);
Golden State Warriors

Las preguntas de Golden State Warriors: ¿Qué hay que mirar rumbo a la próxima temporada?

Golden State Warriors
¿Cómo responderá la versión 2019-2020 de los Warriors? Getty Images

Faltan más de dos meses para el comienzo de la temporada 2019-2020 de la NBA, pero la expectativa es enorme después de un verano cargado de emociones y cambios en la Agencia Libre. La próxima campaña planteará un escenario completamente abierto, con varias franquicias que se movieron para ser candidatos, otros que están agazapados para dar el salto, más los equipos en reconstrucción dispuestos a concretar un paso firme hacia adelante.

Más: D'Angelo Russell, sobre jugar con Curry y Thompson en los Warriors: "Es como un videojuego"

Así es que comenzamos una serie de artículos planteando un análisis de cada franquicia a partir de pregutas individuales para cada jugador que apunta a ser parte de la rotación central del equipo de turno. ¿Listos?

El inicio es con Golden State Warriors, el gran dominador del último lustro que está a punto de comenzar una etapa diferente y renovada, luego de un mercado con muchos cambios que lo tienen, después de varios años, sin el cartel del gran favorito.

Stephen Curry: ¿Volverá su versión del 'MVP unánime'?

Kevin Durant se fue a Brooklyn. Klay Thompson se recupera de una grave lesión. 1+1 es igual a 2, y la cuenta es bastante simple para los Warriors: la cara de la franquicia necesita viajar al pasado y traer su mejor versión.

En la 2015-2016, Steph brilló como pocas veces se lo haya visto, con un nivel de dominio y confianza extrema (por momentos, ridícula) que lo llevaron a ganar el premio al MVP de manera unánime, hasta ahora algo inédito en la historia de la liga. En aquel curso, el base fue el máximo anotador de la competencia (30,1 puntos por encuentro), lideró en robos (2,1), sumó 5,4 rebotes y 6,7 asistencias, y estableció el récord de más triples anotados en una temporada: ¡402! en 79 partidos jugados. ¿Lo mejor? Lo hizo con una bestial efectividad del 45,4% (una locura), una de las razones que lo llevaron al mejor porcentaje de campo en una campaña propia (50,4%).

Repetirlo parece imposible, porque aquel nivel realmente maravilloso y porque el Curry actual cerrará la 2019-2020 con 32 años. Ya sabemos que las lesiones no fueron buenas con él a lo largo de su historial, y el propio Kerr remarcó que no lo cargará de minutos más allá de la necesidad. Pero está claro que Golden State necesita una versión similar (algo de lo que vimos en los últimos Playoffs tras la lesión de Durant) para mantenerse en un alto nivel de competencia.

Draymond Green: ¿Dará un salto anotador?

Los últimos años de los Warriors, repletos de armas en ataque, hicieron que el modo anotador de Green fuera algo que no se necesitaba. Sí, por supuesto, se requería su inagotable fuente de energía, de defensa y de lectura para generar juego como pocos lo hacen en su posición.

Bueno, el modelo 2019-2020 de Golden State no tiene ésas armas del pasado, y Dray necesita crecer en su versión de goleo. Por lo menos, llegar a doble dígito después de una 2018-2019 en la que apenas promedió 7,4 tantos en fase regular, tercera marca más baja en sus 7 temporadas en la liga.

¿Más claro? Los de San Francisco necesitarán al Playoffs-Green. En la última postemporada, el interno tuvo medias de 13,3 unidades, 10,1 rebotes y 8,5 asistencias. Números y rendimiento de elite y All-Star.

D'Angelo Russell: ¿Se adaptará a jugar con menos balón?

El salto de D-Lo a una versión All-Star llegó después de que Brooklyn le 'diera las llaves' de su estructura. El base fue amo y señor del juego de los Nets, y su talento hizo el resto a la hora de generar una evolución que lo llevaron al estrellato.

Ahora, claro, llega a un contexto en donde deberá compartir muchísimo más la pelota, lo que demandará una lógica adaptación. No sólo a eso, sino a un sistema diferente (por ejemplo, en la 2018-2019 ejecutó casi tantas acciones de pick and roll como los Warriors en su totalidad).

