NBA

Siete historias a seguir en la segunda mitad de la temporada NBA

La primera mitad de la temporada 2021-2022 ya forma parte de la historia. El récord de triples de Stephen Curry, la explosión de Ja Morant, el asombroso nivel anotador de Kevin Durant o la irregularidad de Los Angeles Lakers ha marcado la actualidad hasta el momento.

Con la mayor parte de equipos a punto de llegar al ecuador de su calendario es momento de mirar al futuro, es decir, a qué claves van a definir lo que resta de campaña. Así que vamos con siete historias rumbo a la segunda mitad de la Fase Regular.

Un final de traspasos impredecible

El avance del coronavirus a finales del mes de diciembre en todo el mundo paralizó en cierto modo la NBA y su habitual funcionamiento. El Winter Showcase de la G League estaba previsto como el principal evento donde los ejecutivos de todas las franquicias se iban a reunir, siendo esta la ocasión perfecta para iniciar conversaciones para posibles traspasos.

Con las prioridades de las franquicias girando alrededor de otros asuntos, esas potenciales operaciones se han demorado más de lo habitual. Es por ello que, a pocas semanas de que llegue la fecha de final del mercado de traspasos, es imposible predecir qué ocurrirá.

En ese sentido, la figura más prominente que podría cambiar de equipación sigue siendo Ben Simmons, quien todavía no ha jugado con los Philadelphia 76ers en este curso. El valor de mercado del base australiano es una incógnita ya que, si bien es uno de los mejores pasadores y uno de los defensores más polivalentes de la liga, las dudas con respecto a su potencial y encaje ofensivo han crecido respecto al curso anterior. Junto a él estarían varios integrantes de los Pacers, quienes dados sus resultados estarían abiertos a mover a Domantas Sabonis, Myles Turner y/o Caris LeVert, según diferentes informaciones publicadas a lo largo de estos meses.

Siempre que se acerca el final del mercado hace falta preguntarse quiénes serán los compradores y quiénes los vendedores, es decir, qué equipos serán los que miren a futuro y quiénes los que reciban los principales activos para competir ahora. Mientras se firman estas líneas los principales candidatos a buscar movimientos serían conjuntos como Knicks, Hawks, Cavs o Hornets, mientras que entre los vendedores podríamos incluir a Pistons, Pacers o Blazers.

En otros años la imagen del horizonte a futuro parecía más clara que en este 2022, pero lo que es seguro es que habrá sorpresas.

La abierta batalla por el MVP

Si la temporada pasada parecía ser imposible predecir quién acabaría llevándose el galardón a Jugador Más Valorado, en esta 2021-2022 no está siendo mucho más sencillo. Ahora mismo podríamos mencionar hasta a seis figuras que en cualquier otra Fase Regular estarían en disposición de llevarse el premio, bien por sus números, por su rendimiento o por su impacto en el éxito de sus equipos: Nikola Jokic, Joel Embiid, Giannis Antetokounmpo, Kevin Durant, Stephen Curry y LeBron James.

El problema, como siempre, es que a la hora de abrir el debate acerca del MVP hay un argumento que siempre tiene un peso significativo respecto al resto: las victorias. La posición de un equipo en la tabla puede echar por la borda una candidatura en condiciones para este galardón. Y si no, que se lo digan a Steph el pasado curso.

En esa misma situación se encuentran dos finalistas de la 2020-2021 como son Jokic y Embiid, ambos en la media tabla de su Conferencia aunque con un nivel de juego todavía mejor que hace un año. Mientras, en el caso de LeBron, el hecho de que esté siendo el segundo máximo anotador de la campaña con 37 años le convierte en un merecedor de la consideración de MVP.

Salvo un giro de los acontecimientos inesperado en esos tres casos la pugna se reducirá a Steph, KD y Giannis. Un trío a cada cual más diferente en cuanto a juego y que están manteniendo a sus equipos en lo más alto pese a todas las dificultades que han podido surgir. Curry va camino de otra campaña sobresaliente a nivel individual, Durant está encaminado a ser el máximo anotador del curso a sus 33 años, mientras que Antetokounmpo está haciendo lo mismo que en las últimas tres temporadas: dominar el juego.

Queda media temporada y todo puede pasar.

