);
Memphis Grizzlies

Ja Morant y su explosión de magia para Memphis Grizzlies: ¿existen figuras históricas para compararlo?

Morant
Getty Images

Si hay un factor común que destaca a los genios, es su singularidad. Su originalidad. Características distintivas e irrepetibles, que hacen de ellos, personas realmente especiales. Íconos que cambian por completo la visión sobre un determinado tema. Innovadores sin antecedentes.

En el caso del deporte, o específicamente del baloncesto, los ejemplos vienen rápidamente a la mente. Jamás habrá otro Michael Jordan, afirmamos... pero sin embargo, hubo un Kobe Bryant. Jamás habrá otro Magic Johnson... pero apareció LeBron James. Y así, más allá de las diferencias circunstanciales de cada protagonista, nos encontramos al menos con comparaciones lógicas.

Más | Se cumplen 14 años de un momento único: los 81 puntos de Kobe Bryant ante Toronto Raptors

Entonces, llegamos a la conclusión que lo que sí existen son los discípulos, los sucesores. Versiones renovadas que recorren, con mayor o menor éxito según el caso, un camino ya delineado y transitado. Son más continuación, que revolución, es cierto. Pero el mérito no está solamente en el aprendizaje, sino en la impronta propia.

Normalmente se suele hablar de la búsqueda del próximo. El próximo LeBron, el próximo MJ, el próximo Magic. Pero ¿por qué no recorrer el sendero a la inversa? Buscar al anterior. Aún con su margen de error, parece tratarse de una práctica con mucha mayor probabilidad de acierto. Observar a un jugador y buscar similitudes en figuras previas, en contraste al arriesgado arte de la predicción. Enfocar en lo que ya es y no en lo que (quizá) será.

Y así nos surgió una pregunta: ¿existe alguna comparación acorde para este presente de Ja Morant, que no sólo ha transformado a los Memphis Grizzlies en un candidato a Playoffs, sino también en una de las mayores atracciones que tiene hoy la competencia?

Espejos contemporáneos

Hay varios factores que hacen de Morant un caso especial. Bases atléticos en la NBA hubo, hay y habrá de a cientos. Pero cuando a eso le agregamos la inventiva que muestra el hombre de los Grizzlies como pasador, su carisma, su sentido del show y sobre todas las cosas, su eficacia aún como novato, la lista de comparables disminuye.

Han sido varios los que han vinculado el nombre de Morant con el de Russell Westbrook, pero las similitudes son más superficiales que profundas. Sí, son dos bases explosivos que se destacan atacando el aro. Pero no hay muchas conexiones más. Después de todo, estamos hablando de un Russ que apenas supera el 43% de campo en su carrera, contra un novato que ya se acerca al 50%.

Si tuviéramos que elegir un jugador actual más parecido a Morant, probablemente tendría más sentido apuntar para Sacramento y De'Aaron Fox. Sus números en la 2019-2020 son por demás similares.

Jugador Pts. Reb. Asi. Rob. FG%
Ja Morant 17,9 3,5 7,0 1,1 49%
De'Aaron Fox 19,1 4,3 7,3 1,4 48%

El problema es que ni Fox es el showman eléctrico que es Morant, ni el jugador de Memphis tiene el poderío defensivo del de Sacramento. Y estamos hablando de características centrales para el juego de ambos.

Un viaje a la historia

Dejemos de lado a los contemporáneos y ampliemos el espectro de posibilidades. La búsqueda sigue siendo complicada, pero encontramos un nombre que cubre la mayoría de los casilleros. ¿De quién se trata? Kevin Johnson, ex base de Cleveland y Phoenix, entre 1987 y 2000.

Para empezar, lo obvio: dos jugadores extremadamente atléticos, voladores y capaces de realizar mates por encima de rivales que los aventajan ampliamente en cuanto a estatura. Dos máquinas de highlights, que desde temprano en sus carreras se transformaron en favoritos, no solo de sus fans, sino del público neutral. Lujosos, espectaculares, dinámicos.

De todas maneras, el parecido no se detiene ahí. Estamos hablando de dos bases extremadamente creativos y cuyo impacto no está solamente ligado a la anotación propia: son antes que nada, pasadores capaces de involucrar a todos sus compañeros. Brillo individual, con influencia total en lo colectivo. Johnson ya promediaba más de 12 asistencias en su segundo temporada NBA. Morant, todavía no está en ese nivel (7 por partido), pero parece ir rumbo a un destino similar.

Ambos son capaces de hacer mejores a sus compañeros. Lo de los Grizzlies lo tenemos fresco, pero vale recordar lo que logró Johnson al momento de su llegada a Phoenix. Los Suns terminaron con récord de 28-54 en la 1987-1988, campaña en la que KJ jugó apenas 28 partidos, traspasado desde Cleveland. Lo que pasó al año siguiente, habla por si solo: los de Arizona pasaron a ganar 55 encuentros, eliminaron a Denver y Golden State en Playoffs, para eventualmente caer en las Finales del Oeste ante los Lakers.

Los números de Johnson en esa 1988-1989, con apenas 22 años, fueron fenomenales: 20,4 puntos, 12,2 asistencias y 51% en tiro. Fue, junto a Tom Chambers, la gran figura de aquel equipo comandado por Cotton Fitzsimmons.

Y allí, en las estadísticas, vamos a cerrar la comparación.

En la historia de la liga, hasta este año, Kevin y Magic Johnson eran los únicos jugadores por debajo de los 23 años, en promediar al menos 17 puntos, 7 asistencias y un 49% en tiro. Nadie más lo había conseguido.

¿Los promedios de Morant en la 2019-2020? 17,9 tantos, 7 asistencias y 49% de campo. Todo dicho.

Sigue la NBA con el NBA League Pass, suscríbete aquí.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Coby White
Los datos de la histórica racha de Coby White
Leandro Fernández
malik monk
Monk, suspendido por tiempo indefinido
Juan Estevez
DeMar DeRozan
5 conclusiones de la situación de Spurs
Juan Estevez
Alex Caruso
Otro "Carushow" que despierta el banquillo de Lakers
Leandro Fernández
Mitchell
Una montaña rusa llamada Utah Jazz
Juan Estevez
clarke-nbae-gettyimages-
Clarke, baja en Memphis: ¿mantendrá el octavo lugar?
Juan Estevez
Más noticias