);
NBA

La evolución de los pívots tiradores no se detiene en la NBA

En la temporada 2000-2001 de la NBA, ningún jugador contado por los registros como un pívot intentó un promedio de al menos 2 triples por partido. De hecho eran apenas 40 los jugadores de más de 2 metros de altura de toda la liga que intentaban ese promedio de lanzamientos por partido y solamente 24 de ellos tenían un acierto igual o mayor al 35%.

El gigante alemán Dirk Nowitzki, uno de los primeros que llevó a gran escala lo del jugador de más de 2,10 metros abriéndose para lanzar, era un pionero solitario: en esa campaña intentó 4,8 triples por encuentro aunque solía ser un marcado ala-pívot al lado del gigante Shawn Bradley, el encargado de la pintura con sus 2,29 metros.

MÁS | Zion Williamson y una eficiencia salvaje como arma de destrucción ofensiva

Sí, está claro que el contexto de la NBA de hace 20 años era bien distinto al actual. En esa campaña el promedio de triples intentados en un partido de la liga era de 27,4 entre los dos equipos. En la campaña actual en cambio solamente hay un equipo que por sí solo no llega a intentar esa cantidad de lanzamientos desde el perímetro: Cleveland Cavaliers con 26,7, mientras que otros cuatro (Utah Jazz, Portland Trail Blazers, Toronto Raptors y Houston Rockets) realizan más de 40 lanzamientos por encuentro desde atrás de la línea de tres puntos.

En una liga en la que cada vez se intenta más desde afuera y cuya revolución en ese aspecto se le suele adjudicar a Stephen Curry y Klay Thompson, dos jugadores de menos de dos metros de altura, una actitud impera cada vez más entre todos los jugadores sin distinguir de estaturas o posiciones: salir a buscar los puntos al perímetro. Algo que lleva a cada vez más pívots a agregarle una nueva faceta a su juego y ya no solamente a tener la posibilidad de anotar un triple de vez en cuando, sino a tener esta herramienta como un recurso habitual.

En esa vía, son varios los pívots que continuando evolucionando en el triple. Así como vimos a Marc Gasol menos de 70 triples entre 2008 y 2016 para luego lanzar 268 en la 2016-2017, a Brook Lopez intentar apenas ocho en sus primeros 342 partidos en la liga cuando ahora por ejemplo intentó nueve el 12 de febrero ante Utah Jazz o a los nuevos pívots estrella de la NBA como Joel Embiid, Nikola Jokic o Karl-Anthony Towns tener este recurso incorporado desde prácticamente su debut en el profesionalismo en los últimos años, hay nombres nuevos que en esta campaña están tirando más y mejor.

10 jugadores que están listados como pívots están promediando al menos 2 lanzamientos de tres puntos en esta campaña y con un 35% de acierto: cinco de ellos lanzan al menos 3,8 triples por encuentro y los dos que más realizan esto son jugadores que ya tienen un nombre en esta liga pero que no lo hicieron como tiradores. Se trata de Nikola Vucevic y Al Horford.

Vucevic empezó a expandir su rango de tiro hace cuatro campañas, pero de los 4,7 triples con 34% de acierto de la 2019-2020 subió a un tremendo 43% de acierto en 6,2 intentos por partido en la temporada actual que ponen al montenegrino como uno de los 15 jugadores con más tiros de tres puntos anotados en la liga al 17 de febrero: metió más que Bojan Bogdanovic, LeBron James, Luka Doncic o un especialista como Danny Green y tiene mejores porcentajes que todos ellos.

Horford en tanto ganó mayor responsabilidad ofensiva en un Oklahoma City Thunder que no cuenta ni por asomo con las opciones ofensivas que tenía a su lado en Boston Celtics o Philadelphia 76ers, pero si el dominicano de 34 años está más cerca que nunca (14,7 puntos por partido) de anotar 15 puntos por encuentro como hacía en Atlanta Hawks es por cómo se está asentando desde el triple con un 39% de acierto. En la 2017-2018 en Boston encestó un 42% de esos tiros, pero realizó 226 en 72 partidos cuando por ahora ya lleva 105 en 19 encuentros: es el segundo jugador de OKC que más intenta desde afuera luego de Lu Dort.