Sobran ganas, carácter y jerarquía para conseguirlo. Pero será uno de los interesantes interrogantes de la campaña de Golden State.

Klay Thompson: ¿Cuándo y cómo volverá de la lesión?

No hay muchas vueltas alrededor del tirador. La rotura de ligamentos en su rodilla izquierda durante las Finales ante Toronto modificaron muchas cosas. Y la pregunta es clara. ¿La respuesta? Los últimos reportes e indicios brindados por Klay apuntan a que el regreso no sería antes del All-Star break (en febrero). Si consigue volver al menos un mes antes del final de la fase regular, resultaría genial para los Warriors pensando en Playoffs.

¿Y cómo lo hará? El tiempo lo dirá. Thompson confía en que será aún más atlético y fuerte que antes. Veremos...

Kevon Looney: ¿Es capaz de ser la principal referencia como pivot?

"Es una de nuestras piezas fundacionales", fue el elogio de Steve Kerr durante los últimos Playoffs. Looney ganó terreno como un jugador de rol indispensable en los Warriors, con un juego ofensivo inteligente a la hora de ocupar espacios y aprovechar ventajas, con una defensa excelente y versátil, y con la siempre valorable aceptación de saber que el protagonismo pasa por otro lado.

Ya sin Cousins en el equipo, y en un año con otras 'urgencias', alguien tiene que asumir la carga en la posición. Los 18,5 minutos de promedio de la 2018-2019 (6,3 rebotes y 5,2 asistencias) son la máxima cantidad de tiempo jugado en sus cuatro temporadas en la liga. Si bien no parece que vaya a superar los 30 (según la palabra de Kerr), se supone que estará arriba de los 25. ¿Cómo responderá al desafío, incluso desde lo físico?

Alfonzo McKinnie: ¿Tiene lo necesario para ser el alero titular?

Curry, Russell, Green, un pivot (Looney o Cauley-Stein). Cuatro de los cinco titulares de los Warriors (por más que el 5 puede ser entre dos) están claros. Resta responder a la duda de quién ocupará el lugar que dejó Kevin Durant.

Está claro que no existe jugador en toda la NBA que tome el lugar de KD en el peso por peso. Pero alguien tiene que sumar. McKinnie fue la revelación de Golden State en la 2018-2019. Un jugador desconocido para la mayoría, que llegó con un contrato no garantizado y se ganó a pulso su lugar en el plantel y sus minutos en la rotación, incluso en los Playoffs.

En su tiempo en cancha (13,9 de promedio en 72 encuentros de fase regular), mostró solidez, determinación y utilidad para aportar. Es un alero atlético, con gran capacidad rebotera y un interesante lanzamiento de tres puntos (35,6% en la 2018-2019). Es una opción potable para un puesto en donde Kerr probará y alternará bastante.

Willie Cauley-Stein: ¿Llegará su explosión?

Que quede claro: esta definición de 'explosión' no es la de alguien que promediará 20 puntos y 10 rebotes, situación que -quizás- esperó (y no tuvo) Sacramento durante los cuatro años del pivot allí (fue elegido 6° en el Draft 2015). Pero el contexto parece ideal para el despegue de WCS.

¿Por qué? Porque los Warriors tienen una filosofía y entorno completamente diferente, porque llega con una carga en su espalda producto del deseo de demostrar que puede ser importante en la liga, porque estará rodeado de jugadores top, y porque sus cualidades (excelente como continuador de pick and roll y finalizador) le permiten aventurarse como un jugador por demás rendidor con Kerr.

2 años (el segundo, con opción de jugador) por algo menos de 5 millones de dólares. Un vínculo que puede terminar siendo uno de los mejores de la Agencia Libre en la relación salario-producción.

Alec Burks: ¿Será la principal carta de anotación exterior desde el banco?

