Juegos Olímpicos

Las razones para las dos derrotas de Estados Unidos en la preparación para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

Estados Unidos tiene el objetivo de mantener su trono como el equipo más dominante del baloncesto FIBA. Es cierto que son los campeones de los tres últimos Juegos Olímpicos (2008, 2012 y 2016), pero el resultado y las sensaciones ofrecidas en el Mundial de China 2019 fueron muy decepcionantes.

Más | Juancho Hernangómez, fuera de los Juegos Olímpicos Tokio 2020: qué supone para España

La plantilla para este verano no es la más poderosa. De hecho, podemos decir que, en cuanto a jugadores, disponen de menos talento y jerarquía que en las tres anteriores ediciones. No obstante, hablamos de un equipo con Kevin Durant y Damian Lillard como grandes referencias y Gregg Popovich o Steve Kerr en el banco de entrenadores.

Sin embargo, en su camino a los Juegos han caído en los dos encuentros iniciales. Perdieron el primer encuentro ante Nigeria (90-87) y también el segundo, en esta ocasión contra una selección de calado como la australiana (91-83).

Sin la plantilla al completo

Devin Booker, Jrue Holiday y Khris Middleton están disputando las Finales, por lo que ninguno de ellos se ha unido al Team USA de momento. Lo harán una vez Phoenix Suns o Milwaukee Bucks resulten campeones. En el caso de los perimetrales, Booker está llamado a tener un rol importante como anotador de banquillo; Middleton es uno de los aleros de más experiencia; y Holiday es el único base de la plantilla fuera de Lillard.

Booker y Middleton servirán para mejorar la capacidad anotadora del equipo, mientras que Jrue está llamado a tener un rol destacado. Se trata de uno de los mejores defensores en una plantilla en la que faltan especialistas, además de ser un creador de juego preclaro. En la ausencia de estos tres, Estados Unidos tiene una rotación más corta: los 9 jugadores restantes convocados (8 sin contar a Kevin Love, que apenas ha jugado 4 minutos en los dos partidos) más los jóvenes del Select Team.

Adaptación al juego FIBA

El equipo de Estados Unidos ha sufrido en estos dos encuentros los males de la adaptación a FIBA. Al igual que en ediciones como la del 2004, en la que la plantilla sufrió el juego físico y el diferente criterio de las faltas, es notorio que varios jugadores han buscado forzar personales que los árbitros no han señalado.

Los jugadores de la plantilla necesitan este tipo de encuentros para adaptarse lo mejor posible. Pese a contar con jugadores de experiencia, incluso en competiciones FIBA, hablamos de cambiar tu forma de jugar para adaptarla a un baloncesto diferente. Ha habido varios jugadores, entre ellos Lillard, Adebayo o Beal, que forzaron penetraciones y otro tipo de acciones sin éxito.

En especial destacamos esta acción con Kevin Love en los pocos minutos que tuvo ante Nigeria. Estas situaciones de finta de tiro para crear la falta son inexistentes en FIBA. Podemos ver las protestas desde el banquillo de Estados Unidos. No entienden que no sea falta.

Problemas defensivos

Si las selecciones de 2008 o 2012 planteaban escenarios defensivos del más alto nivel, este combinado de 2021 empieza ofreciendo carencias atrás. No hay tanto problema en la defensa individual, donde prácticamente cualquier jugador es capaz de aguantar a su par, incluso de torturarle, sino en la colectiva.

Hemos visto problemas de comunicación y falta de entrega. Son amistosos y hablamos de jugadores que hasta la fecha no han compartido vestuario. Esta falta de experiencia como conjunto es más notoria cuando toca trabajar la defensa colectiva en un ambiente FIBA.

La plantilla de Estados Unidos tampoco dispone de muchos especialistas. Falta Holiday, es cierto, pero un solo jugador no solucionará los problemas. Adebayo y Draymond Green son los mástiles, junto a jugadores que pueden ofrecer un gran desempeño con KD, Tatum o Jerami Grant, al que necesitarán en su faceta Denver Nuggets (complemento) más que en la de Detroit Pistons (referencia ofensiva). El jugador que más defensa ha dado en los dos partidos ha sido, con diferencia, Draymond.

¿Motivos para la preocupación? Los jugadores no se muestran preocupados, tampoco Popovich. De hecho, el veterano entrenador ha destacado que esto les viene mejor ahora. Y tiene toda la razón. Para evitar relajación y sacar el más alto grado de preparación de sus 12 este tipo de derrotas hacen mella. Una parte de Estados Unidos no prestará atención a los Juegos, pero sí se harán eco de las derrotas. El Team USA no puede permitirse un torneo que no termine en oro, y para ello deberán trabajar su adaptación a FIBA y ofrecer defensas sólidas.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Monte Morris
Morris y su trabajo para ser titular en Denver
Leandro Fernández
JJ Redick
Redick y su lugar histórico para el triple
Leandro Fernández
Korver
¿Qué jugadores anunciaron su retirada?
Juan Estevez
rj Hampton
RJ Hampton, la llave de la rotación de Orlando
Nacho Losilla
Julius raedle
Randle y el objetivo del título con Knicks
Nacho Losilla
klay-thompson-111920-ftr-getty
¿Cuál será el regreso más destacado de la temporada?
Juan Estevez
Más noticias