);
Golden State Warriors

Draymond Green, sobre los Warriors 2019: "Kevin Durant tendría que haber sido claro, siempre tuvimos un elefante en la habitación"

La temporada 2018-2019 comenzaba con los Golden State Warriors como claros favoritos para el título de campeones de la NBA. Eran el mejor equipo del planeta y tres de los cuatro trofeos eran suyos, dos consecutivos desde que llegase Kevin Durant en el verano de 2016.

Más | Scottie Pippen y su no traspaso en 1994 de vuelta a Seattle

Era también el 20º aniversario de la última temporada de los Chicago Bulls de Michael Jordan, Phil Jackson, Scottie Pippen y compañía, justo el equipo que está tan de moda en estos momentos por el documental "The Last Dance". Los Warriors de 2019 miraban a aquellos Bulls de frente a frente. Sabían que eran los mejores, recibían comparaciones con ellos a nivel de dominio y contaban con Steve Kerr en el banquillo, su nexo de unión.

Sin embargo, el curso no terminó como ellos pretendían. Hubo problemas internos con respecto al futuro de Durant, en especial a comienzos de temporada con ese incidente en el banquillo en un final apretado contra los Clippers en el que también estuvo involucrado Draymond Green. Cayeron en las Finales ante los Raptors de Kawhi Leonard y muy mermados por las bajas del propio Durant y Klay Thompson.

Existe una expresión en el inglés conocida como "elephant in the room". Esta expresión metafórica se refiere precisamente a lo que ilustra: un cuarto desordenado, que tiene un elefante y, que de no sacar al animal, va ganando tamaño y generando un mayor desorden. Justo lo que ocurrió con los Warriors del último año de Durant.

"Steph hizo algo importante, fue a tratar con el elefante en la habitación", cuenta Draymond en una charla junto a Maverick Carter y Paul Rivera en Uninterrpted. "Nosotros ya habíamos respondido a las preguntas de la prensa, no nos importaba eso. Era algo nuestro, de los jugadores".

Más | Power Ranking: los mejores jugadores de los 90

"Kevin firmó el contrato de un año por su cuenta, así que había un elefante en la habitación. Steph vino y nos dijo que disfrutásemos el año porque no sabíamos qué iba a pasar al siguiente", cuenta el líder emocional del mejor equipo de Golden State. "Tienes el (final del) contrato de Kevin, el contrato de Klay... Y yo me vi ahí arrojado en ese tema del contrato, pese a tener un año más después, que era este".

"Así que ese era el elefante en la habitación, pero Steph le golpeó y dijo que disfrutásemos ese año. Lo que debería haber pasado es que Kevin saliese y dijera, esto es lo que hay, es este año y ya está. O al contrario, no, no va a ser el último. Pero no puedes dejar el elefante en la habitación, porque lo que ocurrió es que la pregunta venía a nosotros".

"Cada vez que hablábamos con la prensa, Klay y yo recibíamos preguntas sobre nuestro contrato, cada vez. Y eso se debía a Kevin. Klay decía que quería ser un Warrior para siempre, que empezamos esto y quería estar hasta el final. Yo digo lo mismo, quiero estar aquí toda mi carrera: empezamos esto, lo construimos y quiero terminar aquí con aquellos con los que empecé", dice Draymond.

"Y luego está Kevin. ´No sé lo que voy a hacer el año que viene, no importa´, decía, pero sí que importa, porque no eres la única persona que tiene que responder a esa pregunta. Y, siendo francos, tú eres el último que tienes que contestar a esa pregunta porque no cuentas una mier**, no le dices nada a la prensa sobre casi ningún tema y, como mucho, les dices que se callen".

"Yo no les mando callar. Yo tengo una conversación y, así, me veía estancado contestando siempre a la misma pregunta. Debido a eso siempre hubo un elefante en la habitación".

Green siempre se ha mostrado abierto con la prensa, dado a este tipo de charlas en programas donde puede explayarse como la persona muy emocional que es. De hecho, se le ha podido ver en otros programas, como "The Shop: Uninterrupted" en HBO junto a LeBron James.

El jugador contestaba a un tema en el que relacionaban a los Warriors de 2019 con los Bulls del 98. "La diferencia es que ellos no tenían ese elefante en la habitación". Cuenta que ellos sabían todo desde el principio: era el último año de Phil Jackson, Michael Jordan se iba a retirar y las salidas de Dennis Rodman y Scottie Pippen eran seguras.

También dice algunas cosas muy interesantes, por ejemplo, que el equipo de las temporadas de 2017 y 2018 hubiese "ganado de 20 o 25 puntos al de 2016". De primeras parece lo normal: contaban con Durant después de sumar 73 victorias en 2016, pero es que hay más.

"Como éramos mucho mejores no estábamos siempre concentrados. El primer año fue más de tratar de ajustarse con Kevin. El encuentro de Navidad de 2016, que perdimos contra Cleveland, fue un punto de inflexión. KD le dijo a Curry que no tenía que buscarle siempre. Sabíamos que éramos los mejores y que ningún equipo nos iba a ganar. Antes de un partido decíamos ´ey, hoy vamos a estar concentrados´, y ganábamos de 30. En la 2015-2016 teníamos que pelear, estar siempre concentrados".

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

lebron james cavs
Los 5 rivales preferidos de LeBron en Playoffs
Sergio Rabinal
nba house barcelona
Comunicado NBA Café Barelona
NBA.com Staff
shot clock
La historia del reloj de posesión en la NBA
Sergio Rabinal
charles barkley
Cuando Barkley desafió a Jordan por ser el mejor
Nacho Losilla
NBA entrenamiento
La progresiva vuelta a los trabajos para los equipos
NBA.com Staff
leuer
Jon Leuer se retira del baloncesto
Sergio Rabinal
Más noticias