);
Golden State Warriors

Durant (33) lleva a los Warriors a su décimo triunfo consecutivo en casa de los Celtics

Golden State Warriors 115 - 111 Boston Celtics

Estadísticas

Siguen siendo los reyes y siguen siendo en cierta medida imbatibles. Los Golden State Warriors sumaron su décima victoria consecutiva a costa de los Celtics y en su propia casa con un final de infarto y donde se puso a prueba la experiencia de cada equipo. Stephen Curry y Klay Thompson marcaron el devenir del partido con su fenomenal actuación ofensiva con 24 y 21 puntos respectivamente, pero el hombre del encuentro fue Kevin Durant que se fue hasta los 33 puntos.

Un Durant que fue el castigador perfecto para los Celtics que no encontraron la forma de parar sus constantes llegadas al aro. Con este importante triunfo, los Warriors suman su décima victoria consecutiva y abren hueco respecto al resto de competidores por el primer puesto del Oeste. Además, esta victoria ha supuesto la número 300 para Steve Kerr, convirtiéndose en el entrenador que más rápido lo ha conseguido de todas las majors de Estados Unidos.

Esta derrota, en cierto modo inesperada para los Celtics, supone un varapalo ya que el equipo verde estaba en una buena dinámica y había realizado un muy buen encuentro, pero una serie de malas decisiones en la recta final del encuentro condenó a los de Stevens a la derrota. "Jugamos duro, pero no hicimos suficientes jugadas en el momento correcto que necesitábamos para vencer a los mejores", comentaba Tatum. "Ves lo difícil que es ganar un partido contra el mejor. Debes ser casi perfecto", afirmaba el joven de Boston a Chris Forsberg.

En las filas de los Celtics el mejor fue Kyrie Irving que a través de un liderazgo pocas veces visto en su época en Boston consiguió 32 puntos, 6 rebotes y 10 asistencias dejando una actuación para el recuerdo. Seguido de Irving, Tatum se fue hasta los 20 puntos y Horford hasta los 22 puntos y 13 rebotes.

Boston fue por detrás durante gran parte del primer tiempo, a remolque de la voluntad de Durant que decidió hacer del Garden su hogar. El jugador de los Warriors puso en juego todo su arsenal ofensivo para acabar con quien tuviese enfrente y liderar a Golden State a un 61 a 59 al descanso. Todo ello con una más que asombrosa actuación de Irving, que hizo más de anotador que de distribuidor en buena parte del partido, con una racha muy positiva que impidió a los campeones escaparse en el marcador.

Tras el descanso sería Tatum quien lideraría a los verdes con 11 puntos en el tercer tiempo para evitar que los Warriors se escapsen en el marcador, pues entre Durant y Cousins el partido estaba en un momento muy complejo para los locales. Sería el propio Durant quien abriría una brecha de 7 puntos casi al final del tercer tiempo con el que los Warriors pondrían cierta distancia, obligando a sacar lo mejor de sí a los locales.

Y así fue. Un parcial de 4 a 12 favorable a Boston les colocaba por delante, un parcial liderado por Irving que revolucionaba el partido. Los visitantes sacaron toda la artillería para ganar el partido, fue entonces cuando Curry y Thompson demostraron su valor como anotadores, castigando cada error de Boston.

El partido se decidiría en los últimos instantes, cuando Green fallase los dos tiros libres que hubiesen aumentado la distancia a cuatro puntos. Smart capturó el rebote, pero perdió el control del balón que fue a las manos de Curry y recibió de nuevo una falta. Aquella posibilidad de haber ganando el partido se escapó en tan solo unos instantes.

Más en NBA.com

#Playoffs
Consulta los resultados y horarios de los Playoffs
Staff NBA.com
Gasol Ibaka
Ibaka y Gasol, la conexión del éxito
Pablo Schatzky
Raptors vs. Bucks
El banquillo de Toronto al rescate
Carlos Herrera Luyando
#Ibaka
¡EMPATE! Los Raptors aplastan a los Bucks de la mano de Gasol e Ibaka
Pablo Schatzky
Terry-Stotts-051519-usnews-getty-ftr
Portland extiende el contrato de Stotts
Pablo Schatzky
Luka Doncic, Trae Young
Doncic y Young lideran el mejor quinteto de novatos
Leandro Fernández
Más noticias