);
Regreso NBA

Damian Lillard se desquitó: 51 puntos para darle el triunfo a Portland Trail Blazers sobre Philadelphia 76ers

Luego de tener un cierre para el olvido en la caída ante los Clippers, incluyendo el haber fallado un par de tiros libres consecutivos con su equipo abajo por uno, uno podía esperar que Damian Lillard saliera a jugar el partido de este domingo ante Philadelphia con ánimo de revancha. Y lo cierto es que todo aquel que pensó de esa manera, no se equivocó.

Lillard, que normalmente venía tomando un approach más pasivo en los inicios de partidos, buscando involucrar a sus compañeros, arrancó el juego con una agresividad superlativa, especialmente a la hora de atacar el aro. Y lejos de sacar el freno del acelerador, mantuvo esa energía durante todo el duelo ante los 76ers, terminando con nada menos que 51 puntos con un súper eficaz 16-28 de campo y 15-16 en tiros libres.

Claro que como muchas otras veces, Dame se guardó lo mejor para el cierre: anotó 18 puntos en el último cuarto (3-4 triples, 2-2 dobles y 5-6 libres), para poner a raya a un equipo de Philadelphia que tuvo que jugar buena parte del encuentro sin Joel Embiid, lesionado en su tobillo izquierdo. Terminó siendo victoria por 124-121 para Portland, con Josh Richardson fallando el triple del empate.

El último período de Lillard tuvo absolutamente de todo, coronado para una jugada de cuatro puntos cuando su equipo caía en el marcador por 114-113 a falta de 2:53. Un verdadero show, al que ya nos tiene acostumbrados.

Tras aquel lapsus ante los Clippers, volvió el Lillard de siempre y ayudó a que Portland (33-39) quede a solo medio juego de Memphis (33-38) en la lucha por el octavo lugar del Oeste. Los Blazers deben enfrentar a Dallas y Brooklyn en sus últimas dos presentaciones, mientras que los Grizzlies se verán las caras contra Boston y Milwaukee. Como efecto colateral de este resultado, Sacramento y New Orleans se quedaron sin chances de play-in.

Buena respuesta Sixer

Los Sixers no solo se presentaron sin Ben Simmons, a quien probablemente no vayan a tener por el resto de la campaña, sino que promediando el primer cuarto perdieron a Joel Embiid. Portland sacó ventaja de esas ausencias y sacó 14 en el primer parcial (33-19), luciendo claramente superior y encaminado a una victoria cómoda.

Sin embargo, nada de eso ocurrió, y la respuesta de los de Brown ante sus ausencias fue más que positiva. Al frente de esa reacción estuvo Josh Richardson quien tuvo su mejor partido con la casaca de los Sixers, finalizando con 34 puntos (máxima de la 2019-2020), 13-20 de campo y 6-10 en triples, además de 6 asistencias y 5 rebotes.

Lo del ex Miami fue muy bueno durante toda la noche, pero sobre todo en el tercer cuarto, cuando sumó 12 unidades para liderar un parcial de 34-24 que le permitió a Philadelphia entrar a los 12 minutos finales al frente por 92-91.

Así como Richardson brilló en el tercero, Alec Burks tomó la posta en el último, con 15 puntos y un 6-8 de campo. Aunque no terminó alcanzando, por un momento pareció que los dos guardias iban a liderar una sorpresiva victoria de Philadelphia, ante un rival mucho más necesitado y completo que ellos.

Burks terminó el juego con 20 puntos desde el banco, en un choque en el que Tobias Harris no estuvo derecho con el aro: 16 puntos, 7-19 de campo. Con el alero en un mejor nivel, quizá la historia hubiera sido distinta.

Las dos caras de Portland

Más allá de la victoria, el partido le deja un sabor amargo a Portland, que necesitó de una actuación extraordinaria de su líder (Carmelo Anthony ayudó con 20 puntos) para sobreponerse a un Philadelphia muy inferior en los papeles. ¿Por qué ocurrió esto? Porque los de Stotts volvieron a dar ventajas muy grandes en defensa, permitiendo a los 76ers un 48% de campo, un 47% en triples y 14 rebotes ofensivos, perdiendo la batalla en los tableros por 48-41.

Más allá de los regresos de Nurkic y Collins, la historia para los Blazers sigue siendo la misma: su ofensiva tiene que superar todo lo que entrengan en el campo. A tal punto llega ese escenario, que luego de ese juego Portland presenta el mejor rating ofensivo de la reanudación, con un superlativo 120,9 puntos, pero el tercero peor en defensa (118,3).

El equipo siente especialmente la baja de Trevor Ariza para esta reanudación (y ni hablar de Aminu y Harkless, comparado con el año pasado), quedándose sin buenos marcadores en las posiciones de escolta y alero, con la excepción de un Gary Trent Jr. que por fin volvió a Tierra: 5 puntos, 1-6 en triples en 34 minutos en el campo.

Mientras Portland no logre dar un paso adelante en defensa, será muy difícil que su 2019-2020 se extienda más allá de lo esperado.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Zach LaVine
LaVine, feliz con la contratación de Donovan
Carlos Herrera Luyando
Trae Young
Trae Young y la necesidad de ganar
Carlos Herrera Luyando
Jamal Murray, LeBron James
¿Qué esperar del Game 5 entre Lakers y Nuggets?
Leandro Fernández
black lives matter
La NBA y la búsqueda de la justicia social
Nacho Losilla
Anthony Davis
El estado de AD tras su esguince de tobillo
Leandro Fernández
jayson tatum
Tatum sigue batiendo registros
Nacho Losilla
Más noticias