);
Dallas Mavericks

La asignatura pendiente de Dallas Mavericks y Luka Doncic rumbo a los Playoffs: el clutch

El impacto de Luka Doncic desde que desembarcase en la NBA hace apenas una temporada fue prácticamente instantáneo, revitalizando el proyecto de Dallas Mavericks y dándole un sentido que hasta ese momento carecía. Un año después, con Kristaps Porzingis a su lado como el escudero idóneo, el equipo texano está completando una fase regular de ensueño, consiguiendo doblegar a algunos de los conjuntos más dominantes de la liga como Los Angeles Lakers, Philadelphia 76ers o Milwaukee Bucks. Todo ello impulsado por el joven esloveno cuyo paso adelante experimentado en este año es más que reseñable, colocando su nombre entre los firmes candidatos al MVP y siendo titular en el All-Star Game por primera vez.

MÁS | Los Utah Jazz pueden compensar los puntos de Bojan Bogdanovic, pero ¿pueden tapar su papel?

En el momento de la suspensión indefinida de la temporada el pasado 11 de marzo, el equipo entrenado por Rick Carlisle ocupaba la séptima posición en la Conferencia Oeste con un balance de 40-27 y en una batalla constante por el quinto junto a Oklahoma City Thunder y Houston Rockets. Una evolución más que positiva de una franquicia que no superaba el 50% de victorias desde 2016, cuando Doncic apenas tenía 17 años.

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce y en esta regular season Dallas ha dejado escapar muchas victorias por pequeños detalles que han hecho que a lo largo de este curso hayan pasado de ser el tercer equipo de la Conferencia Oeste por detrás de Lakers y Clippers a caer hasta el séptimo puesto. Todo ello conduce a un mismo punto: el clutch. O lo que es lo mismo, los minutos finales de un encuentro en el que se define quién sale ganador. Los Mavs, pese a su fantástico rendimiento continuado en términos globales, se han caracterizado por una pérdida de identidad y un considerable descenso en el acierto de cara al aro que les ha penalizado enormemente.

MÁS | La asignatura pendiente de Ja Morant en su año rookie: el bloqueo directo

El caso de Dallas

Según NBA.com Stats, los Mavericks son el noveno equipo con peor porcentaje de victorias en los últimos 5 minutos de partido entrando con una diferencia de ± 5 puntos con apenas un 40% de triunfos y superado por otros equipos que están fuera de los puestos de Playoffs en este momento como son Portland Trail Blazers, Sacramento Kings o Charlotte Hornets. Los texanos han estado en 35 ocasiones en esta tesitura de la que tan solo han podido arañar 14 triunfos, siendo uno de los conjuntos que en más veces han jugado al filo de la navaja (11º).

Los de Rick Carlisle durante este curso han tenido dos versiones muy opuestas. Por un lado han disfrutado de noches de una superioridad manifiesta acumulando 23 triunfos por más de 10 puntos de diferencia, de los cuales 10 de ellos fueron por más de 20. En contraste, la mayor parte de sus derrotas se han producido por diferencias mínimas de entre 1 y 5 tantos, lo que revela una enorme dificultad por parte del grupo para dar un paso adelante en los momentos decisivos.

MÁS | ¿Pueden coexistir Ben Simmons y Joel Embiid en pista para Philadelphia 76ers?

Sea por una cuestión de bloqueo generalizado, desacierto propio o acierto rival, la realidad es que Dallas ha mostrado una imagen completamente diferente en el clutch, pasando de anotar con un acierto del 46% en sus tiros de campo durante los primeros 36 minutos a bajar hasta el 36,6% en los últimos 5 siendo este, además, el segundo peor registro de toda la liga solo superado por Atlanta Hawks.

La fase regular de los Mavs este año estaba rozando cotas históricas en lo que a eficencia ofensiva se refiere con un offensive rating de 115,8 puntos a un ritmo de 99 posesiones por partido. Este dato, que les pondría por delante de equipos de leyenda como los Warriors de 2017 o los Bulls de 1992, se ha disipado en el momento de la verdad, bajando hasta el suelo de la liga con 93.9 de offensive rating y recibiendo 110.0 en defensa. Insostenible.

