Cleveland Cavaliers

Jarrett Allen, Evan Mobley y Lauri Markkanen: ¿cómo está funcionando la apuesta de Cleveland Cavaliers?

La dirección de la NBA tiende desde hace años hacia la versatilidad. Es imprescindible contar con jugadores atléticos que permitan cambiar asignaciones y roles, sobre todo en la defensa. Disponer de tiradores que abran el campo para jugar con cuatro abiertos y una única referencia de tamaño cuyo papel ofensivo queda reducido a bloquear, continuar y pelear en el cristal. Incluso sin esa figura interior, de pleno en small-ball. Sin embargo, parece que los Cleveland Cavaliers se perdieron esta lección.

Más | Cleveland Cavaliers, con cuatro victorias consecutivas, aunque Ricky Rubio hunde sus números

El primer proyecto competitivo de los de Ohio desde la marcha de LeBron James en 2018 llega en la forma de tres jóvenes gigantes. Si la mayoría de plantillas oscilan hacia contar con ese único interior, en muchas ocasiones, figura reducida a la de un especialista, los Cavs decidieron que su mejor -y más rápida- forma de juntar talento era ir en la dirección contraria.

Disponían ya de Jarrett Allen, el botín principal del traspaso de James Harden y que terminó, en un movimiento maestro del GM Koby Altman, en Cleveland. Fue renovado por 5 años y 100 millones en la offseason. Después seleccionaron al prometedor Evan Mobley con la tercera elección del Draft, unicornio que lidera la carrera por el Rookie del Año. Y con ellos dos en plantilla, más la veterana presencia de Kevin Love, apareció la oportunidad de Lauri Markkanen para un conjunto en plena reconstrucción.

Activaron la idea y muchos pensamos que uno de Mobley o Markkanen sería el sexto hombre. Darius Garland y Collin Sexton, intocables como backcourt; más el sophomore Isaac Okoro, necesitado de más minutos y balón para progresar en ataque. Pero no. Decidieron sorprender y jugar a contracorriente. No en vano, los Milwaukee Bucks ganaron el título con formaciones variadas: o Giannis Antetokounmpo funcionaba de falso interior o estaba situado como alero junto a Bobby Portis y Brook Lopez en un quinteto devastador e interminable.

Quizás la dirección de la liga, esa que consideramos que avanza en una dirección, encontró hace tiempo un desvío de forma. Los Bucks jamás renunciaron a la versatilidad, pero apostaron con hierro por el tamaño. Y el nuevo proyecto de los Cavs, cuyo techo con el dúo Garland-Mobley es jugoso, replica el boleto de Milwaukee con su particular unicornio. Como previa de su encuentro ante los Utah Jazz, en una nueva noche de NBA Sundays (21:30 España), analizamos el rendimiento del trío formado por Lauri Markkanen, Evan Mobley y Jarrett Allen, el frontcourt titular de los Cavaliers.

¿Cómo están funcionando Markkanen, Mobley y Allen?

La decisión de JB Bickerstaff dibujó un quinteto inicial con Garland y Sexton y Markkanen, Mobley y Allen. En ataque todavía quedan muchas piezas por encajar, aunque el finlandés, jugador que precisa mayor acoplamiento, muestra signos muy prometedores. En sus primeros 8 partidos firmó 12,9 puntos con un 36% en tiro, pero desde su recuperación tras contraer COVID-19 está más fino en la ejecución: firma 16,8 tantos con un 45% en tiro. La principal mejora pasa por su 36% en triples con 8 intentos por noche, mientras en los primeros encuentros era de 28% con menos volumen (6,3).

La mejora de Markkanen se antoja básica con la salida de Sexton, lesionado para toda la temporada. También crecen en importancia ofensiva Garland, como consecuencia directa de la caída de su compañero, y Allen, que está viviendo su mejor temporada como profesional. Ancla defensiva de primer nivel y referencia en ataque, bloqueando, continuando y destrozando el aro. En este caso convierten al especialista en un potencial All-Star.

Más | La inusual tendencia de tiro de LeBron James con Los Angeles Lakers

Para arrancar, el primer dato del rendimiento de los Cavs. ¿Cómo funciona el equipo cuando los tres están juntos en pista? Veamos.

