);
Playoffs 2020

¿Qué esperar del futuro de Marc Gasol y Serge Ibaka tras la eliminación de Toronto Raptors? Agencia libre, salarios, renovación...

Y hasta aquí llegó la carrera de los campeones de 2019. Los Toronto Raptors quedaron eliminados de los Playoffs tras caer en seis encuentros ante Boston Celtics en una serie de idas y venidas, donde los canadienses han tenido que remontar un 2-0 en contra para finalmente caer con dos derrotas consecutivas a manos verdes. Esto además marca el final de una campaña atípica para los dos jugadores internacionales con España como son Marc Gasol y Serge Ibaka, que han disfrutado de dos temporadas con sensaciones muy diferentes en lo individual.

El pívot catalán ha firmado los peores números individuales de toda su carrera tanto en puntos, porcentaje de acierto como rebotes y tapones, siendo esta 2019-2020 la que menos partidos ha disputado en sus más de 10 temporadas en la NBA (44). La fatiga arrastrada de un larguísimo y fructífero 2019 acabaron por pasarle factura con diferentes problemas en los isquiotibiales de la pierna izquierda que le impidieron contar con la regularidad necesaria. El tiempo de descanso por la pausa no terminaron de surtir en la reanudación y los Playoffs donde no llegó a ejecutar del modo que se esperaba en el lanzamiento.

MÁS | ¿Cómo es el panorama de Toronto Raptors para la temporada 2020-2021? Agentes libres, Draft y necesidades a reforzar tras la eliminación

Mientras, en el caso del africano la situación ha sido bien distinta. Aunque también mermado por las lesiones, ya que se perdió 16 partidos por diferentes infortunios, el año de Ibaka ha sido tremendamente positivo, alcanzando el mejor registro anotador de su carrera con 15,4 puntos y lanzando por encima del 50% en tiros de campo y 38% en triples. El ala-pívot se ha asentado como una pieza fundamental en el equipo canadiense por su conexión con Lowry así como por las noches en las que goza de un gran acierto, llegando a tener 6 partidos por encima del 70% en tiros de campo, algo que extendió a los Playoffs donde fue un fantástico revulsivo.

La clave de ambos es que los dos terminan sus respectivos contratos y serán agentes libres una vez se abra el mercado. Dos jugadores en momentos muy diferentes de sus carreras, que representan perfiles muy dispares y que pese a todo podrían seguir encajando en cualquier aspirante al anillo. Lo analizamos.

Gasol, ¿rumbo al ocaso?

Como se exponía anteriormente el año de Gasol no ha sido en absoluto positivo en términos individuales, sus porcentajes del 38% en triples y 42% en tiros de campo son un buen reflejo de lo que ha sido su año: ha gozado de oportunidades para anotar, pero simplemente no lo ha hecho. Esto, lejos de ser algo preocupante, es en cierto sentido lógico y parte de una mezcla entre lo físico y lo mental pues no ha contado con la continuidad necesaria para entrar en dinámica como el curso anterior.

2020 ha sido el año que menos tiros por partido (6,3), pero el que mayor porcentaje de tiros se han producido desde el triple (53% de los lanzamientos y 3,4 por noche). Esto refleja el cambio de tendencia en su juego, de dentro afuera, algo que ya comenzó en 2017 y que ha alcanzado su punto álgido en este curso.

Más allá de una cuestión individual esto ha tenido mucho que ver con el rol que ha tenido en los Toronto Raptors. Bajo las órdenes de Nick Nurse, Gasol ha sido el principal eje del juego del equipo en ataque y una de las llaves en defensa cuando ha estado en plenas condiciones físicas, jugando mucho más abierto y con el balón en las manos para asistir a sus compañeros o bien mover al resto del grupo.

El hecho de que acabe contrato al término de esta temporada tras su rendimiento individual no le ayudará a firmar un último gran contrato en lo económico, pero sí le podría abrir las puertas a un equipo candidato al anillo si bajase sus pretensiones económicas como ya hicieron otros anteriormente en busca de un segundo anillo y otro proyecto.

