Dallas Mavericks

El gran momento de Dallas Mavericks con Luka Doncic y Kristaps Porzingis al frente

Tras un inicio de temporada complicado para los Dallas Mavericks a quienes las lesiones y la entrada de buena parte de sus jugadores en el protocolo de seguridad y sanitario de la liga les dejaron durante varias semanas muy lastrados, ahora no solo parecen haber encontrado su mejor ritmo de juego sino que son uno de los equipos en mejor forma de toda la NBA. En la última victoria por 116 a 103 ante los Denver Nuggets los de Rick Carlisle demostraron estar en su mejor momento de todo el curso, rindiendo a un gran nivel ofensivo y especialmente defensivo, donde han dado un considerable paso adelante en estas últimas semanas.

MÁS | Denver no fue rival para unos Mavs encendidos

Ante Denver, los texanos dieron muestras de su compenetración en ambos extremos del campo así como de una considerable evolución en la creación ofensiva, añadiendo diferentes secuencias de juego con las que ayudar al movimiento del balón y a distribuir el foco del rival y que no se concentre únicamente en Doncic. Todo ello en una noche en la que el protagonista fue Kristaps Porzingis, autor de 25 puntos en 10 de 15 tiros de campo, incluyendo un sobresaliente 5 de 7 en triples que sirvieron para certificar el triunfo. Junto al letón estuvo como siempre el propio Luka que consiguió su 9º doble-doble del curso con 21 tantos, 12 asistencias y 5 rebotes en una desacertada noche de cara al aro (43% TC, 30% T3).

"Hicimos un gran trabajo en ataque y defensa. Tuvimos un inicio complicado pero jugamos un gran baloncesto en todo el partido", expresó el esloveno tras la victoria. "No he jugado bien, pero no pasa nada porque hemos ganado el partido. Hemos jugado todo el equipo muy bien y creo que mi mejor arma ofensiva es pasar el balón, encontrar compañeros abiertos".

Y es que de los últimos 14 partidos disputados, los Mavs han conseguido 11 victorias, derrotando a Nets, Celtics o Warriors, entre otros equipos. Un gran lapso en el que han mostrado de lo que son capaces cuando tienen a todos sus efectivos disponibles, despejando todas las dudas creadas tras su irregular inicio y lo más importante: construyendo alrededor de Doncic y Porzingis.

Tras acabar el pasado curso con el mejor ataque de toda la liga (115,9) y el más eficiente de todos los tiempos, los Mavs parecían haber dado un paso atrás en ese sentido, una mezcla de ausencias y errores en ataque. En el tramo de los últimos 15 encuentros los texanos se han recuperado y reformulado en cierto sentido, pasando a ser el 6º mejor ataque con 118,3 de ratio ofensivo, lanzando con un porcentaje de tiro efectivo del 56,8%, el 5º mejor registro de la liga.

"Ahora sabemos de lo que somos capaces y el nivel de talento que se ha reunido para esta temporada. Y creo que está empezando a mostrarse", dijo Porzingis. "Se está comenzando a ver lo que este equipo realmente puede hacer. Pero como siempre digo, ni tan alto ni tan bajo".

Precisamente la aparición de Porzingis en estas últimas semanas ha sido fundamental, ganando peso en el equipo paulatinamente y mejorando sus porcentajes con el paso de los partidos. De este modo, el ex del CB Sevilla ha estado promediando 22,3 puntos, 9,0 rebotes y 1,2 tapones con un 50,8% en tiros de campo y un 39% en triples. Números notables a los que añadir el habitual rendimiento ofensivo de Doncic, el cual viene con unas medias sobresalientes de 30,2 tantos, 7,8 rebotes y 8,6 asistencias así como un destacado 42,6% desde la larga distancia.

Porzingis ha dejado atrás los problemas físicos que le castigaron al inicio del curso, meses después de haberse sometido a una operación en la rodilla izquierda, lo cual le privó de iniciar el curso a la vez que el resto del equipo. "Me siento bien. Conforme la temporada ha avanzado he ido adquiriendo ritmo en cada partido", contó el letón. "Siempre lo digo pero demora tiempo adaptarse como equipo, como por ejemplo Josh Richardson conmigo, para encontrarme en mis espacios y darme la bola en el momento adecuado. Una vez que tenemos mejores sensaciones en ataque la energía en defensa aumenta y eso es algo que mostramos hoy. Tenemos lapsos en los que podemos ser mejores pero hoy jugamos bien en ambos extremos del campo".

Dallas está dando los pasos adecuados para asentarse en la zona de Playoffs y evitar caer en Play-In, un reto complejo dada la igualdad del Oeste, pero con la mejoría experimentada en las últimas semanas están consiguiendo hacer olvidar lo acontecido a comienzos de temporada. Esa mejoría ha sido posible gracias a la cohesión del grupo y a la dedicación y empeño a la interna por solventar sus problemas de juego y construir una identidad propia. "Cuando tuvimos una reunión de jugadores apuntamos una serie de cosas que queríamos ser, porque definitivamente no lo éramos y vamos en esa dirección", reveló Porzingis. "En algunos partidos mostramos que queremos ser esas palabras y otras no, pero es normal. Al final jugamos el mejor baloncesto que podemos, lo más importante es que cada individuo pueda aportar y mirarnos al espejo para saber cuánto estamos aportando".

Ahora los de Texas, ubicados en el 8º puesto con 20-17 de balance, tendrán un día de descanso antes de medirse a los LA Clippers en un partido donde poder comprobar realmente su estado de forma y constatar hasta qué punto pueden optar a luchar por mejorar los resultados del pasado curso.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Blake griffin
Blake Griffin vintage: 3º por el MVP 2014
Nacho Losilla
Hornets rookie LaMelo Ball faces the Raptors
¿Qué jugador debutará en el All-Star 2022?
NBA.com Staff
wnba
5 historias a seguir en los Playoffs de la WNBA
Sergio Rabinal
Jaylen Brown
Jaylen Brown, listo para volver con Celtics
Sergio Rabinal
Monte Morris
Morris y su trabajo para ser titular en Denver
Leandro Fernández
JJ Redick
Redick y su lugar histórico para el triple
Leandro Fernández
Más noticias