La vuelta de Klay Thompson

Si hay algo más emocionante que volver a ver a los Golden State Warriors en lo alto de la clasificación y haciendo honor al estilo que les hizo un equipo de leyenda es que tengan a todo su elenco de estrellas disponible. Y con eso me refiero a Klay Thompson. La mayor motivación de los californianos no solo era demostrar que eran capaces de rendir al máximo nivel, sino allanar el camino para que una de sus piezas clave volviese en las mismas condiciones que dejó el equipo en las Finales de 2019.

Tras 941 días ausente y habiendo superado dos graves lesiones, Klay regresó y lo hizo por todo lo alto. Un partido para el recuerdo en el que, más allá de los números, lo importante fueron las sensaciones, mucho más positivas de lo que cabría esperar para alguien que llevaba tanto tiempo lejos de las canchas.

A Thompson se le ha visto en muy buena forma, más rápido que de costumbre y mejor de lo esperado tras lo que ha pasado. El californiano destacó atacando el aro con fuerza, poniendo la bola en el suelo y siendo el jugador que maravilló al mundo en el pasado. Su regreso es ya una de las historias de la temporada, pero queda comprobar hasta qué punto la ilusión está justificada. Un par de encuentros no alcanzan para ver en qué nivel físico se encuentra, es decir, ¿aquello que vimos fue un espejismo fruto de la motivación o es la realidad?

Con o sin Thompson los Warriors serán contendientes al anillo, la cosa es que con un Klay en plena forma lo son todavía más. Añadir a uno de los mejores tiradores del mundo hace de su ataque una máquina intratable, pero también su defensa, una de las más adaptadas al juego moderno y que ha probado a lo largo de los años ser clave en los esquemas de Kerr. Lo más probable es que durante el próximo mes y medio veamos una regulación de minutos y cargas con el escolta, algo lógico y que debería servir como muestra del punto en el que está Thompson y cómo puede avanzar.

Si llega en condiciones óptimas a los Playoffs, el techo de los Warriors será el cielo.

La incógnita Lakers

Desde el principio las dudas con los angelinos parecían legítimas. Todos los cambios producidos en la plantilla invitaban a creer que los Lakers serían un equipo en construcción, pero que tarde o temprano se impondría el talento del Big Three compuesto por James, Davis y Westbrook. Meses después del arranque del curso los de oro y púrpura parecen estar todavía en la casilla de salida. Sin una identidad tangible, un ataque eficiente y con continuos problemas en la rotación.

En honor a la verdad, hasta este momento las lesiones y las bajas no han dado un respiro a los Lakers. Estos comenzaron sin Trevor Ariza, Wayne Ellington, Talen Horton-Tucker y Kendrick Nunn, quien todavía no ha debutado por lesión. Y pronto se fueron uniendo figuras clave como LeBron James o Anthony Davis, hasta el punto de que el Big Three solo ha sido la 6ª combinación con más minutos en este curso (291). Un trío de estrellas que sigue buscando el modo de congeniar de la manera que todos esperan, acumulando tan solo un +3,7 de net rating.

Resulta iluso creer que los californianos vayan a solucionar sus problemas de la noche a la mañana y pasar a convertirse en un contender de pleno derecho. Si bien queda la mitad de la Fase Regular y este equipo está diseñado para competir en los Playoffs, primero deberán demostrar que las expectativas con ellos eran acertadas. Hasta el momento su balance contra rivales por encima del 50% es de 5 triunfos por 10 derrotas.

¿Hasta dónde llegará Memphis?

Las dos últimas temporadas de los Grizzlies fueron un aviso, especialmente la última donde tumbaron a los Warriors en el Play-In y pusieron en aprietos a los Jazz pese al resultado final. La continuidad del proyecto y en su núcleo de jugadores ha sido la mejor decisión que la gerencia podía haber tomado. Y ahora está dando sus resultados.

Con un Ja Morant en pleno despertar como súperestrella, un ecosistema defensivo que impulsa a los secundarios y una compenetración total entre banquillo y pista, Memphis va camino de conseguir su mejor campaña en más de un lustro.

