Denver Nuggets

Tres historias a seguir en el Denver Nuggets vs. New Orleans Pelicans

Luego de su emocionante remontada ante Chicago para conseguir en la prórrogga su tercera victoria seguida, los Denver Nuggets salen a la cancha temprano este domingo, enfrentando a los New Orleans Pelicans desde las 20 horas de España. Los de Malone quieren seguir por la senda victoriosa y conseguir un triunfo que no solo los deje con el quinto puesto en soledad (hoy están igualados allí con Portland), sino además los sigo acercando al pelotón de punta del Oeste.

El presente de los Pelicans es mucho más complicado. Hoy tienen marca de 17-24 y figuran igualados con Oklahoma City en la 11° posición del Oeste, cerca de los puestos de Play-in, pero lejos de la expectativa que se tenía sobre ellos en la previa de la campaña. Los de Van Gundy han demostrado durante todo el torneo ser un rival de peligro cuando están en una buena jornada, pero también poder ser superados ampliamente por cualquier equipo, cuando las cosas no salen bien. Pocos conjuntos tienen un piso y un techo tan lejano como el de este New Orleans, que viene de un par de derrotas en Portland.

A continuación repasamos tres historias a seguir, las cuales podrían definir un duelo que aparece con varios atractivos especiales.

La temporada 2020-2021 está aquí, el NBA League Pass es tu lugar para mirar la acción, y ahora lo puedes hacer gratis por aquí. 7 días de prueba sin cargo. Partidos en vivo y on demand. La oportunidad de mirar todo en tu dispositivo favorito.

Choque de estilos

Aunque probablemente no vayan a marcarse mutuamente, al menos no desde el comienzo, no hay dudas de que el gran duelo del encuentro pasa por ver a dos de los interiores más dominantes de la liga, quienes además no podrían tener un contraste más grande de características: la explosión y potencia de Zion Williamson contra toda la lectura y recursos técnicos de Nikola Jokic.

El serbio está teniendo una temporada sublime, al punto de que si consideramos las lesiones de Joel Embiid y LeBron James, seguramente sea hoy el máximo candidato a quedarse con el MVP del certamen. Su impacto en estos Nuggets es visible cada vez que toca la bola y sus estadísticas de la 2020-2021 ayudan a dimensionar su aporte: 27 puntos, 11,2 rebotes, 8,6 asistencias, 1,6 robos, un 56,6% de campo, un 41,6% en triples y 86,6% en libres. ¿Qué más se le puede pedir a Nikola, al menos en ofensiva? Realmente nada.

Lo de Williamson es un rendimiento lógicamente más limitado en muchas áreas, pero de enorme dominio en una específica: su capacidad para generar pánico en la defensa rival cada vez que ataca la pintura. Todavía no hay respuestas claras para cómo defender a Zion, que está lanzando nada menos que un 61,8% de campo en la campaña, a pesar de tomar 16 tiros. ¿La última vez que un jugador combinó ese nivel de eficacia y volumen de intentos? Nunca. Jamás un jugador NBA anotó por encima del 61% con al menos 16 lanzamientos por partido. Los más parecidos fueron Kareem Abdul-Jabbar (60% y 16,9), Kevin McHale (60% y 17) y Shaquille O'Neal (60% y 15), todos en una sola ocasión. Así de dominante es el ex de Duke, aún cuando en otras facetas todavía le falta desarrollo.

La defensa sobre Ingram

Denver no solo tendrá el desafío de frenar a Williamson, a quien seguramente le asignará a Paul Millsap y JaMychal Green como sus marcadores habituales, sino también a Brandon Ingram, que anota 23,8 puntos por partido. ¿Por qué destacamos este factor? Porque Ingram representa exactamente la clase de jugador para la cual los Nuggets no tienen una respuesta defensiva clara: aleros altos, atléticos y con muchos recursos anotadores.

A la hora de proyectar potenciales Playoffs frente a rivales como LeBron James, Paul George o Kawhi Leonard, entre otros, Denver todavía debe encontrar a ese jugador capacitado para tomar esas asignaciones. En otras palabras, el rol que cumplían Jerami Grant y Torrey Craig en la 2019-2020. Ingram no está al nivel de los tres perimetrales mencionados, pero como anotador no deja de ser una amenaza que pondrá a prueba ese déficit de los locales.

¿Será Michael Porter Jr. el encargado de su marca?, ¿un Will Barton que daría mucha ventaja de centímetros?, ¿un PJ Dozier con buenas prestaciones en ese costado, pero de bajo aporte en el otro? Veremos qué decide Malone. La baja de Gary Harris, quien sigue fuera (al igual que Monte Morris), no ayuda.

¿Sigue el crecimiento de Facu?

Aún cuando sus números anotadores han bajado en sus últimos partidos, Facundo Campazzo está teniendo su mejor momento desde que llegó a la NBA. La lesión de Monte Morris le ha dado un protagonismo grande en cuanto a minutos y rol, algo que el argentino no solo no ha desaprovechado, sino que ha utilizado para crecer en la consideración del equipo.

El rol de Campazzo empieza a quedar muy claro y los últimos cuatro partidos han sido un reflejo de esto: clave en defensa, donde debe borrar varias de las debilidades de sus compañeros (muchas veces en la misma posesión) y decisivo en el otro costado con su visión de cancha y precisión en los pases. De hecho, lleva cuatro partidos consecutivos con al menos 6 asistencias, promediando 7,5 en 26,8 minutos durante ese tramo, con apenas 1,3 pérdidas.

Veremos si logra sostener esa tarea y si puede sumarle algo de mayor peso anotador, teniendo en cuenta que en esos cuatro encuentros mencionados, apenas promedió 2 puntos y en tres de ellos no anotó ningún lanzamiento (2-10 de campo total).

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Hornets rookie LaMelo Ball faces the Raptors
¿Qué jugador debutará en el All-Star 2022?
NBA.com Staff
wnba
5 historias a seguir en los Playoffs de la WNBA
Sergio Rabinal
Jaylen Brown
Jaylen Brown, listo para volver con Celtics
Sergio Rabinal
Monte Morris
Morris y su trabajo para ser titular en Denver
Leandro Fernández
JJ Redick
Redick y su lugar histórico para el triple
Leandro Fernández
Korver
¿Qué jugadores anunciaron su retirada?
Juan Estevez
Más noticias