);
Minnesota Timberwolves

Informe de despedida: ¿Qué nos perderemos de Minnesota Timberwolves en el cierre de la temporada 2019-2020?

El anunció que realizó la NBA este jueves 4 de junio, con la aprobación de la Junta de Gobernadores sobre el formato a usar para reiniciar la temporada y ponerle un cierre a la 2019-2020, luego de la suspensión del 11 de marzo por al avance del coronavirus COVID-19, hará que 22 equipos vuelvan a la acción (sería desde el 31 de julio) para la reanudación. Es decir que ocho conjuntos, los que se encontraban en la parte de abajo de las posiciones, entrarán en vacaciones a la espera de la 2020-2021.

MÁS | La NBA anunció la aprobación de su formato de regreso: fechas, detalles y calendario para reiniciar la temporada 2019-2020

El parón por la pandemia cortó ocho realidades diferentes que, por más que estaban relacionadas a equipos del fondo, nos dejarán sin algunas historias interesantes que íbamos a ver en el cierre de la Fase Regular de haber seguido su curso normal. Y aquí estamos para hacer una especie de informe de despedida de cada uno de esos ocho equipos.

Tras haber empezado por los Golden State Warriors, es el momento de seguir con el equipo que le sucede en la clasificación, los Minnesota Timberwolves. El equipo entrenado por Ryan Saunders volvió a quedarse rápidamente descolgado de la lucha por las plazas de privilegio en la Conferencia Oeste e inició un proceso de reconstrucción por el cual reforzó su plantilla con una estrella como D'Angelo Russell y añadió a jóvenes como Juancho Hernangómez o Malik Beasley.

MÁS | Ocho observaciones sobre los ocho equipos que terminaron su temporada 2019-2020 de la NBA

Towns y Russell juntos

El ambicioso movimiento realizado por Gersson Rosas para adquirir a D'Angelo Russell significaba poder reunir a dos de los jugadores con mayor potencial ofensivo de toda la liga además de dos perfiles muy ambivalentes con los que proponer algo distinto dentro de la NBA. Lejos de poder cumplir las expectativas generadas tras el movimiento, los continuos problemas físicos que Karl-Anthony Towns había estado experimentando desde el comienzo de la temporada habían impedido al jugador de origen latino tomar parte del equipo, haciendo que el rendimiento de este se resintiese considerablemente.

El 7 de marzo se anunció que este continuaba recuperándose de una fractura en su muñeca izquierda y que su situación sería reevaluada dos semanas más tarde, a mediados de mes. Sin embargo, la suspensión de la temporada regular apenas unos días después tiró por la borda cualquier opción de ver al gigante en una cancha de baloncesto junto a su amigo y compañero D'Angelo.

Por su parte el joven base desembarcó en Minny y no tardó en dejar su impronta, tomando parte en 12 encuentros que invitaban no solo al optimismo con 4-8 de balance, sino a confiar en que fuese D-Lo el detonante de todo el potencial del grupo de cara al cierre de la fase regular en la que promedió 21 puntos y 6 asistencias.

La estrecha relación que une a Towns y Russell es bien conocida por todos, ambos han compartido experiencias fuera de las canchas, desarrollando una amistad que hizo posible que el base acabase siendo traspasado a Minnesota desde Golden State. La definitiva recuperación del pívot habría materializado el proyecto de Rosas con una inyección competitiva muy necesaria para un proyecto que pretende volver a colocarse entre los mejores de la Conferencia. "Es una persona que tiene todo el talento del mundo. Pero todos necesitan un sistema de apoyo", contaba Karl-Anthony en una entrevista en The Athletic sobre la llegada de D'Angelo.

Ambos quieren hacer de esta unión algo real, algo que perdure en el tiempo y acabe por hacer a Minnesota un lugar de referencia. La cancelación del resto de la temporada de los Wolves debido al formato de 22 equipos nos ha privado de poder disfrutar de una de las parejas más atractivas de toda la liga.