Hace tiempo que los dirigidos por Taylor Jenkins dejaron de ser una sorpresa del inicio para convertirse en un equipo respetado. Pese a esto, la temporada es muy larga y una mala racha podría poner a prueba la solidez de los Grizzlies, especialmente una que se produzca en un momento poco propicio. Lo lógico es pensar que otros rivales como Mavs, Lakers o incluso Nuggets puedan mejorar con el avance del curso, ¿será suficiente para destronar a Memphis?

Sin visos de que vayan a hacer un gran movimiento en el deadline, la plantilla actual será la que tome parte en unos hipotéticos Playoffs, donde tendrían factor cancha ahora mismo. A su favor juega el hecho de que tienen el cuarto calendario más asequible de lo que resta de temporada, ¿lograrán mantener este nivel o se hundirán cuando Morant pierda fuelle?

Los Bulls, en una misión

Las mejores versiones individuales de DeMar DeRozan han venido cuando este se ha encontrado en paz consigo mismo y con confianza. Ese cóctel ha sido la mezcla perfecta que ha permitido históricamente al escolta sacar su faceta más intratable como anotador. Una que, hasta el momento, está sirviendo a los Chicago Bulls para ser uno de los mejores equipos de toda la competición, no solo por número de victorias, sino por nivel de juego y sensaciones.

Los de Billy Donovan han sobrepasado todas las expectativas tras todos los movimientos realizados a lo largo del último año, confirmándose como un éxito. Pese a que los de Illinois han tenido que lidiar con un buen número de bajas entre nombres clave como Alex Caruso (solo ha jugado 26 partidos), Coby White (19) o Patrick Williams (5), han conseguido asentarse en lo alto de la Conferencia Este.

Los Bulls están firmando su mejor temporada en más de una década y van encaminados a terminar entre los tres primeros si no se produce ningún giro inesperado de los acontecimientos. Pese a esto su objetivo no ha sido cumplido todavía, no solo buscaban resucitar de su letargo, sino que aspiran a tomar el Este. Un reto mayúsculo teniendo en cuenta la competitividad de la Conferencia, pero de lo que han dado buena muestra hasta el momento, venciendo a Nets y Lakers por partida doble y siendo más que solventes.

La pugna por el Play-In

Si algo confirmó la pasada temporada es que el Play-In, el torneo clasificatorio para los Playoffs entre el séptimo y el décimo clasificado, fue un éxito. La batalla durante las últimas semanas en ambas Conferencias mantuvo viva la competición de un modo que en el pasado parecía inimaginable, teniendo emoción hasta el último instante, tanto para entrar como para evitarlo. De cara a la segunda mitad de esta 2021-2022, esto parece estar llamado a ser todavía más trepidante.

Ahora mismo la diferencia entre el sexto y el duodécimo del Este es de 5 partidos, mientras que en el Oeste es de 6,5. Una igualdad que está haciendo variar los puestos en la clasificación diariamente. Una buena racha puede hacer pasar a un equipo de estar fuera de la pugna por la postemporada a meterse en una zona interesante, pero también al revés. Es decir, una semana puede trastocar notablemente la configuración y el orden de la clasificación, por lo que cada encuentro aumenta considerablemente su valor.

Resulta imposible determinar qué acabará ocurriendo en las últimas semanas de Fase Regular. ¿Estarán nuevamente los Lakers ahí? ¿Habrá algún equipo del Este que se deje llevar con el objetivo de evitar a Milwaukee, Miami o Philadelphia? ¿Remontarán conjuntos como Hawks o Knicks? Buena parte de la emoción de lo que resta de campaña va a pasar por esa zona media, donde hay mucha calidad e igualdad.

Las opiniones aquí expresadas no representan necesariamente a la NBA o a sus organizaciones.

Más en NBA.com

lebron steph
LeBron y Steph, los más votados en el 3er recuento
Sergio Rabinal
doncic
Doncic y una noche para reencontrarse
Sergio Rabinal
Lonzo Ball (Chicago Bulls) takes on younger brother LaMelo Ball (Charlotte Hornets)
Lo que sabemos de la lesión de Lonzo Ball
Sergio Rabinal
garuba g league
3 observaciones del momento de Garuba
Sergio Rabinal
santi aldama
El diario de Aldama: 7 puntos contra Clippers
Sergio Rabinal y Nacho Losilla
Facundo Campazzo
Campazzo: "Si consumís lo que viene desde afuera es dañino"
Leandro Fernández
Más noticias