Los Angeles Lakers

¿Qué supone el fichaje de Isaiah Thomas para Los Angeles Lakers y LeBron James?

La última temporada en la que Isaiah Thomas tuvo peso real en la NBA fue la 2019-2020. Por aquel entonces militaba en unos Washington Wizards que estaban en su última temporada con John Wall en plantilla, aunque ese curso no disputó ningún partido por lesión. Desde entonces, IT ha buscado oportunidades sin éxito.

Más | Contrato de 10 días para Isaiah Thomas en Los Angeles Lakers

Su etapa en los Kings sorprendió para un jugador seleccionado con el pick 60 del Draft. Alcanzó los 20,3 puntos y 6,3 asistencias en su última temporada en Sacramento. Después, tras un paso breve por Phoenix, alcanzó la gloria en Boston. Fue breve, pero intenso: candidato a Sexto Hombre del Año en su media temporada inicial (19 puntos y 5,4 asistencias desde el banco) y All-Star en las dos siguientes temporadas.

Debutó como titular con los verdes con 22,2 puntos y 6,2 asistencias, pero el salto fue en la 2016-2017, cuando firmó uno de los picos de rendimiento más elevados para un jugador de los Celtics: promedios de 28,9 puntos, 5,9 asistencias y 37,9% en triples. Era el "Rey del Cuarto Cuarto". Nadie tenía un corazón tan grande en toda la NBA pese a los 175 centímetros del menudo base.

La muerte de su hermana en los Playoffs de ese mismo año y el traspaso inesperado a Cleveland, con una lesión de cadera por el medio, significaron unos meses muy duros para Thomas. Pasó de ser el ser más querido de los Celtics, el jugador estrella, a un complemento importante en unos Cavaliers cuya confección de plantilla estaba en entredicho. Y apenas duró.

Fueron 15 partidos con los Cavs rodeado de problemas físicos para ser enviado a los Lakers. Fue en ese traspaso en el que los angelinos consiguieron el espacio salarial necesario para pujar por LeBron James en la offseason de 2018. Y aunque existe cierta sensación de que en Hollywood rindió mejor, lo cierto es que fueron algunos destellos puntuales. Tuvo bola en un mal equipo. Es cierto que mejoró su acierto (45,6% de tiro efectivo), pero seguía por debajo de sus años de Boston.

Pasó por Denver durante apenas 12 partidos durante la 2018-2019. Terminó fuera de la rotación de Mike Malone. Con los Wizards sí tuvo una gran oportunidad: 23,1 minutos y 40 partidos. Sin embargo, terminó traspasado. Y con los Pelicans tuvo su última prueba durante tres partidos en la 2020-2021. Ahora firma por 10 días con los Lakers.

¿Qué puede aportar Isaiah Thomas a los Lakers?

Es la segunda etapa en Hollywood para IT, aunque la situación es muy distinta a la que vivió en su primera aventura. Los Lakers actuales cuentan con LeBron James, Russell Westbrook y Anthony Davis en plantilla, además de un grupo de complementos donde hay nombres como Carmelo Anthony, Malik Monk o Dwight Howard entre otros.

Sin embargo, sí podemos tirar un paralelismo con la otra ocasión en la que coincidió con James: los Cavs de la 2017-2018. La construcción de esa plantilla era muy NBA 2K. Jugadores de mucho nombre y medias interesantes, pero cuyo encaje en pista era nefasto. Sobraban manejadores de balón, faltaban tiradores y la defensa era inexistente. Por si fuese poco, Jae Crowder, una de las piezas claves obtenidas en el trade por Kyrie Irving, no hizo buenas migas con LeBron.

Más | Austin Reaves, la "esponja" de los Lakers en un momento marcado por las bajas

Los Lakers de esta temporada sí muestran una química sana y, sin duda, tienen un techo más elevado que esos Cavs, pero la formación del roster también muestra desequilibrios. ¿Qué necesitaban en Cleveland esa temporada? Un alero 3&D, del tipo Crowder, que fuese garantía en ambos lados de la cancha. ¿Qué necesitan estos Lakers? Exactamente lo mismo. Por eso juega tanto en algunos partidos Austin Reaves, que apenas comete errores, y por la misma razón el encaje de Isaiah Thomas tiene muy poco sentido.

