);
All-Star 2020

Historias NBA All-Star: los reyes de los triples, Larry Bird y otro jugador inesperado

Three Point Contest 1990
Getty Images

En 1984 la NBA introdujo algo nuevo al show del All-Star: el torneo de mates, una competición entre los jugadores más atléticos y espectaculares de la liga: Dominique Wilkins, Julius Erving, Larry Nance, Michael Jordan, Clyde Drexler, Spud Webb y más firmas. Instantáneamente esto fue un suceso y abrió la puerta a más eventos especiales, pero el "hermano" que se hizo tan tradicional como el evento de los mates fue el torneo de triples.

Esta competición que pretende coronar al mejor tirador de la liga comenzó a practicarse en 1986, en el All-Star Weekend de Dallas, Texas realizado en la ya demolida Reunion Arena del centro de la ciudad. Le permitía su momento de brillo a los jugadores que no eran tan atléticos pero que levantaban a la gente de sus asientos con otro tipo de jugadas: los tiros de tres puntos, que eran toda una rareza en el baloncesto estadounidense de entonces.

La regla había sido agregada en la temporada 1979-1980, pero más de cinco años después, todavía los equipos lanzaban un promedio de apenas tres intentos por partido de los cuáles convertían solamente uno. Sin embargo, ya había una súperestrella de la liga famosa por su puntería a la hora de tirar: Larry Bird, el alero de Boston Celtics, elegido MVP de la NBA en 1984 y 1985 (repetiría en 1986). Y además de ser un talento especial, Bird se ponía como un toro a la hora de cualquier competición, fuese algo oficial o de exhibición. "Larry Legend" no podía faltar en el nuevo "juego" del All-Star.

MÁS | NBA All-Star 2020: La Guía definitiva con toda la información, eventos, participantes y más

Con todo dado, Bird fue uno de los ocho participantes del concurso de triples inaugural. ¿Los otros contendientes? Craig Hodges, Sleepy Floyd, Dale Ellis, Norm Nixon, Kyle Macy, Leon Wood y Trent Tucker. Todos estaban dentro de los mejores triplistas de la liga. Faltaba Darrell Griffith, el jugador de Utah Jazz que hasta entonces había superado los 90 triples convertidos en una misma temporada, pero que estaba lesionado en un pie y se perdió toda la 1985-1986.

Ninguno de los contrincantes de Bird tenía un gran cartel. De hecho, sólo Norm Nixon había sido All-Star (1982 y 1985). La mayoría eran jugadores de rol, no líderes ofensivos como el rubio que vestía la camiseta número 33 de Boston Celtics. Ante ese escenario, Larry sólo veía una posibilidad en su futuro: ganar. Según cuenta Craig Hodges, por entonces un escolta de Milwaukee Bucks que promediaba 11 puntos por partido, Bird le preguntó a sus rivales: "¿quién va a salir segundo?". Con esa confianza, la leyenda salió a matar.

Sumó 16 de 30 puntos posibles en la primera ronda y en la semifinal subió la vara a 18, ganándose un lugar en la gran final. Enfrente estaba Hodges, un jugador con 45% de acierto en aquella temporada. Si alguno creía que Hodges podía dar la sorpresa, Bird, vistiendo la camiseta roja del All-Star Game, le dio poco tiempo para pensarlo. Erró el primer tiro y después convirtió 13 de forma consecutiva, logrando terminar con 22 puntos, a pesar de divertirse con algunos tiros en el final, ya siendo campeón.

MÁS | Cinco grandes momentos de Larry Bird en la NBA

En 1987 el All-Star Weekend se mudó a la ciudad de Seattle y los eventos del sábado tuvieron lugar en el Seattle Center Coliseum, la casa de los Seattle Supersonics. El equipo local tuvo nuevamente a su crédito Dale Ellis presente (había sido semifinalista en 1986) y también repitió presencia Hodges en un torneo de triples en el que Bird iría por la defensa de su corona. Los nuevos contendientes presentaban un poco más de renombre: Detlef Schrempf, Kiki Vandeweghe, Byron Scott, Michael Cooper y Danny Ainge.

A diferencia de 1986, esta vez Bird salió a representar a los Celtics con una campera de mangas cortas de la franquicia de Massachussets. Así se despachó con 13 puntos en la rueda inicial y precisó de un desempate para avanzar a las semifinales, en el que respondió bajo presión. La semifinal lo enfrentó con su compañero de equipo Danny Ainge y le ganó por 18-8 con facilidad. En la final se enfrentó a Schrempf, el primer jugador internacional en formar parte del torneo de triples. Entonces Bird tampoco dejó lugar para sorpresas. Metió los primeros ocho lanzamientos y se fue con 16 puntos. El alemán tenía 14 cuando lanzó la última bola muticolor de valor doble, pero falló y Larry se consagró bicampeón.

El concurso de 1988 tuvo lugar en el Chicago Stadium de los Bulls. Allí sólo hubo un debutante, un joven Mark Price de segundo año en la NBA, mientras que el resto de los jugadores que intentarían frenar el tricampeonato de Bird ya eran rivales conocidos: Hodges, Ellis, Schrempf, Ainge, Scott y Tucker, disputándose un premio económico de 12.500 dólares para el ganador.

