);
Top Stories

Españoles por el mundo: año clave para Marc Gasol en Memphis

Marc Gasol

Marc Gasol se adentra en su undécima temporada en la NBA después de haber experimentado, de largo, su peor experiencia en la Liga el curso anterior. La primera campaña de los Grizzlies por debajo del 50% de victorias (22-60 de balance) desde la 2009-10 quedó marcada por la lesión de Mike Conley y la polémica en la que Marc se vio envuelto por, supuestamente, el papel que protagonizó en el cese de David Fizdale en noviembre de 2017. Una espiral de derrotas y más derrotas que en varios momentos incluso llegó a situar a Big Spain en el mercado.

Finalmente, desde la front office de Memphis optaron por aplazar cualquier reconstrucción. Al menos por ahora. No ha sido un verano muy ruidoso en la franquicia de Tennessee, pero sí uno en el que Chris Wallace y compañía han hecho las cosas bien. Con Jaren Jackson Jr. (un especialista defensivo en una clase de novatos que no destaca especialmente en esta faceta) y Jevon Carter como apuestas desde el draft, junto a jugadores de perfil bajo pero que casan a la perfección con la identidad de los osos (véase Kyle Anderson, Omri Casspi and Garrett Temple) llegados en este mercado estival; los Grizzlies tratarán de volver a ser ese equipo rocoso y áspero que tanto ha incomodado a sus rivales en los últimos años.

Entre los peros sobresale uno que, no nos engañemos, era un imposible: colocar el tóxico contrato (algo más de 49 millones de dólares garantizados hasta junio de 2020) de un Chandler Parsons acosado por los problemas físicos. Parsons y la salida de Tyreke Evans a cambio de nada al margen, estos Grizzlies de JB Bickerstaff están obligados, como mínimo, a quitarse el mal sabor de boca del aciago curso anterior. Y, por qué no, si todo sale bien y las lesiones lo permiten, aspirar a una de las últimas plazas de playoffs en un Oeste aún más salvaje con el desembarco de LeBron James en LA.

Para ello, como señalábamos antes, resulta capital que tanto Conley como Marc rindan a su mejor versión. El base supone toda una incógnita después de apenas disputar 12 encuentros a lo largo de la 2017-18. No se viste de corto en partido oficial desde hace once meses. En cuanto al mediano de los Gasol, su rol no debería diferir mucho a lo que nos tiene acostumbrados. Principio y final del juego de su equipo, es la indudable referencia del juego interior. El alma de unos Grizzlies que se nutren de la adaptación y evolución del catalán hacia lo que se espera del pívot moderno determinante. Su capacidad para ensanchar el campo y la amenaza que supone para las defensas su tiro exterior son una auténtica mina. Genera espacios valiosísimos para las penetraciones de sus compañeros. Una atención extra la que ejercer que agradecerá como pocos el rookie Jackson Jr., aún bastante verde en el aro contrario. En Memphis son optimistas con que esta dupla emane una buena química. Atrás, Marc continuará ejerciendo de ancla. El engranaje de una defensa que mantenga los principios de la era más gloriosa de la franquicia, el grit and grind.

Un escenario ideal que podría quedar hecho añicos si se calca el guion inicial de la temporada pasada. Después de un espejismo en forma de un 7-4 de salida con triunfos sobre los Warriors y, en dos ocasiones, sobre los Rockets, el jardín se tornó en desierto. Once tropiezos consecutivos y un paupérrimo 1-16 arrojaron por la barda toda esperanza de un año digno. Cuestionado en algunos círculos por su tibieza como líder del vestuario, Marc pasó a ser noticia más que como protagonista de rumores que por su juego. Todo a pesar, conviene recordarlo, de haber firmado estadísticamente uno de sus registros más completos: 17,2 puntos, 8,1 rebotes, 4,2 asistencias y 1,4 tapones en 33 minutos.

Acabó la campaña e inicia ahora la siguiente en la ciudad de Elvis, si bien el desenlace podría no ser el mismo. A nadie se le escapa la opción de jugador (player option) que le permitirá convertirse en agente libre en julio de 2019. Ante dicho panorama y en caso de que vengan mal dadas en los próximos meses, los Grizzlies se verían abocados a traspasarle con el fin de obtener a cambio piezas para una reconstrucción que tarde o temprano tendrán que acometer. Es el peaje a pagar. De lo contrario, podrían ver cómo en la agencia libre se marcha completamente gratis el máximo anotador en la historia de su franquicia. Con 33 años (34 en enero) las opciones de al menos pelear por el anillo se van agotando. Hasta la fecha el matrimonio entre Marc Gasol y Memphis Grizzlies ha resultado más que beneficioso para las partes. Aunque, como sucede en la vida, hay veces que el amor no lo es todo y se requieren tomar decisiones difíciles.

MÁS | ¿Cómo será el año de los españoles en la NBA?

Más en NBA.com

BOGDANOVIC
Bogdanovic se sale en la vuelta de Ricky
Sergio Rabinal
Davis
LeBron y AD guían a los Lakers a lo más alto
Juan Estevez
Melo
5 conclusiones del debut de Melo
Juan Estevez
#Melo
La NBA reacciona al regreso de Anthony
Gilbert McGregor
Melo
Los Pelicans amargan el debut de Melo
Juan Estevez
Jimmy Butler
Jimmy Butler, feliz en los Heat
Agustín Aboy
Más noticias