Domantas Sabonis y Christian Wood, dos jugadores jóvenes con números dignos de All-Star, también dan que hablar en este aspecto.

Wood siempre fue un jugador que utilizó el triple, pero su 28% de acierto en la G League entre 2015 y 2019 no lo tenía categorizado como una amenaza seria. Sin embargo parte de su explosión en Detroit Pistons la campaña pasada fue por cómo mejoró su acierto desde allí, con un 39,5% en sus últimos 25 partidos, y en esta campaña está logrando por ahora ser de los pocos jugadores en la historia de la NBA que promedian más de 20 puntos (22,2) y 10 rebotes (10,2) en una temporada a la vez que encestan más del 40% (42,1%) de sus triples, intentando 4,5 por partido (el 28,5% de sus lanzamientos al aro llegan desde atrás de la línea).

Sabas por su parte sigue siendo alguien más convencional de dominio en la pintura jugando en el poste o definiendo el pick and roll, acciones en las que está entre los líderes de la liga, pero en esta temporada se está animando más que nunca a lanzar desde afuera y no lo hace mal, con 35,4% de acierto en 2,8 intentos por partido tras haber lanzado un flojo 17-67 en toda la 2019-2020.

Por último, otros pívots que están teniendo un rol menor en sus equipos comparados a los nombres mencionados anteriormente también han evolucionado en ese aspecto, desde LaMarcus Aldridge hasta Gorgui Dieng.

Aldridge, que se había reconvertido a tirador de tres puntos en la segunda mitad de la última temporada simplemente dando un par de pasos más atrás de su habitual tiro de media distancia, está intentando un 30% de sus lanzamientos desde el perímetro para un 35,8% de acierto en 3,7 intentos por encuentro.

La temporada 2020-2021 está aquí, el NBA League Pass es tu lugar para mirar la acción, y ahora lo puedes hacer gratis por aquí . 7 días de prueba sin cargo. Partidos en vivo y on demand. La oportunidad de mirar todo en tu dispositivo favorito.

Dieng, que en sus primeros seis años en la liga apenas había lanzado 187 triples en 452 partidos, ya lleva 192 intentos en 82 encuentros entre la 2019-2020 y la 2020-2021 con un 38,5% de acierto. Lejos de ser una opción principal del ataque de Memphis Grizzlies, uno de cada dos lanzamientos suyos llegan desde afuera. Daniel Theis, de 39,7% de acierto en triples con 2,2 intentos por encuentro, también le permite ocasionalmente abrir la cancha a Boston Celtics.

Más puntos y más posibilidades ofensivas para ellos y más espacios para sus compañeros en la ofensiva es lo que proporciona este cambio en la liga, esta evolución que parece no detenerse. James Wiseman, el rookie de 19 años de Golden State Warriors, también se anima a probar desde afuera e incluso DeAndre Ayton, aunque sin éxito (4-16), ya ha probado en 27 partidos de la 2020-2021 casi la misma cantidad de lanzamientos que en sus 109 partidos anteriores en la NBA (3-17).

Todavía hay espacio para pívots sin tiro desde afuera, como Rudy Gobert, Clint Capela, Steven Adams o Jarrett Allen, pero se trata de jugadores que logran ser dominantes mediante su físico y que impactan en el juego desde otros lados, en un básquetbol en el que el juego en el poste queda cada vez más en desuso: apenas cinco jugadores están intentando 3,5 o más lanzamientos en ese tipo de acciones (Embiid, Vucevic, Jokic, Anthony Davis y Andre Drummond), casi un tercio de los 13 de 2015-2016 (NBA.com/stats no presenta datos anteriores a esa temporada)

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Dennis Schroder
Schroder, un regreso de valor para los Lakers
Leandro Fernández
Jimmy Butler
Miami crece de la mano del mejor Butler
Leandro Fernández
Shai Gilgeous-Alexander, Facundo Campazzo
Thunder vs. Nuggets, tres aspectos a seguir
Leandro Fernández
kristaps porzingis
Porzingis, listo para volver: "No he tenido la mejor suerte"
Nacho Losilla
Marc Gasol LeBron James
Calendario, partidos y cómo ver a los Lakers
NBA.com Staff
stephen-curry-01102021-ftr-nbae-gettyimages
Calendario, partidos y cómo ver a los Warriors
NBA.com Staff
Más noticias