El final que merecía Juancho

No ha sido una temporada fácil para Juancho Hernangómez. La consecución de la medalla de oro con la Selección española y su gran rendimiento en el Mundial de China no le garantizó un puesto de relevancia en la rotación de Mike Malone en Denver Nuggets, siendo aventajado por el novato Michael Porter Jr cuyo impacto fue inmediato. Una situación que se veía agravada por el hecho de no llegar a un acuerdo de renovación en los prolegómenos del inicio de la fase regular, dejando a Hernangómez en una tesitura complicada: teniendo que ganarse un hueco en los Nuggets sabiendo que su renovación como agente libre restringido estaba en el horizonte.

Finalmente y tras muchos rumores de traspaso, el madrileño ponía rumbo a Minnesota Timberwolves donde por fin contaría con la confianza, la relevancia dentro del sistema y el peso que merecía. Ryan Saunders le dio un voto de confianza a Hernangómez que este devolvió de la mejor manera posible, promediando los mejores números de toda su carrera que se tradujeron en 13 puntos, 7 rebotes y 3 asistencias en los 14 partidos con su nuevo equipo.

MÁS | Willy y Juancho Hernangómez no jugarán el final de temporada NBA, ¿qué supone para su futuro?

En los finales de temporada siempre hay un hueco destinado a esas pequeñas sorpresas que aprovechan el corto periodo de tiempo desde el parón del All-Star para revitalizar sus figuras y en ese sentido Juancho iba encaminado a ser uno de los nombres propios del cierre de la fase regular. Los números y su rendimiento continuado en pista hacían de él un perfecto reflejo de lo que significa adaptarse a un nuevo entorno de la mejor manera posible con demostraciones ofensivas que daban buena cuenta de su talento y potencial dentro de la liga como un 3&D respetable.

El futuro de Juancho parece asegurado en Minneapolis por la predisposición de gerencia y banquillo visto lo visto en la temporada y de haber seguido el curso normal de las cosas el madrileño habría continuado explotando su oportunidad como venía haciendo antes del parón.

La hora de los jóvenes

Los Timberwolves son uno de los equipos más jóvenes de toda la NBA, en concreto el octavo, con una media de edad de 24,8 siendo sus principales estrellas, Russell (23) y Towns (24), un buen reflejo de esta propuesta de renovación que la franquicia ha estado acometiendo a lo largo de la última temporada. Desde que llegase Gersson Rosas a la gerencia de Minnesota el proyecto ha recibido una inyección de optimismo única, dando sentido a todas sus piezas y haciendo movimientos con un orden y un objetivo concreto.

Los movimientos por Hernangómez, Russell, Beasley y Spellman ha dejado clara la vocación de la franquicia por rejuvencer la primera línea con una idea de reconstrucción que vaya más allá del presente sin perder un horizonte competitivo que pueda ayudar al desarrollo de estos. En ese sentido, el hecho de que la temporada regular haya dejado fuera a los Wolves no ha permitido ver hasta qué punto toda esa conjunción de promesas nuevas que se unían a los ya presentes como Jarrett Culver y Josh Okogie a través de los cuales edificar las bases de lo que está por venir.

El sistema de Saunders basado en un juego de bloqueos sin balón, puertas atrás y dando libertad a sus exteriores en el pick&roll crea un ecosistema inmejorable para que todos aquellos jugadores en vías de desarrollo puedan expresarse de la mejor manera posible como habría sucedido en unas condiciones normales.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Ben Simmons and James Harden
Derribando mitos: Harden no es un mal defensor
Sergio Rabinal
devin booker
Booker: "Queremos ser un equipo duro"
Nacho Losilla
Thunder Big 3
El final de la dinastía que nunca existió
Juan Estevez
durant, westbrook, harden
Los mejores y peores picks del Draft de OKC
Sergio Rabinal
james harden
Harden ya está en Orlando
Nacho Losilla
shai-gilgeous-alexander-nbae-gettyimages
Las tres preguntas a responder por Oklahoma City
Juan Estevez
Más noticias