);
Philadelphia 76ers

Jimmy Butler y Joel Embiid se cobran su particular venganza contra los Wolves en el regreso de Saric a Philadelphia

Minnesota Timberwolves 107 - 149 Philadelphia 76ers

Estadísticas

Esta noche había mucho en juego en el Wells Fargo Center de Philadelphia. No solo era el primer enfrentamiento entre Jimmy Butler y los Wolves desde su traspaso, suponía un nuevo capítulo del duelo entre Towns y Embiid, el regreso de Dario Saric a la que fue su casa y una oportunidad de victoria que los 76ers no podían dejar escapar. Todo ello acabó en una exhibición defensiva y ofensiva del equipo de Brett Brown que se cobró a los Wolves como su víctima.

Casi un 60% de acierto en el lanzamiento y la marca más alta de la franquicia en la temporada en triples con 21 son dos de los datos que marcan la victoria por 42 puntos de diferencia frente a Minnesota. Todo ello en una noche en la que Philadelphia mostró su versión más coral con una anotación muy repartidad: Embiid 31, Simmons 20, Butler 19 o Reddick 15. "Utilizamos nuestra defensa como plataforma de lanzamiento e hicimos algunas cosas buenas allí", dijo el entrenador Brett Brown. "Pero realmente compartimos el balón. Fue una [situación] perfecta para nosotros poder volver a encarrilarnos un poco más. 40 asistencias en un gran número".

Mientras, los Wolves se mostraron desubicados en la pista, sin ideas y sobrepasados por la situación. "Eso no fue un partido normal. Esos tipos estaban en nuestras cabezas. Jimmy quería ganarnos. Todos lo sabemos. Joel Embiid quería ganarle a Towns. No ha sido un partido normal", comentaba Jeff Teague al término del partido.

Y es que en apenas 12 minutos, Philadelphia ya había anotado 40 puntos con una demostración defensiva espectacular, dejando a los Wolves en 27 puntos y metiéndose dentro de la cabeza de Karl-Anthony Towns, lo que hacía imposible una remontada. Los 15 puntos que anotaría Derrick Rose con los que llegaría a 10.000 en su carrera serían la máxima de Minny, lo que demuestra el mal partido que tuvo el equipo de Saunders.

Poca historia en un encuentro donde desde atrás los 76ers fueron capaces de construir una victoria como el equipo defensivo que son. Armaron buenas situaciones de juego y aprovecharon las debilidades a media cancha de Minnesota ya sin Thibodeau, así como transiciones donde Simmons mostró sus grandes capacidades para la lectura en movimiento. "Fue todo lo que pensé que sería", dijo Butler sobre su reencuentro con los Wolves. "Viendo algunas caras viejas. No demasiado trash-talk. No me gusta a nadie hablar así. Pero me gusta el hecho de que les ganamos".

El partido tuvo un detalle bonito antes de su inicio con el homenaje a Dario Saric, Jerryd Bayless y el lesionado Robert Covington por su tiempo en la franquicia haciéndoles entrega de sus camisetas de los 76ers enmarcadas y realizando un vídeo homenaje. Saric, el que más jugó, acabó con 11 puntos y 5 rebotes, mientras Bayless no anotó.

Más en NBA.com

Harden Siakam
Harden y Siakam, los mejores de la semana
Agustín Aboy
League Pass
La semana del League Pass
Agustín Aboy
Kawhi-FreeAgency-leave
Lo mejor del año de Kawhi en Toronto
Nacho Losilla
blake griffin
La vuelta de Blake es la esperanza y el rompecabezas de Detroit
Nacho Losilla
Jose Calderon
Calderón, el legado de la nobleza
Nacho Losilla
Pascal Siakam drives by Anthony Davis during Toronto's win over the Lakers.
Power Rankings: Semana 3
Nacho Losilla y Sergio Rabinal
Más noticias