);
Dallas Mavericks

Cinco historias de la temporada 2019-2020 de Dallas Mavericks

Con la temporada 2019-2020 suspendida de forma indefinida por la pandemia del coronavirus COVID-19, desde NBA Global miramos hacia atrás para recordar qué estábamos viendo en una campaña repleta de condimentos. Por lo tanto, comenzamos con una serie de artículos recordando cinco historias, momentos u observaciones de cada uno de los 30 equipos que componen la mejor liga del mundo. En esta entrega, vamos con otro de los mejores conjuntos del Oeste, los Dallas Mavericks.

Más | La NBA lanza la campaña global "NBA Together" como respuesta contra la pandemia del coronavirus

La explosión de Luka

Es imposible empezar a hablar de la temporada de Dallas sin comenzar por Luka Doncic. Más allá de que el esloveno ya había mostrado todo su talento como novato, el salto que ha tenido en esta campaña ha sido espectacular y en su mayor parte, impensado. No porque nadie creyera que el ex Real Madrid tenía las condiciones para transformarse en una estrella, pero por que sus números han escalado a topes históricos y prácticamente sin comparación en los registros NBA.

Con apenas 21 años (cumplidos hace poco más de un mes), Doncic está promediando 28,7 puntos, 9,3 rebotes y 8,7 asistencias. Cifras pocas veces vistas, al nivel de que apenas dos jugadores los habían conseguido antes: Oscar Robertson (en cuatro ocasiones) y Russell Westbrook en la 2016-2017. Claro que nadie lo logró a la edad de Luka...

De todas maneras, lo de Doncic no se queda solamente en estadísticas vacías. Al contrario. Su producción ha sido fundamental para que Dallas esté metido de lleno en el batallón de contendientes del Oeste. Si bien su 40-27 hoy lo muestra séptimo en la tabla, apenas dos partidos y medio lo separan de la cuarta colocación (Utah, 41-23) y por ende, de la ventaja de localía en una 1° Ronda de Playoffs.

¿Se le puede pedir más a Luka? Difícil, por todo lo que ya hemos repasado, pero si hubiera que criticar algo de su 2019-2020, nos podríamos quedar con su bajo porcentaje en triples (32%) y unos bajones repetidos en los últimos cuartos, que han colaborado para que Dallas tenga marca de 6-16 en encuentros definidos por 5 puntos o menos.

Más | Debate NBA: ¿Cómo sería el Top 10 del Draft con los jugadores de los últimos tres años?

Porzingis vuelve a ser Porzingis

Desde un principio, estaba claro que uno de los factores que iban a determinar la suerte de los Mavs en esta temporada, pasaba por el regreso a las canchas de Kristaps Porzingis y su adaptación a un nuevo equipo.

El letón llevaba más de un año y medio afuera por lesión, lo cual transformó en completamente lógico un inicio de campaña por debajo de su nivel habitual: para principios de diciembre, promediaba 16,6 puntos, con un 39% de campo y la preocupación empezaba a crecer entre los fanáticos de Dallas.

Entre nuevas lesiones y altibajos de rendimiento, Porzingis tuvo tareas irregulares entre diciembre y enero, hasta que el 31 de ese mes llegó un punto de inflexión: 35 puntos y 12 rebotes en una derrota ante los Houston Rockets. Desde ahí, el ex Knicks fue otro. O mejor dicho, volvió a ser él.

A partir de ese encuentro en Houston, sus promedios han estado a la altura de lo mejor de su carrera: 26,4 puntos, 10,8 rebotes, 2,4 tapas, 48% de campo, 38% en triples y 83% en libres, a lo largo de 33,3 minutos por presentación.

La dupla con Doncic también ha ido progresando claramente con el paso del tiempo, consolidándose como uno de los tándems más peligrosos de toda la competencia. Un panorama ideal para los texanos, quienes parecen haber encontrado un dúo complementario y todavía con lo mejor de su carrera por delante.

