);
Playoffs 2019

Giannis Antetokounmpo hace lo nunca visto en los NBA Playoffs en la primera serie ganada por los Bucks desde 2001

Milwaukee Bucks
Getty Images

Milwaukee tiene motivos para ilusionarse: barrió a los Detroit Pistons, la primera serie de Playoffs en la que salen victoriosos desde 2001. Mike Budenholzer renovó a una franquicia que ya contaba con Giannis Antetokounmpo como fuerza dominante, pero que necesitaba dar un paso al frente tanto en lo colectivo como en defensa. Los Bucks endosaron a los Pistons un 4-0 en la primera ronda de la Conferencia Este y volvieron a ganar una serie de playoffs después de 18 años y ocho eliminaciones consecutivas en la fase inicial de postemporada. Además, lograron igualar la segunda mayor ventaja de puntos (+95) de siempre en un barrido al mejor de siete partidos.

MÁS | Giannis manda a Detroit de vacaciones

La barbaridad nunca vista de Giannis Antetokounmpo

Giannis dejó su mejor actuación de la eliminatoria para el definitivo Game 4. 41 puntos del griego que le permiten colarse en los libros de historia de la postemporada al convertirse en el primer jugador que llega a los 40 tantos en menos de 32 minutos de acción.

Aquellos Bucks de 2001

En la temporada 2000-2001, Milwaukee alcanzó la final del Este después de finalizar en la segunda posición de su Conferencia por detrás de los Sixers con una marca de 52 triunfos y 30 derrotas. En aquella misma temporada, Golden State Warriors finalizó en la última posición del Oeste con un récord de 17-65. Los Bucks eliminaron a los Orlando Magic (3-1) y a los Charlotte Hornets (4-3) para alcanzar una final de Conferencia en la que cayeron frente a los Sixers.

MÁS | NBA Playoffs: historia, récords y estadísticas de los Milwaukee Bucks

Antes de Giannis y Budenholzer, Milwaukee depositó sus esperanzas en aquel lejano equipo de la 2000-2001. Ray Allen, en su quinta temporada en la franquicia, lideró al equipo en la temporada regular con 22 puntos, 5.2 rebotes, 4.6 asistencias y 1.5 robos con una acierto del 48% de cancha y 43.3% de tres puntos. Ya convertido en una estrella y afianzado como uno de los mejores tiradores de la historia, también fue campeón del concurso de triples en el All-Star.

Glenn Robinson, en su segunda campaña como All-Star, también aportó 22 puntos por partido, además de 6.9 rebotes, 3.3 asistencias y 1.1 robos. Sam Cassell sumó 18.2 tantos, 7.6 asistencias, 3.8 rebotes y 1.2 robos. El tridente de talento insondable empezó a funcionar a la perfección en grupo. George Karl, su entrenador, explicó la dinámica al detalle: "Los muchachos aún quieren participar más, aún quieren más jugadas para ellos. Pero ellos entregan la pelota cuando tienen que hacerlo. Los egos estaban bajo control".

Tim Thomas era una pieza fundamental saliendo desde el banquillo (12.6 puntos, 4.1 rebotes, 1.8 asistencias y 1 robo en 27.4 minutos) mientras que los veteranos Ervin Johnson, Darvin Ham, Scott Williams, Lindsey Hunter y Jason Caffey apuntalaban al equipo con su experiencia.

La última serie

En la primera ronda de aquella postemporada, Milwaukee eliminó por 3-1 a unos Magic que habían sumado para la causa a Tracy McGrady desde los Raptors, premiado como el Jugador más Mejorado de la temporada, y a Mike Miller, el Rookie del Año. Clasificados para las semifinales del Este frente a Charlotte Hornets, aquel cruce se convertiría en el último ganado por Milwaukee hasta el 4-0 a los Pistons de este año.

Fue una serie apasionante a siete partidos en la que Milwaukee se recuperó tras una derrota en casa en el quinto partido, triunfó en el sexto y no desaprovechó su factor cancha para imponerse en el séptimo encuentro. Los Hornets fueron encabezados por Jamal Mashburn, David Wesley, Baron Davis y un P. J. Brown que fue elegido en el segundo mejor equipo defensivo de la Liga. Glenn Robinson, número 1 del Draft 1994, convirtió 29 puntos en una noche para el recuerdo: "Miraba a Jordan, a Magic y a Bird, sabiendo que ellos habían jugado toda su carrera para un equipo. Ellos elevaron a su equipo al siguiente nivel, y eso es lo que siempre quise hacer".

La aventura de Milwaukee, que alcanzó la final de Conferencia después de 15 años, se terminó en una de las definiciones más polémicas de la historia: Philadelphia se impuso por 4-3. Allen Iverson, el MVP de la temporada, lideraba a un equipo escoltado por Dikembe Mutombo que también contaba con Aaron McKie, Sexto Hombre del año, y Larry Brown como técnico, premiado como el mejor coach. El séptimo encuentro, disputado en Philadelphia, fue uno de los más controvertidos de todos los tiempos.

Iverson anotó 44 puntos, 7 asistencias, 6 rebotes y 2 robos en 44 minutos. Allen y Karl se aferraron a una teoría conspirativa: la NBA no quería que un mercado pequeño definiera el anillo frente a Los Angeles Lakers de Kobe Bryant y Shaquille O'Neal, a la postre campeones tras superar a los Sixers.

18 años después, Milwaukee ha vuelto a ganar una serie con su impresionante 4-0 a los Detroit Pistons y sueña con conquistar su segundo anillo después de su lejana consagración en la 1970-1971 de la mano de Kareem Abdul-Jabbar. Giannis, Budenholzer y un equipo construido al detalle ilusionan a una ciudad que vuelve a ser protagonista.

Más en NBA.com

#Playoffs
Consulta los resultados y horarios de los Playoffs
Staff NBA.com
kawhi-2-041919-ftr-getty.jpg
Kawhi, el superhéroe que Toronto necesitaba
Sergio Rabinal
Giannis
Antetokounmpo y una noche para olvidar
Staff NBA.com
Marc Gasol
Marc Gasol, la clave de la victoria
Matias Baldo
#Kawhi
¡2 PRÓRROGAS! Kawhi realiza la épica ante los Bucks
Matias Baldo
bucks-lopez-ilyasova-ftr.jpg
¿Pueden los Raptors frenar al banco de Milwaukee?
Kyle Irving
Más noticias