);
Houston Rockets

James Harden vuelve a marcar la diferencia en defensa, esta vez contra Giannis Antetokounmpo

Los jugadores evolucionan y tratan de perfeccionar aquellos aspectos en los que peor rendimiento muestran con el objetivo de ser más completos o realizar una función más acorde a las necesidades del equipo. Este razonamiento básico tiende a dejarse a un lado cuando entran en juego los prejuicios, en aquellos casos donde los hechos no tienen espacio y ciertas narrativas se pegan como un chicle a la suela del zapato. En el caso de James Harden la defensa, por mucho que haya mejorado en ese sentido, sigue siendo un aspecto del juego por la que buena parte de la opinión pública le categoriza como un mal defensor.

Nada más lejos de la realidad pues, como analizábamos hace apenas unas semanas, Harden es el mejor defensor al poste de toda la NBA y un más que digno jugador en el uno contra uno y bloqueo directo. Lejos quedaron los despistes del pasado y los errores en las ayudas, el tiempo ha hecho de La Barba alguien más completo y que puede llegar a marcar la diferencia llegado el momento. Y Giannis Antetokounmpo ha sufrido en sus carnes la mejoría del MVP de 2018.

MÁS | Houston Rockets logró un gran triunfo ante Milwaukee Bucks con una lluvia de triples

Con apenas 2 minutos restantes de partido, Milwaukee Bucks mandaba por 112 a 111 en su partido contra Houston Rockets. En ese momento y de manera sorprendente, ambos MVPs se emparejan en defensa. Un claro mismatch favorable al griego pensaría Giannis que en ese momento acumulaba un 13 de 24 en tiros de campo con solamente 1 pérdida y un total de 34 puntos. Sin embargo, Harden tenía otros planes para Antetokounmpo que cometió 2 pérdidas de balón decisivas aunque anotase su único intento de campo en ese lapso.

La primera acción fue fruto de un error en la rotación defensiva de los Rockets por la cual Covington entendió que no había habido bloqueo de Giannis por lo que no debería cambiar, caso contrario de Harden. La clave estuvo en que La Barba reaccionó rápidamente, al igual que el lado débil con Tucker y Westbrook que frenaron al griego.

MÁS | El repaso de la primera semana de la temporada 2020 de la WNBA

Fue entonces donde apareció Harden una vez más que detectó y anticipó el movimiento del jugador de los Bucks para realizar una intervención salvadora, robándole el balón y permitiendo que Houston anotase en contraataque para ponerse por delante.

La segunda acción decisiva de Harden tuvo más que ver con su defensa cuerpo a cuerpo. Al igual que sucediese en el competido All-Star Game, los Bucks trataron de llevar al escolta al poste donde su desventaja física con Antetokounmpo parecía más clara. Gran error.

En las casi 2 acciones por noche que Harden ha defendido al poste, sus rivales apenas han conseguido sacar 0,65 puntos siendo el más efectivo entre todos los que entran en la lista (mínimo 1 posesión) de toda la NBA. Como resultado, sus emparejamientos no han pasado del 32% de acierto en tiros de campo y casi en un 14% de las situaciones les ha forzado a perder el balón.

En esta ocasión Harden se colocó defendiéndole en 3/4, orientado hacia el centro y dejándole todo el fondo libre, donde esperaba a la espalda PJ Tucker. La Barba aguantó el primer envite, reaccionó perfectamente al reverso de Giannis y bloqueó el posible tiro en una acción en la que pudo haber pasos del griego. Antetokounmpo consiguió sacar un pase in extremis sin apenas margen de maniobra para que Middleton lanzase un tiro que no tocó ni aro.

Completamente desesperado el griego, los Rockets aprovecharon esta coyuntura para demostrar que la veteranía pesa más en la balanza dependiendo de las situaciones, anotando 11 puntos en el lapso de 2 minutos y forzando 4 faltas personales a los Bucks con las que sellaron el triunfo por 120 a 116.

Preguntado James Harden en rueda de prensa sobre la defensa ante Antetokounmpo, el escolta rehusó responder de manera directa, diciendo que "no tengo nada que demostrarle a nadie. Nada que decir. Estoy feliz de que hayamos ganado. No me importa la energía negativa. No le presto atención".

Todo ello en una noche en la que con sus 24 puntos, 7 rebotes, 7 asistencias y 6 robos (máximo de temporada) consiguió establecerse como el jugador zurdo con más puntos en la historia de la NBA superando así a David Robinson que ostentaba el honor con 20.790. "Empezar con dos victorias fue muy, muy importante", dijo Harden. "Creo que a lo largo del partido, jugamos una muy buena defensa. Obviamente, son un buen equipo ofensivo. Conseguimos pararles cuando lo necesitábamos".

No obstante, en ataque los Rockets sufrieron, lanzando un total de 61 triples, siendo este el máximo de la temporada para cualquier equipo y el tercer registro más alto de la historia, de los cuales "solo" anotaron 21, es decir, un 34,4%. Harden firmó un 3 de 12 al igual que PJ Tucker, siendo Danuel House el más acertado con 4 de 8.

"Muchos de esos fueron tiros abiertos, buenos tiros que normalmente anotamos", dijo Harden. "Les damos confianza a nuestros muchachos y les decimos que sigan disparando. Hacen un muy buen trabajo empacando la pintura. Creo que son el número 1 en la pintura en defensa. Nos van a permitir tirar y los vamos a aprovechar", añadió.

Los Rockets, junto a Spurs, Suns y Magic son los únicos equipos que todavía no conocen la derrota en un reinicio que está siendo lo más igualado posible.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

hernangomez, rubio
El calendario de los Wolves de Ricky y Juancho
Sergio Rabinal
Paul George
George: "Me quiero retirar en Clippers"
Sergio Rabinal
simmons
Simmons centrado en unir fuerzas con Embiid
Sergio Rabinal
Logo y balón de la NBA
Lo mejor del fixture del primer mes de la 2020-2021
Agustín Aboy
nba ball
Calendario oficial para el inicio de la 2020-2021
Agustín Aboy
Gregg Popovich Becky Hammon
Pop, Aldridge y la renovación de los Spurs
Agustín Aboy
Más noticias