Más | La evolución de la dupla de Luka Doncic y Kristaps Porzingis puesta bajo la lupa

Un ataque dominante

Decir que Dallas tiene un ataque extremadamente eficaz sería vender demasiado barata a la ofensiva de los Mavs. Porque lo cierto es que los de Carlisle están en niveles nunca antes vistos en la historia de la competencia. Literalmente...

Los Mavericks promedian 116,7 puntos por cada 100 posesiones, lo cual representa el rating ofensivo más alto de todos los tiempos. Por encima del 115,9 de los Warriors 2018-2019 y del 115,6 de los Lakers en la 1986-1987. Nadie jamás ha anotado con tanta frecuencia como este equipo de Carlisle.

¿Virtudes? De todo tipo. Más allá del poderío de sus dos estrellas, hay que hablar de su bajo nivel de pérdidas (2° mejor de la NBA), sus 15,3 triples convertidos por presentación (también 2°) y sus buenos porcentajes en dobles (4° mejor). Dallas no solo no tiene puntos bajos en ese costado, sino que además tiene muchos realmente altos. Una maquinaria imparable.

Irregularidad defensiva

Así como los Mavs brillan en el costado contrario, en el propio dejan dudas y es exactamente eso lo que les impide tener un récord superior. Su rating defensivo de 110,6 puntos aparece rankeado 17° y adentrándonos en los números, encontramos deficiencias muy claras.

La principal es que son el equipo que menos pérdidas le fuerza a su rival: apenas una en el 10,9% de las posesiones, lo cual marca una falta de agresividad, principalmente en la primera línea de marca. De hecho, apenas dos jugadores promedian más de un robo por encuentro: Delon Wright (1,2) y Luka Doncic (1,1).

Dallas tampoco es particularmente seguro en el tablero defensivo (16°), mientras que aparecen 15° en cuanto a tapas. Una mitad de tabla, que es compensada solo en parte, por su furioso rendimiento ofensivo. Para soñar con un salto de calidad, está claro que el foco debería estar puesto en este campo.

Actores de reparto

Volviendo a hablar de virtudes, una de las más importantes que han tenido los Mavericks en esta 2019-2020 es la aparición de jugadores de rol sumamente rendidores dentro de su función. Si las proyecciones previas a la campaña no los tenían entre los mejores del Oeste, en buena parte era porque se desconfiaba de cómo estarían rodeados Doncic y Porzingis. Si embargo, la clase media del roster se ha encargado de disipar muchas de esas dudas.

Tim Hardaway (15,8 puntos) se ha consolidado como una excelente tercera opción ofensiva, apareciendo como uno de los tripleros más prolíficos de la liga (2,9 conversiones, 41%) e incluso sintiéndose cómodo en un rol protagónico, cuando falta alguna de las figuras. Algo similar puede decirse de Seth Curry, quien desde el 15 de enero promedió 17 puntos, con 3,4 triples y un extraordinario 54% de acierto exterior.

Nombres como Dorian Finney-Smith o Delon Wright son fundamentales para mantener a flote el aspecto defensivo, mientras que Maxi Kleber, Jalen Brunson, JJ Barea o Boban Marjanovic han respondido cuando por diferentes motivos, recibieron una inyección de minutos. Un equipo profundo, con alternativas y sobre todo, con un encaje de piezas muy interesante.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

rajon rondo
¿Cómo afecta la lesión de Rondo a Lakers?
Nacho Losilla
nba house podcast
🎙️ Podcast: ReDraft 2015
NBA.com Staff
nikola jokic jamal murray mike malone
🎥 El playbook de Nuggets: sistema, datos, filosofía...
Nacho Losilla
Luka doncic
La gran actitud de Doncic en los entrenamientos
Sergio Rabinal
anthony davis
Davis: "Lo importante es recuperar la química"
Sergio Rabinal
Jokic
El caso Jokic en el tiempo de los rankings
Juan Estevez
Más noticias