);
Dr. Martin Luther King Jr.

Earl Lloyd: uno de los primeros y más importantes pioneros de la NBA

Cuando pensamos en los jugadores que cambiaron a la NBA para siempre, Bill Russell, Wilt Chamberlain, Michael Jordan, Magic Johnson, Larry Bird y LeBron James están probablemente entre los primeros nombres que nos vienen a la mente.

Sin embargo, hay una persona en particular que es frecuentemente olvidada cuando se trata de su legado eterno en la liga.

¿Su nombre? Earl Lloyd.

Nacido en Alexandria, Virginia un 3 de abril de 1928, Lloyd creció en un Estados Unidos de segregación racial. Como estudiante de secundaria en la Parker-Gray, probó rápidamente ser uno de los mejores jugadores del estado, recibiendo tres selecciones como All-South Athlantic Conference. Su juego lo llevó a ganarse una beca en la Universidad de West Virginia State, donde su entrenador de secundaria, Louis Randolph Jackson, se había graduado.

"En 1946 los chicos negros sabían muy poco sobre la universidad", recordó Lloyd. "Aunque tuve algunas otras ofertas de becas, donde el entrenador Jackson dijera que debía ir, yo iba a ir. No lo debatí, porque si la universidad podía hacerme la mitad del hombre que era mi entrenador, sería grandioso".

Lloyd pasó cuatro años en West Virginia State. En la 1947-1948 ayudó al equipo a un récord de 30-0, siendo el único conjunto invicto del país. Ganaron el campeonato de la Central Intercollegiate Athletic Association (CIAA) en 1948, seguido por otro título en 1949.

Lloyd fue nombrado All-Conference tres veces y All-American dos veces durante su paso por West Virginia State. Luego fue votado como uno de los 50 mejores jugadores en la historia de la CIAA, como así también su Jugador de la Década entre 1947 y 1956.

Su éxito en la universidad preparó a Lloyd para hacer historia.

MÁS | Kareem Abdul-Jabbar y cómo Martin Luther King inspiró su vida de activismo y justicia social

En 1950, Lloyd fue elegido con el pick 100 del NBA Draft por los Washington Capitols. Fue uno de tres jugadores negros que se unieron a la NBA en esa temporada. Chuck Cooper, elegido con el 14° pick del Draft de 1950, se transformó en el primer jugador afroamericano en ser drafteado. Nathaniel Clifton, quien comenzó su carrera jugando para los New York Rens y los Harlem Globetrotters, fue el primer afroamericano en firmar un contrato con un equipo NBA.

Y el 31 de octubre de 1950, Lloyd se transformó en el primer afroamericano en jugar un partido NBA.

Lloyd sumó 6 puntos y tomó 10 rebotes en su debut.

La temporada de novato de Lloyd duró apenas siete partidos, porque fue drafteado por el ejército durante la Guerra de Corea. Volvió en 1952 y jugó para los Syracuse Nationals (hoy Philadelphia 76ers) quienes adquirieron sus derechos cuando los Capitols abandonaron la competencia. A partir de ahí pasó seis temporadas con los Nationals, promediando 8,3 puntos, 6,6 rebotes y 1,5 asistencias por partido.

La mejor temporada de la carrera de Lloyd llegó en la 1954-1955. No solamente promedió máximas de carrera con 10,2 puntos, 7,7 rebotes y 2,1 asistencias, sino que ayudó a los Nationals a ganar el primer título en la historia de la franquicia. Él y su compañero Jim Tucker fueron los primeros afroamericanos en ganar un títulos NBA.

Lloyd pasó las últimas dos temporadas de su carrera jugando para los Detroit Pistons.

De acuerdo a una historia del The Washington Post, Lloyd fue rápidamente aceptado por sus compañeros durante su tiempo, pero aún así tuvo que convivir con el racismo de otros. Hay historias de haber sido escupido por un fanático o recibiendo insultos racistas. También tuvo que ver como hoteles y restaurantes se negaban a atenderlo debido al color de su piel.

Lloyd respondió usando ese odio como combustible.

"No puedes saltar a la tribuna y pelearte con los fans. Así que la única manera de hacerlos pagar, es que pierdan el partido", dijo alguna vez Lloyd.

"Mi filosofía es que si no te estaban insultando, es que no estabas haciendo nada. Te asegurabas de que te insultaran, si podías. Porque si te insultaban, era que los estabas lastimando".

Luego de sus días como jugador, Lloyd fue contratado por los Pistons como asistente técnico en 1968. Allí hizo historia nuevamente, siendo el primer afroamericano en ocupar dicha posición.

Lloyd tomó el mando de los Pistons durante la temporada 1971-1972, aunque no duró demasiado: fue despedido luego de iniciar la 1972-1973 con récord de 2-5.

Aún así, Lloyd hizo historia nuevamente, esta vez transformándose en el segundo afroamericano en ser entrenador en la liga, con Bill Russell siendo el primero.

"Ser técnico solo es divertido si ganas", recordó Lloyd riendo. "Yo no gané. No fue divertido".

En el 2003 Lloyd ingresó al Salón de la Fama Naismith Memorial, como contribuyente junto a Robert Parish, James Worthy, Chick Hearn y otras leyendas.

"La habilidad de Lloyd de manejarse con gracia, estilo y profesionalismo, tanto adentro como afuera del campo, durante una era de segregación racial se transformó en un modelo a seguir por otro", dice su biografía en el Salón de la Fama.

"Un ala pivote fuerte, que se transformó en titular en Syracuse durante el campeonato de 1955, Lloyd era conocido por su producción defensiva sobre el líder anotador del rival, además de ser un rebotero vigoroso y un jugador ofensivo eficaz".

Lloyd murió en 2015 a la edad de 86 años. Su legado nunca será olvidado.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

gasol
Gasol y sus claves de mejora para Lakers
Sergio Rabinal
celtics
Los problemas de Boston y su necesidad de un cambio
Sergio Rabinal
Rudy Gobert Jazz Lakers
Utah, candidato de verdad: 114-89 a Lakers
Agustín Aboy
LaMelo
LaMelo y los Hornets dieron el golpe en Phoenix
Juan Estevez
Curry
Warriors y un buen cierre para su gira por el Este
Juan Estevez
Danilo Gallinari
Gallinari anotó 38 y Atlanta aplastó a Boston
Juan Estevez
Más noticias