);
Charlotte Hornets

Españoles en la NBA: La previa de la temporada 2019-2020 de Willy Hernangómez con los Charlotte Hornets

Willy Hernangómez
NBA.com

Willy Hernangómez llega rodado y en plena forma, después de ser partícipe en la gesta de la selección española en el Mundial de China, el madrileño tiene todo a favor para comenzar con buen pie su cuarta temporada en la NBA. El propio contexto de cambio y fin de ciclo en Charlotte Hornets le coloca en la mejor de las situaciones para acabar ganando importancia en la rotación de James Borrego. Una empresa que no será en absoluto sencilla y que depende enormemente de su propio rendimiento en pista.

El jugador español nunca se ha escondido en la pista y ha aprovechado cada oportunidad que ha recibido para plasmar sobre el papel de lo que es capaz. La cantidad de minutos nunca ha importado tanto como la oportunidad en sí, dejando claro que gracias a su ataque y sus recursos ofensivos puede llegar a tener una carrera larga en la competición norteamericana. Sin embargo, la gran losa que pesa sobre Willy es el apartado defensivo. Su inconsistencia y falta de ocupación de los espacios de manera correcta atrás han lastrado su continuidad dentro de la rotación de los Hornets, llegando a estar casi 10 partidos sin saltar a cancha.

MÁS | Marc Gasol, un año para disfrutar

Un aspecto que el madrileño se ha esforzado en corregir, ampliando sus armas atrás y centrando su trabajo en el aspecto mental. "He estado trabajando en mi tiro, en mi regate, mejorando mi defensa y teniendo un cuerpo más fornido. Estoy tratando de ser más completo", comentó durante el media day de la franquicia. "Y la parte mental, que en defensa es la más importante".

Un año en el que Hernangómez finaliza contrato y en el que buscará ganarse una renovación en North Carolina o buscar un nuevo destino dentro de la NBA.

Un 2019 insuficiente

  • Estadísticas 2018-2019: 7,0 puntos, 5,6 rebotes y 1,0 asistencias en 58 partidos disputados

Después de un año complicado entre Nueva York y Charlotte en 2018, Willy comenzaba su primera temporada completa en los Hornets con la esperanza de finalmente asentarse en la rotación del nuevo técnico. Nada más lejos de la realidad. Las informaciones que llegaban desde North Carolina aseguraban que la franquicia tenía confianza en el madrileño y sabían de lo que era capaz, pero eso no acabó en traducirse en un minutaje fijo y aceptable.

El comienzo fue prometedor, por supuesto. Durante los primeros 15 partidos del curso, Hernangómez fue una de las armas que Borrego usó desde el banquillo para dar descanso a Cody Zeller en busca de un revulsivo anotador.

MÁS | Ricky Rubio, reseteo en Phoenix

Poco a poco, el pívot fue cayendo en desuso y bajando sus minutos y oportunidades en pista hasta algo casi testimonial. El grupo no terminaba de transformar las buenas sensaciones en victoria y encallaban siempre antes de llegar a puerto. La inconsistencia en la rotación fue la tónica general de la temporada de Hernangómez, pasando una noche de estar inactivo a la siguiente jugar 20 minutos. De acumular un -25 en el cómputo general de más/menos a un +10 en diferentes victorias. Irregular y sin una constancia que le garantizase demostrar noche tras noche de que es válido para la liga, tanto por parte del banquillo como del jugador.

2019-2020: La hora de la verdad

Willy Hernangómez se encuentra en una situación bastante complicada. Comienza su último año de contrato rookie con los Hornets con el añadido de no haber contado con la regularidad y continuidad necesarias para que otras franquicias se fijen en él para su proyecto. Además, el equipo de North Carolina no se encuentra en su mejor momento, por lo que los resultados pueden acabar por afectar al propio rendimiento y narrativas del español.

MÁS | Juancho Hernangómez, ahora o nunca

Sin embargo, hay todavía espacio para creer en la continuidad del pívot en la franquicia, especialmente después de que garantizasen su contrato el pasado mes de junio, permitiéndole embolsarse una cantidad cercana a los 1,6 millones de dólares y asegurando su posición en el roster.

No será en absoluto sencillo este 2020 para el mayor de los Hernangómez que tendrá que sobreponerse a una plantilla ahogada salarialmente y que carece de figuras a las que acudir en caso de que el partido se tuerza. Los jóvenes como Willy tendrán que dar un paso adelante, especialmente en defensa, donde más castigados van a quedar y donde sobrevivir es la única opción.

Desde la prensa de Charlotte apuntan a que Hernangómez ganará una mayor importancia dentro del bloque, pero tendrá que ganarse la confianza del cuerpo técnico porque no tendrán el sitio asegurado al no aprovechar sus oportunidades anteriores.

Un futuro plagado de dudas

Como se decía anteriormente, el 1 de julio de 2020 finalizará el contrato que une al español con la franquicia, acabando aquel pacto de 4 años que realizó con los New York Knicks en el verano de 2016, posteriormente traspasado a los Hornets.

No hay constancia de que haya habido interés por ningún otro equipo de la NBA en los últimos meses por el jugador español que se vio obligado a salir de la Gran Manzana al carecer de minutos y confianza desde el banquillo. La única vía lógica a día de hoy en caso de no continuar en Charlotte serían los Dallas Mavericks por la relación que le une a Luka Doncic y Kristaps Porzingis en el hipotético caso de que la gerencia quisiese agradar a sus dos estrellas trayendo a un jugador con el que tienen una buena amistad.

Si los Hornets decidiesen renovar a Hernangómez, este podría optar a un salario de entre 1,7 y 2 millones de dólares anuales en un pacto multianual. En 2020 el madrileño será agente libre sin restricciones, pudiendo negociar libremente con cualquier equipo.

Volver a Europa no es una opción como ya ha declarado en varias ocasiones y el objetivo del pívot. "Este ha sido mi tercer año, tengo uno más y voy a intentar ganarme un puesto e intentar jugar muchos minutos", decía en una entrevista con MARCA. "Mi ilusión y mi ambición por estar en la mejor Liga del mundo sigue siendo máxima y está intacta. Lo único que me planteo es jugar allí año tras año tras año hasta que mi cuerpo diga basta".

La predicción del grupo

Charlottte se prepara para ubicarse dentro de los últimos puestos de la Conferencia del Este, ya con vistas a ingresar a la Lotería del Draft de la NBA 2020 y avistando una rápida reconstrucción.

Tal y como se presenta el roster, el objetivo soñado para los Hornets sería alcanzar las 25 victorias y no caer por debajo de las 20.

Más en NBA.com

Karl-Anthony Towns
Towns brilla (33+10) y vence a Indiana Pacers
Sergio Rabinal
Pelle
La defensa de los 76ers sigue dominando
Juan Estevez
Edwards
Edwards lidera la fiesta del triple ante Cavs
Juan Estevez
ricky rubio
Pizarra NBA: Ricky y la pretemporada con Suns
Nacho Losilla
boston celtics
¿Quiénes serán los titulares de Boston?
Agustín Aboy
james-harden-2019-playoffs
Los íconos contraculturales de la NBA
Juan Estevez
Más noticias