Milwaukee Bucks

Giannis Antetokounmpo y el éxito a perseguir en Milwaukee Bucks: "Queremos más, tenemos que mejorar"

La burbuja de Disney 2020 dejó varios titulares. El principal, el triunfo de los Lakers de LeBron James y Anthony Davis. Aunque no todas las historias tenían tintes positivos. De hecho, Giannis Antetokounmpo se marchó hundido de Florida. Milwaukee Bucks fue la mayor decepción junto a LA Clippers en los Playoffs. Un golpe muy duro que ahora queda atrás, como aprendizaje y parte del camino.

Más | Las 10 mejores actuaciones de la historia en series por el campeonato

"Cuando salí de la burbuja, mi familia es lo que me ayudó a seguir adelante", le cuenta el griego a The Athletic. "Me desconecté del mundo, me desconecté de la actualidad y de las conversaciones de agencia libre y me desconecté de mi equipo".

Giannis cuenta que en Disney estaba triste. No era como acostumbra a ser. Trató de cambiar la situación, de ayudar a sus compañeros y a sí mismo, pero fue imposible. Tocaba remontar tras salir eliminados.

"Incluso ahora, dejé de seguir a todos en Instagram, toda esa mierd*. Esa mierd* no importa. Lo que importa es ser feliz. Buscaba mi felicidad, encontrar de nuevo mi alegría por el juego", confiesa Giannis. "Y la encontré. Regresé. Y ahora hemos ganado. Y tenemos que seguir haciéndolo".

Antetokounmpo, brillante MVP de las Finales 2021 ganadas 4-2 ante Phoenix Suns, atendió a los compañeros de The Athletic, reflejando el viaje de los dos últimos años. Un jugador, una estrella, que pidió a los aficionados que le dejasen de llamar MVP, pese a ganar las ediciones de 2019 y 2020, porque no quería esa etiqueta hasta que no tuviese un Larry O'Brien para la ciudad de Milwaukee. Tarea conseguida.

"Es una locura", contaba Giannis minutos después de subirse encima de un Jeep con su hermano Thanasis en la celebración. "Es algo que toca mi corazón. Mi corazón está latiendo muy rápido. Es una locura. Es una jodid* locura".

Cuando los jugadores de los Bucks subieron al escenario puesto en las calles, situado cerca del Fiserv Forum, testigo del ya histórico Game 6, Giannis tuvo gestos y palabras hacia Jon Horst, arquitecto final del equipo. No fue el quien drafteó al #34 ni quien consiguió el traspaso de Khris Middleton, que llegó por la puerta de atrás, pero sí el principal responsable de los refuerzos de los últimos años.

Hacerse con Eric Bledsoe desde Phoenix en noviembre de 2017; despedir a Jason Kidd en enero de 2018 y contratar a Mike Budenholzer poco después; elegir a Donte DiVincenzo y firmar a Brook Lopez y Pat Connaughton; el refuerzo de Nikola Mirotic para el final de la 2018-2019; el sign&trade de Malcolm Brogdon; la llegada de George Hill; diferentes renovaciones; y, sobre todo, los traspasos por Jrue Holiday y PJ Tucker, más las firmas de Bobby Portis y Bryn Forbes.

Más | Lo mejor del desfile de celebración de Milwaukee Bucks, los campeones NBA 2021

"Es difícil expresar con palabras lo que siento", dijo Horst mientras observaba a Antetokounmpo celebrar desde Jeep. "Pero los 50 (puntos), 50 en un partido de cierre para ganar un campeonato de la NBA. Para él, por el carácter que tiene, tanto como trabaja y confía en nosotros, y nosotros confiamos en él, tener una actuación en el momento más importante, eso es grandeza".

Giannis subió al escenario, se acercó al ejecutivo principal y estuvo un minuto diciéndole cosas al oído. Horst no quiso revelar la conversación, pero el griego venía a indicar que esto acababa de comenzar. Nadie les puede quitar el título de 2021, pero todos querrán adelantarse para el de 2022.

"Ahora que estamos en la cima mucha gente intentará derribarnos en cada oportunidad. Tenemos que mejorar. Tenemos que cuidar a nuestros muchachos, a nuestro equipo y a todos. Tenemos que mejorar", repite Giannis a The Athletic. "Tenemos que disfrutar esto tanto como sea posible, pero te lo digo, tenemos que mejorar".

"Pero al final del día, ahora nos respetan. Milwaukee está en el maldito mapa de nuevo. Y deben respetar nuestro nombre. Somos un equipo peligroso, somos una organización peligrosa, tenemos una gran cultura, tenemos una cultura ganadora y queremos seguir mejorando".

Antetokounmpo trataba de sujetar los tres premios más importantes que le ha dado la vida. Junto a su novia, Mariah Riddlesprigger, combatía por agarrar el título de la NBA, el MVP de las Finales y a su hijo de 18 meses, que ya estuvo presente en la burbuja junto a la madre.

"Estoy feliz", dijo Giannis. "Estoy feliz ahora. Sin embargo, como he dicho en el pasado, la felicidad va y viene. Metes una canasta, eres feliz. Fallas un tiro, estás triste. Pero lo que sí encontré fue alegría. Estoy feliz. Estoy bendecido. Me di cuenta que lo importante es la felicidad".

"Nadie puede quitarnos esto", concluía feliz, con el trofeo de MVP en las manos. "Hasta el día de mi muerte, seré feliz porque gané uno. Al final del día, tenemos que seguir avanzando. Esto, estas cosas", dijo mirando el trofeo nuevamente. "Pueden detenerte. Sigue avanzando, bueno o malo, sigue avanzando. Encuentra esa alegría por el juego. Sigue jugando. Sigue compitiendo".

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Simmons
Simmons planea no acudir al training camp
Sergio Rabinal
klay, wiseman
Thompson y Wiseman, cerca de volver
Sergio Rabinal
Luis Scola
Luis Scola oficializó su retirada como profesional
Juan Estevez
LeBron James, Kevin Durant, Dwight Howard, Blake Griffin, Carmelo Anthony and James Harden
Fantasy Draft: Lakers y Nets en su prime
Scott Rafferty y Kyle Irving
Estrenos
Los 10 estrenos anticipados de la pretemporada
Juan Estevez
marc gasol
Marc, ¿opción realista para los Warriors?
Nacho Losilla
Más noticias