Estados Unidos y perder en los Juegos Olímpicos de 2004, los norteamericanos armaron un equipo sumamente completo con jugadores como LeBron James, Dwyane Wade, Chris Paul o Jason Kidd. Los Juegos Olímpicos serían la excusa perfecta para Bryant para prepararse de cara a la temporada 2008/09, una nueva intentona por el campeonato.

La fase de grupos fue un calentamiento en general para todo el combinado, con victorias asequibles incluyendo un amplio triunfo ante España en el penúltimo encuentro de la fase previa. En la hora de la verdad es cuando Bryant desató su versión más salvaje trasladada al mundo FIBA. Los 25 puntos que anotaría contra Australia en cuartos y los 13 en semifinales contra Argentina fueron suficientes para llegar como uno de los máximos anotadores de la selección. Por el otro lado esperaba España.

Fue en la final olímpica donde Bryant fue más destructor. Un día después de haber cumplido 30 años, Kobe endosaba a la selección española 20 puntos con un último periodo decisivo y sin el cual los estadounidenses dificilmente habrían podido ganar con tanta soltura.

La defensa de Rudy Fernández y compañía no eran rival para Black Mamba, que hacía de la media distancia su hábitat natural. Una parte de la grada estaba encendida contra Bryant y él respondía una y otra vez a base de anotación y asistencias para sus compañeros. Una reacción que nos dejó una de las imágenes que pasarán a la historia de aquella final: cuando mandó callar a sus detractores tras un triple con falta. Sin duda, un partido histórico que nunca olvidar.

Más en NBA.com

Pascal Siakam
Pascal Siakam renovó por el máximo con Toronto
Leandro Fernández
zion williamson
¿Qué supone la lesión de Zion Williamson?
Nacho Losilla
domantas sabonis
Indiana habría puesto a Sabonis en el mercado
Nacho Losilla
Alvin Gentry, Zion Williamson
Alvin Gentry, tranquilo pese a la lesión de Zion
Hakeem Olajuwon David Robinson
El cuádruple-doble, sólo para elegidos
DeAndre Jordan Jarrett Allen Brooklyn Nets
Atkinson no define al pívot titular de Brooklyn
Más noticias