Brooklyn Nets

Con un gran Gordon Hayward, Charlotte Hornets dio el campanazo ante Brooklyn Nets

En una jornada de domingo repleta de resultados inesperados, los Charlotte Hornets se sumaron a la lista con un triunfazo sobre los hasta entonces invictos Brooklyn Nets, por 106-104. Los de James Borrego habían perdido sus primeros dos partidos de la 2020-2021, pero mostraron una imagen muy superior esta noche, exponiendo algunas flaquezas de los neoyorquinos que no se habían visto por ahora.

El marcador terminó siendo mucho más cerrado de lo que parecía promediando el último cuarto, con Charlotte llegando a tener una máxima de 16 puntos restando menos de ocho minutos. Impulsados por Kyrie Irving, Kevin Durant y un gran pasaje de Timothe Luwawu-Cabarrot (11 puntos en el parcial), Brooklyn se metió en partido y hasta llegó a tener la opción de igualarlo, cuando KD tomó un lanzamiento claro a media distancia, abajo por dos y con cinco segundos en el reloj. Sin embargo, el disparo de Durant no ingresó y la victoria quedó en manos de los de North Carolina.

La historia del choque pasó por el dominio de los Hornets del juego interior. No solamente anotaron 17 puntos de segunda oportunidad contra solo 7 de Brooklyn, sino que destruyeron a Brooklyn en cuanto a unidades en la pintura: ¡64 a 26! Algo especialmente meritorio si tenemos en cuenta que Bismack Biyombo fue el único pivot natural utilizado por Borrego, teniendo en cuenta la lesión de Cody Zeller.

Vintage Hayward

Sin esa referencia obvia cerca del aro, el que se encargó de atacar una y otra vez al corazón de la defensa de los Nets fue Gordan Hayward. El ex Boston tuvo un rendimiento sensacional, terminando con 28 puntos, 7 asistencias y 6 rebotes. Hayward fue indefendible para Brooklyn, especialmente en la pintura, donde consiguió nada menos que 20 puntos con un 10-13 de cancha. Una actuación vintage del alero, que ha tenido un muy buen inicio de temporada.

Claro que también hubo defectos claros de Brooklyn. Tras los primeros dos partiidos resultaba difícil encontrar puntos flacos en el equipo de Nash, pero al menos por esta noche, Charlotte supo encontrar demasiadas libertades a la hora de atacar tanto a DeAndre Jordan como a Jarrett Allen, quienes solo aportaron una tapa cada uno. El tiempo dirá si se trató simplemente de una mala actuación defensiva de los Nets o de un área que otros rivales son capaces de exponer en el futuro.

Más allá de la tarea de Hayward, la actuación colectiva de Charlotte fue realmente buena. Empezando por lo bien que compartieron el balón: 35 asistencias, contra solo 23 de Brooklyn. Los Hornets tuvieron nada menos que siete jugadores diferentes con al menos tres asistencias: 7 de Hayward, 5 de Washington, Ball y Rozier, 4 de Cody Martin y 3 de Graham y Bridges.

Defensivamente lo de los Hornets también fue excelente, dejando a una ofensiva sobrecargada como la de Brooklyn en apenas 104 puntos y un 42,7% de campo, además de generarles 19 balones perdidos. Por primera vez en la campaña se vio el equipo que Borrego imaginaba en la previa: un conjunto intenso defensivamente y repleto de playmakers que ayuden a compensar la falta de anotadores desequilibrantes en el uno contra uno.

Regresando al plano individual, en el ganador hubo un muy buen partido de Terry Rozier, finalizando con 19 puntos y 5 asistencias. Y si bien estuvo peleado con el tiro externo (1-7 en triples), fue otro de los que supo penetrar con éxito (10 puntos en la pintura), incluyendo una memorable volcada por encima de Durant.

Poca compañía para las estrellas

En los Nets hubo buenos rendimientos de sus dos principales figuras. Kevin Durant terminó con 29 puntos y un 9-15 de cancha, mientras que Kyrie Irving sumó 25 con un 10-17 de campo. El resto, poco y nada, al extremo que nadie más superó los 13 tantos.

Ese poco y nada incluye a Caris LeVert, quien tras dos buenos primeros partidos, tuvo un rendimiento realmente bajo, lanzando 4-12 de cancha. Los Nets están decididos a darle libertades absolutas en la segunda unidad y aunque se trata de un jugador enormemente capacitado para crear desde el drible, esa apuesta excesivamente individual tiene su riesgo: cuando LeVert no está certero, es difícil que la segunda unidad pueda producir. Ese fue el caso de este domingo, donde el guardia surgido de Michigan registró el peor +/- del encuentro: -12 en 26 minutos.

La derrota de los Nets puede terminar siendo insignificante dentro de su calendario de 72 partidos. Sin embargo, sirvió para empezar a observar algunos potenciales puntos débiles en uno de los grandes favoritos al título: los problemas que evidenciaron en su defensa interior y la sobredependencia de LeVert en los minutos en los que descansan KD y Kyrie. Este lunes, una nueva prueba para los de Nash: reciben a unos Memphis Grizzlies que comenzaron el año 0-2.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Mills Durant
Tokio 2020: 3 historias del inicio de la 3° jornada
Agustín Aboy
Derrick Favors
Favors de Utah a OKC, ¿se queda Conley en los Jazz?
Agustín Aboy
cade cunningham
Cunningham y la ilusión del proyecto de Pistons
Sergio Rabinal
barnes-silver-nbae-gettyimages
Las notas del Draft: equipo por equipo
Juan Estevez
usman garuba
La situación salarial de Garuba y su salto a la NBA
Sergio Rabinal
olympic-basketball-gettyimages
Tokio 2020: opciones y desempates rumbo a cuartos
Leandro Fernández
Más noticias