);
Golden State Warriors

Draymond Green de cinco, una estrategia que sigue siendo devastadora en Golden State Warriors

Durante años no hubo una formación que causara mayor pánico entre los rivales que cualquiera de Golden State que tuviera a Draymond Green de pivot, rodeado por cuatro perimetrales. Ya sea en los Warriors originales con Curry, Thompson, Iguodala y Barnes y ni hablar cuando a ese grupo se le sumó Durant. A tal punto dominaban esas alineaciones que recibieron el mote de formación de la muerte. Se trataba de un as bajo la manga como ningún otro alrededor de la liga, que Kerr solía guardar para momentos específicos o partidos decisivos.

Más | ¡Vota aquí a tus jugadores favoritos para el All-Star Game!

Claro que en la 2020-2021 la apuesta de los californianos estaba siendo otra: ganar altura y juntar a Green siempre con un pivot natural a su lado. Mayormente el novato James Wiseman, tomado baja el ala de Draymond como su mentor, o en su defecto Kevon Looney. Sea uno u otro, prácticamente no habíamos visto aquel famoso small-ball de Golden State durante sus primeros 21 partidos de la campaña. Más bien todo lo contrario.

Sin embargo, las bajas forzaron la mano de Kerr, obligándolo a volver a las fuentes. Los Warriors han quedado absolutamente disminuidos en su rotación de hombres grandes, con Wiseman, Looney, Smailagic, Paschall y Chriss lesionados, dejando a Green como el único interior real disponible y teniendo que improvisar a su lado con aleros como Juan Toscano, Andrew Wiggins o Kelly Oubre para cubrir necesidades.

Green salió como pivote inicial en los últimos dos encuentros de Golden State y no tardó demasiado en demostrar que la magia de esas formaciones se mantienen intactas. Al menos en ofensiva. Con cuatro externos con amenaza de tiro y de corte hacia el aro a su alrededor, las líneas de pase para Draymond se han multiplicado, contrastando con la ofensiva más estática que tenían al juntarlo con Wiseman o Looney. Y no solo han aparecido esas opciones de descarga, sino que además el oriundo de Saginaw las aprovechó a un ritmo extraordinario: registró 15 asistencias en la victoria del jueves ante los Mavs y otras 15 en la caída de este sábado, también contra los de Carlisle.

Cuando los Warriors utilizan a Green de cinco, su ataque se vuelve absolutamente aplastante y sin igual alrededor de la liga. Hablamos de un rating ofensivo de ¡132,9 puntos! en 277 posesiones de muestra. No leyeron mal: 132,9 puntos por cada 100 posesiones... una cifra monumental, que aparece como la mejor de toda la NBA para ese rango de posesiones.

Y más allá de que los puntos en ese esquema llegan usualmente de las manos de Curry, es imposible no destacar a Green en el centro mismo de ese éxito sin igual: cuando comparte cancha con un pivote, da una asistencia cada 8,3 posesiones. Una relación ya de por si excelente. Pero cuando se lo junta con cuatro perimetrales, esa relación mejora a una cada 7 posesiones. En otras palabras, Draymond promedia 12 asistencias por 100 posesiones jugando de cuatro y 14,1 jugando de cinco.

La mejor marca de la 2020-2021 (mínimo 500 minutos) le pertenece a James Harden con 13,9 asistencias por 100 posesiones, por lo que cuando se lo utiliza como pivote, Green pasa a ser literalmente el mejor asistidor de la liga.

El impacto de esa generación de pases de Draymond como cinco se ve reflejado fácilmente en la anotación del resto de sus compañeros. Especialmente en Curry, Wiggins y Oubre.

Puntos por 100 Posesiones
Jugador Green de 4 Green de 5
Stephen Curry 39,4 44,6
Andrew Wiggins 24,8 30,4
Kelly Oubre 19,9 30,3

La suba es sustancial y directamente relacionada al talento pasador de Green, potenciado por una formación mucho más abierta y dinámica que la que traía el equipo.

Claro que no todas son buenas noticias. Porque si bien los Warriors han podido mantener el éxito de aquella death lineup en ataque, la historia defensivamente es muy distinta. Esos quintetos del pasado también eran dominantes en el campo propio, pero no es el caso en la 2020-2021: cuando juegan con Green de cinco permiten 115,7 puntos por 100 posesiones. Un rating que aparece en el percentil 24 alrededor de la liga (0 siendo la peor marca y 100 la mejor).

Ese retroceso no debe atribuirse a un bajón grande de Draymond en defensa. Después de todo, viene de conseguir nada menos que 6 robos y 4 tapones en su última presentación ante Dallas. Sino que parece estar mucho más relacionado a lo que tiene a su alrededor: hay una distancia sideral entre el rendimiento en la marca de Thompson, Iguodala y Barnes/Durant, al que ofrecen jugadores como Wiggins (aún con su progreso), Oubre y compañía.

Es justamente por esa debilidad defensiva que Kerr le venía escapando a las formaciones pequeñas en esta campaña, priorizando el fortalecimiento en ese campo. Algo que por otro lado, está consiguiendo: hoy aparecen 9° en defensa y apenas 17° en ataque entre los 30 equipos de la competencia. Pero sin más alternativas a su disposición, el DT no ha tenido otra opción que apelar a esa estrategia y al menos en una de las áreas, encontrar un rendimiento totalmente de élite.

¿Veremos más seguido a Green de cinco cuando regresen Wiseman y Looney? Si es por nosotros, los espectadores neutrales, ojalá así sea. Porque si algo dejaron claros los choques ante los Mavs es que a pesar del paso del tiempo, sigue habiendo pocas propuestas más devastadoras para las defensas rivales (y entretenidas para los espectadores) que ese tipo de alineaciones.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Claxton
Brooklyn, sin piedad sobre los Magic
Juan Estevez
Doncic Simmons
Sixers y un show defensivo sobre Luka y Dallas
Juan Estevez
Wizards
Washington sigue creciendo: victoria en Denver
Juan Estevez
Tyus Jones
Noche NBA: Memphis, categórico ante Clippers
Juan Estevez
Malik Beasley
Beasley, suspendido por 12 partidos
NBA.com Staff
All-Star Draft
Draft del All-Star Game, ¿cómo funciona?
Staff NBA.com
Más noticias