La vara de la primera ronda había quedado alta, en 14 puntos para al menos llegar a un desempate. Bird nuevamente empezó lento pero anotó las bolas de color y pasó a la semifinal con 17 unidades, sólo superado por los 19 tantos de Byron Scott. Su rendimiento en la segunda ronda fue sensacional: 23 tantos. Por tercera vez Bird estaba en la final y tendría enfrente a otro jugador con tres participaciones en el torneo de triples: Dale Ellis, el jugador de mayor progreso de la temporada 1986-1987.

Ellis fue primero y quedó con 15 puntos, dejando presión sobre un Bird que sólo convirtió ocho unidades en los primeros tres carros. El margen de error era mínimo. Pero estamos hablando de Larry Bird. Sumó todo lo posible en el cuarto carro y ganó con el último lanzamiento del juego, el que lo llevó a 18 mientras ya tenía su dedo índice de la mano derecha señalando al cielo. El rey de los tiros de tres puntos se quedaba con los tres primeros torneos de triples de la NBA.

Craig Hodges, el único que pudo igualar a Bird

Además de Larry Bird, hubo dos jugadores que eran fijos en los primeros torneos de triples: Craig Hodges y Dale Ellis tenían asistencia perfecta. Con Larry decidiendo no participar del concurso de 1989 en Houston, Texas, ellos dos sabían que era su ocasión. Ellis ya era un All-Star en la liga, mientras que Hodges era la amenaza de tres puntos de los Chicago Bulls de Michael Jordan que perderían en las finales de la Conferencia Este ante Detroit Pistons.

Hasta ahí el currículum de Hodges tenía siete temporadas consecutivas en la mejor liga del mundo, pero nada individual para destacar. No le pudo agregar nada en 1989, torneo que fue para Dale Ellis en un concurso que tuvo el debut de Reggie Miller y una curiosidad: la participación de un jugador que no actuaba en la NBA, el lituano Rimas Kurtinaitis, jugador del Zalgiris Kaunas que había sido campeón olímpico con la Unión Soviética en Seúl 1988.

Ellis no defendió su corona en Miami en 1990, pero Larry Bird regresaba para buscar lo que era suyo y, por primera y única vez, se sumaba un tal Michael Jordan. que en la 1989-1990 por primera vez promedió más de un triple convertido por partido. Más allá de la presencia de las leyendas, el tiempo a veces premia a los insistentes y, en su quinto intento, Craig Hodges finalmente pudo alzarse con el trofeo del concurso de triples. En el camino a eso humilló a su compañero Jordan, metiendo 20 puntos mientras que MJ sumaba apenas cinco, la marca más baja de la historia.

En Charlotte, Carolina del Norte, en 1991, hubo varios estrenos en este concurso: Clyde Drexler, Tim Hardaway, Glen Rice, Terry Porter. El torneo de triples ya estaba de moda. Aún así, ninguno pudo con un Hodges que ya conocía este concurso de pies a cabeza y desplegó una actuación brillante, encestando sus primeros 19 tiros de una ronda. Con 20 puntos en la primera rueda, 24 en la semifinal y 17 en la final frente a Porter, Hodges no dejó dudas y se quedó con su segundo título.

Entonces llegaría 1992, en Orlando, Florida. Ahí fue donde Hodges, campeón de la NBA unos meses antes con Chicago Bulls, igualó a "Larry Legend", en la temporada en la que Bird se despidió de la NBA. ¿A que nombres importantes le ganó? Dell Curry, Jeff Hornacek, John Stockton, Mitch Richmond y hasta Drazen Petrovic. Hodges no estuvo tan brillante pero fue consistente: 16 puntos en la primera ronda, 15 en la semifinal y nuevamente 16 en la final, en la que batió por apenas un tanto a Jim Les. Así se convirtió en el segundo jugador en ganar tres torneos de triples, algo que nadie más pudo hacer (Peja Stojakovic, Jason Kapono, Mark Price y Jeff Hornacek fueron campeones en dos oportunidades).

Esa de 1992 fue curiosamente la última temporada de Hodges en la NBA. Se volvió a consagrar campeón con los Bulls pero Chicago lo cortó después. A pesar de que no tenía equipo, la liga le permitió intentar defender el título en el All-Star Weekend de 1993 con sede en Salt Lake City, Utah, agregándolo a último minuto. Hodges eliminó a Reggie Miller en un desempate de la primera ronda, pero finalmente su racha se cortó en las semifinales y Mark Price lo destronó. Una vez acabada su carrera en Estados Unidos, Hodges quemó sus últimos cartuchos como profesional en las ligas de Italia, Turquía y Suecia, donde se retiró en 1998.

Sigue la NBA con el NBA League Pass, suscríbete aquí.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

miami heat
Miami y un 3-0 desaprovechado: "No jugamos lo suficientemente duro"
Sergio Rabinal
LeBron James
LeBron, el mejor en transición en Playoffs
Carlos Herrera Luyando
Frank Vogel y Dwight Howard
¿Howard de titular? Vogel: "Lo estoy considerando"
Carlos Herrera Luyando
hayward
El importante regreso de Hayward: "Nos hace mejores"
Sergio Rabinal
jaylen brown
Brown, líder de unos Celtics reunificados
Sergio Rabinal
Jayson Tatum, Jaylen Brown
Boston descontó ante Miami al ritmo de Brown y Tatum
Leandro Fernández
Más noticias