  • Markkanen, Mobley y Allen, juntos en la temporada: +5,7 de ratio neto en 12 partidos (8-4) y 221 minutos

El global de la temporada arroja un dato positivo. No obstante, este trío es el tercero en minutos totales, pero también entre los 20 peores en cuanto a ratio neto. De hecho, para tratarse de un equipo bien posicionado en la clasificación, la cifra con estos tres jugadores en pista comparada con otros tríos de los Cavs es menos productiva de lo que uno podría esperar.

La defensa funciona y encajan tan solo 98,8 puntos por 100 posesiones, un excelente registro. Sin embargo, el ataque apenas produce 104,6 puntos por 100 posesiones. Todo tiene una explicación.

  • Markkanen, Mobley y Allen, juntos hasta 22/11: -2,4 de ratio neto en 8 partidos (4-4) y 138 minutos

El día 22 de noviembre marca el regreso de Allen al quinteto inicial tras pasar unos días enfermo (nada relacionado con COVID-19). Markkanen ya había vuelto y solo faltaban dos encuentros más para que Mobley replicase. Estas primeras semanas de temporada para los Cavs estuvieron llenas de emociones contradictorias. La emoción del poderoso inicio; el dolor y la decepción por las lesiones; y el vendaval que producen derrotas ajustadas para un equipo joven con escasas presencias veteranas.

Y es que 138 de los 221 minutos totales del trío Markkanen-Mobely-Allen fueron antes de esta fecha. Algo más del 62% de sus posesiones juntos en la temporada fueron hasta el 22 de noviembre, y los resultados fueron preocupantes. Mantenían la defensa (99 puntos por 100 posesiones), pero el problema, de nuevo, era el ataque (96,6 puntos por 100 posesiones). Ahí sí se notaba el bajo nivel de Markkanen y tampoco Allen sometía rivales como lo ha hecho en los últimos encuentros.

  • Markkanen, Mobley y Allen, juntos desde 22/11: +19,7 de ratio neto en 4 partidos (4-0) y 83 minutos

Así pasamos a la muestra positiva y esperanzadora, aunque también más reducida. Han coincidido 83 minutos durante cuatro partidos. Récord perfecto de 4-0 y con los dos partidos previos, ambos sin Mobley, muy bien competidos frente a Brooklyn y Phoenix.

¿Cómo lo han hecho? Mediante la fórmula más simple y complicada de conseguir: anotar canastas. El acierto efetivo de los Cavs con su trío en pista ha pasado del 48% previo al 22 de noviembre al 62,9% actual. Sí, mantener un acierto desmesurado para este extraño e inexperto conjunto parece imposible, aunque estar por debajo del 50% con Markkanen, Mobley y Allen es poco alentador.

Los Cavs juegan mejor al baloncesto en ataque. Garland es un fantástico generador, capaz de conseguir importantes canastas y estadísticas llamativas mientras hace mejor a sus compañeros. Además, Ricky Rubio siempre suma en pista, pese al mal momento que atraviesa en el tiro, y Bickerstaff ha encontrado a un renacido Kevin Love en papel de tirador. La faceta creativa de Mobley ayuda mucho en este aspecto y facilita el encaje de Markkanen.

El cómputo global de la temporada arroja el dato positivo inicial (+5,7), aunque al compararlo con el resto de los tríos de los Cavaliers vemos que no produce en la parte alta. Sin embargo, es por ese tramo previo al COVID-19 de Markkanen y a la situación de fase inicial de este arriesgado proyecto. Es posible que la directiva de la franquicia apostase por el finlandés para traer más talento al equipo, sin confiar en exceso en la unión de los tres jóvenes gigantes. Sin embargo, muestran una defensa dominante gracias a Mobley y Allen y el ataque cuenta con margen para crecer, además de pruebas de crecimiento.

¿Próxima prueba? Los Utah Jazz de Rudy Gobert, tres veces Defensor del Año, y uno de los entramados defensivos más serios de la competición. Eso sí, fuera del francés no hay tamaño para enfrentarse al frontcourt de los Cavs. Y por supuesto, Ricky tendrá la oportunidad de levantar el bajo acierto de los últimos partidos ante su exequipo.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Live
¡En vivo: Lakers busca recuperarse ante Utah!
Juan Estevez
Trae
Young lideró la gran reacción de Atlanta
Juan Estevez
Grizzlies
Una jornada especial para Memphis
Juan Estevez
Cavaliers
Cleveland venció a Brooklyn y sigue prendido arriba
Juan Estevez
Miles Bridges
Partidazo de Bridges para vencer a los Knicks
Agustín Aboy
tatum
La mejor versión de Tatum salvó a Boston
Sergio Rabinal
Más noticias