);
NBA Finals 2020

Finales NBA 2020: La exhibición de Anthony Davis en el Game 2 y su comparación con otras leyendas de Los Angeles Lakers

Los mejores jugadores hacen a sus equipos alcanzar cotas impensables en condiciones normales. Si Los Angeles Lakers eran un equipo sin muchas opciones y recursos el pasado curso 2018-2019, la incorporación de Anthony Davis cambió completamente el paradigma de los californianos. No es solo que se uniera un All-Star contrastado, sino que llegaba un jugador casi único en toda la NBA en un momento pivotal para su carrera y a punto de despegar como estrella.

MÁS | LeBron y Davis, demasiado para Miami Heat (2-0)

Durante todos los Playoffs Anthony Davis ha sido una constante en la producción en ambos extremos del campo para los angelinos, siendo el principal ejecutor de juego en ataque con una excelencia fuera de lo común a lo que se la unido su particular aporte en defensa gracias a su intimidación, posicionamiento y lecturas que han llevado al ala-pívot a estar a dos victorias de su primer anillo.

Y es que AD, como era de esperar, fue el nombre propio en la victoria de los Lakers en el Game 2 de las Finales ante los Miami Heat, donde estos vencieron por 124 a 114. El protagonismo del jugador de Chicago fue in crescendo, dejando a sus compañeros espacio para que tuviesen opciones de atacar en la primera mitad y limitándose a ejecutar acciones concretas en consonancia con LeBron James. Así, para el inicio de la segunda mitad Davis dio un paso al frente que sirvió para dejar finiquitado el encuentro con una serie de tiro escandalosa.

De este modo, la estrella de los Lakers acabó siendo el segundo máximo anotador de los suyos finalizando con 32 puntos en 15 de 20 tiros de campo a lo que sumó 14 rebotes, 8 de ellos ofensivos. El octavo partido en esta postemporada de La Ceja superando los 30 tantos le coloca en la misma conversación que otras leyendas de la franquicia como Kareem Abdul-Jabbar (1976), George Mikan (1950) o Elgin Baylor (1959) que lo hicieron en su primer curso con los Lakers.

El rendimiento de Davis en estos dos primeros partidos de las Finales está siendo superlativo. Ese 75% de acierto supone el décimo registro más alto en tiros de campo (mínimo de 15 intentos) en unas series por el título de toda la historia y el mejor desde que Pascal Siakam alcanzase el 82% en el Game 1 del 2019 ante los Golden State Warriors. Pero sus números no quedan ahí ya que hasta el momento ha sumado 66 tantos, siendo el tercer jugador en la historia de los Lakers en alcanzar una suma tan alta en los dos primeros compromisos, solo superado por Kareem Abdul-Jabbar en 1980 (71) y Shaquille O'Neal en el 2000 (83).

No se puede hablar de La Ceja sin mencionar su relación con LeBron James pues la pareja de los Lakers está siendo imparable en toda la postemporada y un quebradero de cabeza para los Heat. Tanto es así que con los 33 de King James en la noche de hoy y los mencionados 32 de Davis, ambos sumaron su 10º encuentro superando los 60 puntos de manera combinada en unos Playoffs, un dato nunca antes visto en una pareja del equipo californiano cuyo tope se encontraba en 2001 con Kobe Bryant y Shaquille O'Neal (9) y Elgin Baylor y Jerry West en 1968 (9).

Una y otra vez los balones de los Lakers tenían como destino a Anthony Davis que aislado en el poste bajo ralentizaba el juego para focalizar sobre su defensor, fuese Kelly Olynyk o Jae Crowder, y desde ahí realizaba secuencias de cara al aro de una dificultad en la ejecución altísima y con un acierto sinigual.

Su superioridad en el arranque del tercer cuarto fue tal que Davis fue capaz de anotar 15 puntos sin fallo que permitieron a los californianos una ventaja que rozó los 20 puntos antes de una tímida reacción de los de Spoelstra

La zona no penalizó al estilo de juego de Anthony Davis, casi que lo potenció. Mientras en la primera mitad el rol que adoptó fue de distribuidor, subiendo al poste alto desde donde buscar la grieta de la zona de Miami, alternándose magistralmente con LeBron James, en la segunda parte fue el ejecutor y verdugo de los Heat consiguiendo hacer que la zona se "individualizase" al focalizar sobre su emparejamiento posiconal y poniendo en valor su fantástico repertorio de juego al poste. Ya fuese cara al aro para penetrar o buscar la suspensión o bien de espaldas para un fadeaway, AD puso el extra que los Lakers necesitaban para romper el choque.

A todo esto cabe añadir la superioridad que demostró el ala-pívot bajo los aros tras rebote ofensivo donde alcanzó un total de 8 para ser uno de los responsables de los 21 puntos en segundas oportunidades del equipo. Miami, con la baja de Bam Adebayo, no tuvo alternativa con la que frenar la intensidad y empuje de Davis en el rebote ofensivo, siendo Olynyk su único rival en esa batalla.

Así pues, tras dos partidos en las Finales los Lakers comandan con un 2-0 que ha sido posible gracias al excelente nivel que está manteniendo Anthony Davis y que, de mantenerlo, sería muy posible hablar de él como un firme candidato al premio al MVP.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Campazzo
¡Campazzo, oficialmente en los Nuggets!
Juan Estevez
Evan Turner
Turner, de regreso en Boston como asistente
Agustín Aboy
zion williamson
Primeras actualizaciones en 2K21 Next-Gen
NBA.com Staff
Chicago Bulls
Bulls: mucho ruido y poca acción
Agustín Aboy
nicolas batum
Batum y el factor competitivo en Clippers
Nacho Losilla
boston celtics
Previa de Celtics rumbo a la 2020-2021
Sergio Rabinal
Más noticias