No obstante, la noticia del fichaje cobró razón cuando saltó la noticia: Westbrook se unía a la lista de jugadores de Lakers en los protocolos de salud y seguridad, donde ya estaban Talen Horton-Tucker, Howard y la adición de Avery Bradley. La buena noticia es que Monk ya ha salido. Siendo un equipo que cada vez juega más small-ball, estas bajas hacen más daño al perímetro y a los señalados como generadores y anotadores. Sí, quedan Wayne Ellington, el propio Reaves o Kent Bazemore, pero el bajón es notable.

Más | James Ennis y Shaquille Harrison, nuevos fichajes de Brooklyn Nets

De esta manera se explica el fichaje de IT por 10 días. Los Lakers necesitan jugadores. En concreto, hombres con talento que puedan generar en ataque mientras Westbrook, THT o Monk se recuperan. Quizás hubiese sido interesante añadir un alero 3&D como James Ennis, fichado por los Nets, y que sí encaja con las necesidades del conjunto. Además, podrían regresar así a la fórmula de LeBron como base a tiempo completo. ¿Problema? Sería revertir el trabajo de la temporada. La dirección es la de LeBron asumiendo minutos como pívot por primera vez en su carrera. Ir en la otra dirección sería cambiar la tendencia y el trabajo conseguido hasta la fecha.

Considerando esa última temporada de Thomas con peso real, la de los Wizards, los Lakers pueden utilizarle como titular o como sexto hombre y que se reparta las tareas creativas con James. Donde sí puede suponer una mejora es en el acierto exterior, aspecto donde pese a contar con tiradores se muestran irregulares. En Washington promedió 12,2 puntos con un 41,3%.

Las razones para la falta de oportunidades

Lo cierto es que ya en sus dos años de Playoffs como estrella de Boston hubo críticas. ¿Podía ser IT la referencia de un candidato? Los rivales le buscaban una y otra vez, una y otra vez, para castigar su emparejamiento en defensa. Sumaba mucho en ataque, pero la duda sobre si resultaba positivo estaba sobre la mesa. Era una pregunta legítima para la que Danny Ainge tenía su respuesta: era mejor buscarle salida.

Thomas sufre muchísimo en la defensa del pick&roll. Tiene problemas para pasar los bloqueos, ve como le buscan de forma constante y supone, jugando como base, un punto de partida negativo para la defensa del equipo en el que esté. Es así. Tener a IT en pista supone asumir que vas a tener un agujero atrás.

Más | Phoenix Suns, intocables como local: 13 victorias consecutivas

De nuevo, tomemos ese último curso con los Wizards. ¿Por qué le traspasaron si estaba aportando? Y después ¿por qué los Clippers le cortaron y no se le quedaron como sexto hombre? Los Wizards, ya de por sí, una mala defensa, encajaba 112,5 puntos por 100 posesiones con IT descansando. Cuando jugaba, los Wizards recibían 120,2 puntos por 100 posesiones, la peor marca del equipo.

En el sistema correcto es posible camuflar en cierta medida su posición, aunque jugar de base le favorece muy poco para ello. Además, necesitas que noche tras noche sea claramente positivo en ataque, sino el balance ataque-defensa resulta negativo. Su necesidad de balón en ataque, unos porcentajes que tampoco son brillantes y, sobre todo, unos problemas defensivos enormes le dejan sin hueco en la NBA del presente. Esta es la realidad con Isaiah Thomas, un jugador querido por miles de personas que desean verle tener una oportunidad, solo que seguramente prefieran que la tenga en un equipo que no sea el suyo.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Stanley Johnson
Johnson, la solución de Lakers ante Utah
Juan Estevez
Trae
Young lideró la gran reacción de Atlanta
Juan Estevez
Grizzlies
Una jornada especial para Memphis
Juan Estevez
Cavaliers
Cleveland venció a Brooklyn y sigue prendido arriba
Juan Estevez
Miles Bridges
Partidazo de Bridges para vencer a los Knicks
Agustín Aboy
tatum
La mejor versión de Tatum salvó a Boston
Sergio Rabinal
Más noticias