¿Y dónde podría encajar Gasol? En realidad en cualquier lado, su capacidad para mimetizarse y entender el sistema hacen de él alguien de un altísimo valor para el grupo. Poniendo un poco la lupa en aquellos conjuntos donde podría realizar un buen papel y al mismo tiempo hay cierto hueco en su posición podríamos mencionar a Boston Celtics por la carencia de interiores, Golden State Warriors por el tipo de juego que realizan y que podría emular lo que Andrew Bogut ya hizo, o bien Denver Nuggets como el recambio perfecto de Nikola Jokic.

No obstante su presencia en Toronto Raptors no está en absoluto descartada por su menciona importancia en el sistema de Nurse y el hecho de que se ha convertido en uno de los pilares del vestuario. Muchas incógnitas y un futuro igual de abierto para uno de los mejores jugadores europeos de la historia.

Ibaka, ¿en busca de una nueva gran oportunidad?

El jugador congoleño ha sido el revulsivo perfecto desde el banquillo de los Raptors, saliendo con determinación, cumpliendo con su cometido y acabando como uno de los jugadores más sólidos de todo el equipo, siendo el quinto máximo anotador. Ibaka ha completado un gran año en todos los sentidos pues su lanzamiento sigue mejorando considerablemente, tirando al 58,3% en true shooting en regular y al 70,2% en Playoffs, así como al 50,5% en eFG en temporada y a un 57,7% en postemporada.

De su asociación con los bases del equipo (Lowry y VanVleet) han nacido buena parte de sus puntos, pues ha sido tremendamente efectivo en el pick&pop y short roll, sorprendiendo a los defensores hundidos y dando diversidad al ataque de los canadienses.

Esto ha permitido a Ibaka expandir un aspecto hasta el momento latente dentro de su juego y que no había tenido la opción de mostrar de manera consistente, como es su habilidad para el pase. El interior ha promediado 1,3 y 1,4 asistencias por partido en sus dos últimas temporadas en Toronto y repartiendo una media de 28 pases por partido con un ratio de asistencias del 10,9. Su aportación no se ha quedado ahí, ya que la calidad de sus bloqueos en ataque le ha hecho ser el jugador con más screen assists del equipo con 2,4 por delante de Gasol (veces en las que una pantalla favorece una canasta).

A sus 30 años, Ibaka entra en los mejores años de su carrera, con la experiencia que otorga llevar más de 10 años en la NBA y haber sido fundamental en todos los lugares por los que ha pasado, dejando claro que puede emular esto en cualquier otro lugar. En condiciones normales la proyección salarial podría ser un contrato de 2 años con uno extra que podría ser una opción de equipo o jugador y que podría irse por encima de los 13 millones anuales, pero con la incertidumbre al respecto del límite salarial es imposible determinarlo.

Lo que es seguro es que a Serge no le van a faltar pretendientes en una Agencia Libre en la que no habrá grandes nombres y acertar con los fichajes será crucial entre aquellos conjuntos que aspiren a mejorar sus plantillas. Equipos como New Orleans Pelicans que tienen espacio salarial y un grupo de jóvenes con los que llegar a los Playoffs, al igual que unos Dallas Mavericks que deberán solventar la baja de Dwight Powell, o bien LA Clippers si no consiguen renovar a Montrezll Harrell.

Uno de ellos podría ser fácilmente los Raptors que podrían estar en disposición de apostar por Ibaka al largo plazo después del compromiso mostrado en sus tres temporadas en el equipo canadiense.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Luka Doncic, Facundo Campazzo
Luka, feliz con Facu: "Se adaptará muy rápido"
Agustín Aboy
Campazzo
Cuando Campazzo enloqueció a Jokic ¡en defensa!
Juan Estevez
Nuggets
Previa de los Nuggets rumbo a la 2020-2021
Leandro Fernández
Bucks
Previa de Bucks rumbo a la 2020-2021
Agustín Aboy
gasol lebron
Marc Gasol, ¿el mejor pívot de la carrera de LeBron?
Sergio Rabinal
Dennis Schroder
Schroder, titular en los Lakers: ¿acierto o error?
Juan Estevez
Más noticias