);
Houston Rockets

Derribando mitos: James Harden no es un mal defensor

¿Cuántas veces pasando el rato en Twitter o Instagram te has topado con un vídeo de este tipo? Una escena aislada en la que James Harden se despista en defensa y el equipo contrario acaba anotando fácilmente. Esta compilación de imágenes muy concretas ha generado la idea en algunos sectores de que la estrella de Houston Rockets es un mal defensor. No solo eso, sino que directamente no defiende. Como si su equipo atacase con 5 y defendiese con 4 jugadores.

Nada más lejos de la realidad.

MÁS | La clave del éxito para Houston Rockets en la reanudación NBA pasa por la defensa

Puede que La Barba no esté al nivel global de otros como Kawhi Leonard, Paul George, Jimmy Butler o su compañero Russell Westbrook, pero el MVP de 2018 tiene aptitudes para la defensa, sus puntos fuertes y en absoluto es un lastre para su equipo en este apartado.

Tiempo atrás sí que es cierto que tuvo un periodo continuado donde su rendimiento en la protección de aro dejaba bastante que desear, algo que cambió considerablemente con la llegada de Mike D'Antoni al banquillo, el cual le dotó de un rol concreto, impulsándole a una mejora considerable y colocándole en posiciones donde podía sacar a relucir su fantástico juego de pies y rapidez de manos.

Rendimiento defensivo de Harden

Temporada Rockets con Harden en pista Rockets sin Harden en pista
2019-2020 108,2 109,5
2018-2019 110,3 105,1
2017-2018 106,2 101,9
2016-2017 108,9 104,1
2015-2016 106,9 103,9

La actual temporada ha acabado siendo la confirmación de la tendencia al alza de Harden en defensa consiguiendo sus mejores números en prácticamente todos los ámbitos y demostrando que no es, ni de lejos, un defensor nefasto y contraproducente para los intereses del equipo de Texas.

Defensa al poste

Este es el gran argumento en defensa de la defensa de Harden (valga la redundancia) pues, ¿qué pensarías si te dijese que es el mejor defensor al poste bajo de toda la NBA? No Joel Embiid, no Rudy Gobert, no Kawhi Leonard: James Harden.

Y la respuesta a ese dato podría ser rápida, argumentando que la muestra es reducida, que es fruto de la casualidad o que ha tenido simplemente suerte. Pero la realidad es que La Barba es el tercer jugador de toda la liga que más posesiones defiende por partido en el poste con 1,8, solo superado por Dwight Powell y su ex-compañero Clint Capela.

De esas casi 2 acciones por noche sus rivales apenas han conseguido sacar 0,65 puntos siendo el más efectivo entre todos los que entran en la lista (mínimo 1 posesión). Como resultado sus emparejamientos no han pasado del 32% de acierto en tiros de campo y casi en un 14% de las situaciones les ha forzado a perder el balón. En lo que se refiere a otros exteriores, Harden ha rendido por delante de jugadores contrastados como Marcus Smart o Jrue Holiday.

Puede que tras leer estos datos te quedes igual, que no te convenza la estadística avanzada y lo que realmente sirven son las acciones reales en pista. Echemos un ojo a estos cuatro ejemplos:

El jugador de los Rockets mantiene siempre una constante actividad en el cuerpo a cuerpo, o bien anticipando los movimientos de su emparejamiento justo en el instante previo a la recepción, lo cual fuerza o potencia la pérdida, así como aguantando las acometidad incluso contra rivales de mayor entidad física.

Aquí reside una de las razones por las cuales Harden acumula un volumen semejante de posesiones ya que Houston tiene un sistema de cambios en defensa que acaba propiciando que La Barba se empareje en un mismatch con alguien más grande.

Una curva ascendente

El asunto de la defensa de Harden no se queda en el poste bajo únicamente pues su evolución es evidente y progresivamente ha ido adquiriendo herramientas que le han permitido convertirse en un jugador a seguir en este apartado a pesar de la aparente inactividad que en muchas ocasiones se aprecia en las posesiones de los Rockets y que tanto daño le hacen.

El staff técnico de Houston ha conseguido construir un sistema defensivo capaz de responder a casi cualquier reacción de sus rivales. La diferencia física que presentan en cada encuentro y la ausencia de un interior de referencia tras la salida de Capela ha obligado a todo el equipo a realizar un trabajo constante, con una implicación total pues una pequeña grieta podría acabar por dar al traste con todos los esfuerzos invertidos en este apartado.

Esto pasa por responder manera agresiva a cada cambio, especialmente sobre el jugador que continúa hacia el aro tras la pantalla, y tener una buena capacidad de reacción en caso de quedarse aislado con el jugador con balón. Este tipo de dinámicas defensivas y la creencia generalizada de que Harden es un mal defensor hacen que le lleven en bastantes momentos del partido a situaciones de aclarado.

MÁS | ¿Cómo juega Houston Rockets? Sistemas más usados, filosofía, estadística avanzada y más...

Aquí el escolta se ha defendido bastante bien, dejando a sus emparejamientos en 0,89 puntos por posesión con un acierto del 43%. Es el sexto que mejor las defiende de toda la NBA y es el cuarto que más posesiones de este tipo acumula por noche.

Pero defender en el cuerpo a cuerpo no es lo que más llama la atención de la mejoría de Harden en este apartado porque la clave está en la defensa sin balón, es decir, las ayudas y fintas, incluso llegando desde el otro extremo del campo. El MVP de 2018 es el sexto en la clasificación general de robos por partido (1,7) por delante de Butler, Holiday, Smart o Paul, lo cual no demuestra que sea un buen defensor per sé, pero refleja que reacciona en el timing correcto y realiza las lecturas adecuadas sobre balón.

Para justificar que no es un defensor nefasto basta mirar las hustle stats, aquellas que tratan de medir el impacto más opaco de la defensa donde las deflections (tocar el balón sin llegar a robarlo para desviar su trayectoria) ponen en valor su importancia para los Rockets. Harden ha promediado 3 por encuentro, siendo el 14º que más de la NBA por delante de Draymond Green, Ricky Rubio, Danny Green o Trevor Ariza. Además, consigue recuperar 1,5 balones tras pérdida de los Rockets (8º en liga) y llega a puntear 8,3 tiros por partido, lejos de la élite pero el 3º entre los guards.

Sus números en defensa del pick&roll siguen estando en la media pues se mantiene en el 38% de acierto rival (0,78 puntos por posesión) y en acciones de spot up esto baja al 36% de acierto pero con 0,95 puntos por posesión.

De nuevo, si toda esta suma de números no te acaba por convencer hemos preparado este vídeo con algunos detalles defensivos de Harden que ponen en valor su lectura del lado débil, un correcto posicionamiento y de actividad en los triángulos defensivos que desmontan el mito de que es un lastre para su equipo en este costado:

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Clippers
Previa de Clippers rumbo a la 2020-2021
Sergio Rabinal
Zion and Ja
Pelicans: "Si está sano, veremos al verdadero Zion"
Sergio Rabinal
Warriors
Previa de Warriors rumbo a la 2020-2021
Juan Estevez
Dinwiddie LeVert
¿Cómo encajan las piezas de los nuevos Nets?
Juan Estevez
Campazzo
¡Campazzo, oficialmente en los Nuggets!
Juan Estevez
Evan Turner
Turner, de regreso en Boston como asistente
Agustín Aboy
Más noticias