MÁS | Números que hablan: Los Houston Rockets han despertado todo el potencial ofensivo de Russell Westbrook

El caso de Doncic

Como estrella y pilar del equipo, el jugador esloveno es el principal responsable de la deriva del equipo en esta problemática concreta. Doncic ha asumido un 30% de los tiros de campo de Dallas en el clutch, siendo el que más volumen ofensivo ha acumulado y anotando tan solo un 32% de ellos y que trasladado al contexto de la liga le convierte en uno de los 15 jugadores que más importancia ha tenido de toda la competición, siendo el segundo con peor acierto solo superado por Jimmy Butler (28%).

A esta problemática cabe añadir un factor más en la figura de Doncic que no solo afecta a los minutos clave, sino que se extiende al resto del partido. Los tiros libres se han convertido en este año en uno de sus principales quebraderos de cabeza y que le han llevado a desesperarse de manera evidente en más de una ocasión. Esto trasladado al clutch ha supuesto que el joven esloveno pase de anotar un 75% de sus intentos desde la línea de castigo a un 65%. Puede parecer un descenso no muy significativo, pero teniendo en cuenta que el volumen de estos intentos son menores con respecto a un partido completo así como que en un final apretado toda canasta multiplica su valor por lo que renunciar a estas oportunidades ha llevado a Dallas a tirar por la borda alguna que otra victoria.

Entrando más en materia, una de las principales razones por las que Doncic no ha conseguido replicar el éxito que demostró en su temporada rookie a la hora del clutch es que la ofensiva de los Mavs se ha simplificado en muchos sentidos. De pasar de ser un ataque fluido donde el spacing roza la perfección y en el que a cada propuesta defensiva hay una reacción táctica del equipo, llegados a los últimos instantes el juego se ralentiza, las posesiones se alargan y se condensan en dos focos: Luka y Porzingis (este en menor medida).

Doncic en el clutch
Temporada Puntos %TC %T3 %TL
2018-19 3,2 44% 30% 66%
2019-20 2,4 32% 17% 65%

El esloveno tiende a resolver muchas de sus acciones individuales en el clutch con uno de sus movimientos más característicos como es el stepback, lo cual, por muy certero que sea este recurso, permite a sus rivales anticipar cuál va a ser su resolución y estar preparados para puntear o limitar la incidencia de este.

En caso de que decida penetrar hacia el aro o jugar un bloqueo directo donde se integre a Porzingis, sus rivales colapsan fácilmente la pintura sin dar opción a que el esloveno pueda encontrar el espacio idóneo para anotar o asistir a quien sea.

Con un puesto virtualmente asegurado en los Playoffs en esta temporada, los Dallas Mavericks y en especial Luka Doncic tienen una oportunidad única de dar la sorpresa si son capaces de seguir haciendo simplemente lo mismo que han realizado durante todo este curso. No obstante, en la postemporada cada error se paga caro y un paso en falso puede dar al traste rápidamente con todo el trabajo realizado, en ese sentido, organizar mucho mejor sus ofensivas en el clutch dotando al ataque de un empaque mayor con una riqueza táctica con la que sorprender al otro equipo puede ser la solución a la tendencia individualista que ha caracterizado a Dallas este año en los últimos minutos.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Zubac
Noche soñada de Zubac para vencer a los Mavs
Juan Estevez
mikal bridges tj warren
Phoenix impone su defensa para el 4-0
Nacho Losilla
Playoffs Race West, Carrera Playoffs Oeste
Los detalles de la carrera a Playoffs del Oeste, al día
Leandro Fernández
Ben Simmons
Simmons, baja indefinida en los 76ers
Leandro Fernández
Bogdan Bogdanovic
Bogdanovic lidera el vendaval ante Pelicans
Leandro Fernández
españoles nba
El compromiso social de los españoles NBA
Sergio Rabinal
Más noticias