);
NBA

El 'renacido' Derrick Rose: de 'maldito' a testigo directo en las graves lesiones de George, Hayward y LeVert

Derrick Rose
Getty Images

En 2011, Derrick Rose se convirtió en el MVP más joven de la historia. Con 22 años, fue el jugador que también pasará a la historia como aquel que se coló entre los dos dobletes de LeBron James como MVP en la mejor Liga del mundo. También en Chicago, la ciudad en la que Michael Jordan ascendió al Olimpo del baloncesto, Rose arrancó una carrera sin límites.

Sin embargo, las lesiones en ambas rodillas truncaron su ascenso a lo más alto. Dejaba destellos, pero ni sus últimos años en los Bulls ni su paso por los Knicks pudieron relanzar la carrera del base. La pasada campaña, entre Cleveland y Minnesota, su rendimiento decreció notablemente. Se instaló la idea de que su ocaso definitivo había llegado. Pero en la agencia libre, Tom Thibodeau (una vez más) volvió a apostar por él.

En pleno show mediático e interno por el caso Jimmy Butler, cuando nadie lo esperaba, Rose ha dado un paso al frente mostrando su mejor baloncesto en años. Todos tenemos en la mente los 50 puntos que convirtió la noche de Halloween ante los Jazz. Pero al margen de esa explosión que nos arrancó a todos una sonrisa, Derrick está exhibiendo una constancia que hacía mucho tiempo que no veíamos en él.

Desde aquel encuentro de los 50 tantos, si excluimos el duelo en el Oracle ante los Warriors en el que tuvo que retirarse por unas molestias físicas, son ya cinco los partidos superando la veintena de puntos (dato vía Basketball Reference). Algo que no conseguía desde enero de 2012, tres meses antes de aquella lesión en la rodilla izquierda en los playoffs 2012.

MÁS | Las lesiones que Rose dejó atrás para volver a sonreír

Caris LeVert

Más allá de este renacimiento, llama la atención un hecho curioso. Y es que Derrick Rose ha sido testigo directo de tres de las más graves y trágicas lesiones que han sacudido a la NBA recientemente. "De cierta manera, te revuelve por dentro", reconocía el jugador esta pasada noche poco después de ver cómo Caris LeVert tenía que abandonar en camilla el Target Center con la pierna derecha completamente destrozada. O eso pensamos entonces. Afortunadamente, esta misma tarde, los Nets anunciaban que el jugador ha conseguido evitar pasar por el quirófano y que incluso podría reaparecer esta misma campaña.

En ese instante en el que LeVert aterrizó sobre el parqué segundos antes del descanso, Rose se encontraba también en pista.

Gordon Hayward

Malos recuerdos para un jugador que también tuvo que presencia en el encuentro inaugural de la 2017-18 la devastadora lesión de Gordon Hayward. Cuando el alero de los Celtics se fracturó el tobillo izquierdo, Derrick también se encontraba sobre el parqué de The Q.

Paul George

Una extraña casualidad que comenzó algo antes. En el verano de 2014. En Las Vegas. Durante un scrimmage (partidillo de entrenamiento) de la selección de Estados Unidos para preparar el Mundial que ese mismo año se celebró en España. En el último cuarto de aquel entrenamiento, Paul George trató de evitar una bandeja de Harden. Tuvo la terrible fortuna de hacerse también añicos la pierna derecha. Rose se encontraba también a unos metros de distancia cuando todo ocurrió.

Más en NBA.com

Damian Lillard
Lillard y otra noche para el olvido vs. Warriors
Leandro Fernández
Andre Iguodala
Andre Iguodala dejó el Partido 3 por lesión
Leandro Fernández
Stephen Curry
Steph, en su mejor racha anotadora en los Playoffs
Leandro Fernández
Draymond Green
Draymond Green, el corazón de los Warriors
Leandro Fernández
Draymond Green
Golden State pegó en Portland y quedó a tiro de las Finales
Leandro Fernández
Lou Williams, Luka Doncic y Giannis Antetokounmpo
Debate: ¿Quiénes deben ser los ganadores en los Premios 2019?
Staff NBA.com
Más noticias