Temporada 2013-2014. Funcionando como Sexto Hombre, Burck consiguió lo que hasta ahora es el mejor registro anotador de su carrera: 14,0 puntos en 28,1 minutos. Pasó el tiempo, hubo lesiones, perdió terreno en Utah y terminó como moneda de cambio doble (pasó por Cleveland y Sacramento) en la última temporada.

Ahora entrará a su 9° campaña en la NBA con la chance de viajar al pasado y recuperar algo de esa versión de gol instantáneo que mostró en el Jazz. Vaya si le vendría bien un nivel similar a estos Warriors que perdieron poder de fuego por varios frentes. Hasta acá, Burks fue un anotador inconsistente (con 35,5% de triples en su carrera). ¿Será San Francisco su lugar para asentarse?

Glenn Robinson III: ¿Tendrá la consistencia para un sólido lugar en la rotación?

En cinco temporadas en la NBA (Minnesota, Philadelphia, Indiana, Detroit), lo máximo que jugó fueron 69 partidos (2016-2017 en los Pacers). Luego de esa cifra, vienen los 47 del pasado curso en los Pistons. Poco, muy poco, para alguien que estaría llamado a ser una pieza de la construcción del nuevo banco de los Warriors. Problemas físicos, inconsistencia en su juego. Hasta aquí entregó muy poco (4,4 tantos en 14,4 minutos en su carrera). ¿Continuará por esa línea o podrá despegar?

Omari Spellman: ¿Estará en forma para un rol central en la rotación interior?

El ala pivot acaba de cumplir su primera temporada en la NBA en Atlanta, donde promedió 5,9 puntos y 4,2 rebotes en 17,5 minutos (46 partidos). Mostró destellos interesantes, pero también una carencia clara: un mal estado físico y de forma.

La partida de Jordan Bell le abre un lugar como el potencial recambio natural de Draymond Green en la rotación. Pero para ser parte de estos Warriors necesitará bajar el peso de más que tenía y pulir su cuerpo.

Jacob Evans: ¿Tendrá lo necesario para ser un jugador de rotación?

En su temporada de novato, Evans tuvo presencia prácticamente testimonial (jugó sólo 30 partidos de fase regular, con 6,8 minutos de media). Golden State deberá reconstruir su banco de suplentes, y Evans está obligado a dar un salto para ser un jugador estable en la rotación de Kerr.

En 5 partidos de la reciente Summer League, no estuvo particularmente fino, y promedió 5,8 puntos (32,4% campo y 11,1% triples) en 19,6 minutos.

Eric Paschall, Jordan Poole, Alen Smailagic: ¿Qué rookie podrá dar minutos?

Golden State navegará una renovación de nombres, y también tendrá mayor juventud. Contará con tres novatos en el plantel que, si bien no están obligados a producir automáticamente, podrían servir muchísimo en el caso de poder aportar con consistencia para profundizar la rotación.

Smailagic, ala pivot serbio de 18 años, es un muy interesante proyecto con una curiosa particularidad: pasó la 2018-2019 en la G-League con Santa Cruz Warriors, la filial de Golden State. Atlético y fuerte, promedió 9,1 puntos y 4,1 rebotes en 17,4 puntos del curso.

Poole es un guardia de 20 años que tuvo una muy buena carta de presentación en la Summer League: 14,5 tantos y 3,0 rebotes en 26,8 minutos.

Y Paschall también se destacó en la liga de verano. El ala pivot promedió 11,3 unidades, 3,3 rebotes y 2,3 asistencias en 24,4 minutos.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

bojan bogdanovic
Bogdanovic fusila a GSW: 8 triples
Nacho Losilla
marcus morris rj barrett
Los Knicks ganan dos seguidos a costa de Kings
Nacho Losilla
Kawhi Leonard Paul George
PG13 y Kawhi: 88 puntos entre los dos
Agustín Aboy
Giannis Antetokounmpo
¡17 triunfos seguidos para Milwaukee!
Agustín Aboy
Harden
Harden lo vuelve a hacer: 54 puntos
Agustín Aboy
LeBron
Los Lakers tumban el récord invicto de Miami como local
Agustín Aboy
Más noticias