);
Philadelphia 76ers

Josh Richardson, el termómetro de Philadelphia 76ers y clave contra Boston Celtics

"La mentalidad del siguiente jugador en la rotación", argumentaba Tobias Harris en la previa al último partido cuando se daba a conocer que Joel Embiid iba a causar baja de manera indefinida por un problema en su dedo anular de la mano izquierda. Philadelphia 76ers tenía por delante una importante e ineludible cita ante Boston Celtics y Brett Brown debía ajustar sus rotaciones y su plan estratégico para romper la mala dinámica en la que se encontraban los suyos.

MÁS | ¡Vota aquí a tus jugadores favoritos para el NBA All-Star Game 2020!

Los Sixers pusieron en práctica la frase expresada por Harris de la mejor manera posible y dejando a un protagonista en cierto sentido inesperado: Josh Richardson. El jugador proveniente de Miami Heat que arribó en la franquicia el pasado verano como resultado del sign&trade por Jimmy Butler resultó ser la llave de la victoria para Philadelphia. Así, J-Rich acabó siendo el máximo anotador del choque a razón de 29 puntos gracias a 9 de 16 tiros de campo y a pesar del 1 de 5 en triples que atesoró en los 34 minutos que anduvo en cancha hasta conseguir el triunfo por 109 a 98.

Especialmente diferencial fue el impacto de "Josuélito", como bien reza su cuenta de Twitter, desde la línea de tiros libres, consiguiendo un inmaculado 10 de 10 desde el 4,60. De ese modo el jugador de los 76ers conseguía un récord de carrera, superando el 9 de 9 que consiguió en la noche inaugural de la temporada, precisamente ante Boston Celtics (23 de octubre de 2019).

MÁS | Cómo impacta la lesión de Embiid en Philadelphia

Richardson se une de este modo al lesionado Joel Embiid como los únicos jugadores de la franquicia en lo que llevamos de campaña en ser capaces de acabar un encuentro con un 100% desde el tiro libre con al menos 10 intentos, algo que el camerunés ha realizado en dos ocasiones este curso.

El escolta fue lo mejor de una primera parte en la que Philadelphia no fue rival para Boston que al descanso ya mandaba 48 a 55. En ese lapso el jugador de los 76ers anotaría 13 de los 29 tantos con los que finalizaría, siendo el máximo de un jugador de Philly en el primer cuarto de toda la temporada. El escolta iría añadiendo progresivamente puntos en una segunda parte clave y, de hecho, de las manos de J-Rich se consumaría la remontada con un marcador de 83 a 82 al comienzo del tercer tiempo con un tiro desde la media distancia.

MÁS | Los 76ers acaban de nuevo con Boston

"Ha sido una combinación de todo", decía Brett Brown tras el encuentro ante los medios. "Su actitud y mentalidad ofensiva ha sido impresionante. Ha sido extremamente agresivo en ambas partes del campo". En los 34 minutos que el escolta estuvo sobre el parqué del Wells Fargo Center acumuló un +15 de balance, algo destacable ya que Boston llegó a disfrutar de una ventaja de 9 puntos al término del primer cuarto.

"Según nuestros ojos, en enero, este era un partido único. Creo que con Josh Richardson, con la ausencia de Joel Embiid, con una oportunidad aquí en casa para mejorar el récord a 18-2, queríamos mantener el momentum. Creo que Josh condujo eso. Él fue nuestra 'campana' [referencia al símbolo de la ciudad] esta noche y creo que comenzó solo con su mentalidad. Las estadísticas surgieron de esa actitud", finalizó el técnico.

Richardson supo dar un paso adelante en un momento crítico para los 76ers, con una victoria en cinco partidos y recibiendo a su rival histórico en casa. Su impacto en el juego permitió a Philadelphia conseguir su mejor registro como local desde la temporada 1982-83, año donde la franquicia se coronaría como campeona de la NBA.

"Estoy orgulloso de la forma que ajustamos", decía Josh Richardson sobre la ausencia de Joel Embiid justo antes del partido contra Celtics. "No es fácil cambiar todo el plan de juego con el que tu equipo tendrá que luchar. Creo que lo hicimos en un breve cambio y lo pusimos a prueba hoy y todos hicieron un buen trabajo al ejecutarlo", aseguraba ante los medios.

"Algunos de nosotros sabíamos que dado que él no estaba jugando, tendríamos que ser más agresivos ya que, posiblemente sea el mejor pívot de la liga, y es una gran parte de nuestra ofensiva", proseguía Richardson. "Desde el principio supe que iba a tener que ser agresivo para darle un buen tiro a nuestro ataque", comentó.

No está siendo un año sencillo para el nativo de Oklahoma que en apenas unos meses ha tenido que pasar de ser un jugador complementario en Miami Heat a un titular indiscutible en un candidato al anillo. Sus números irregulares se han alternado con explosiones anotadoras como la de hoy ante Celtics, un jugador que cuando tiene el día es capaz de decantar la balanza para los suyos como ha ocurrido en la noche de hoy.

Sigue la NBA en directo por NBA League Pass, haz click aquí

Las opiniones aquí expresadas no representan necesariamente a la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Luka doncic
La gran actitud de Doncic en los entrenamientos
Sergio Rabinal
anthony davis
Davis: "Lo importante es recuperar la química"
Sergio Rabinal
Jokic
El caso Jokic en el tiempo de los rankings
Juan Estevez
Carmelo Anthony Julius Hodge
Los mejores y peores picks del Draft de Denver
Agustín Aboy
jerami grant jamal murray nikola jokic
Las tres preguntas a responder por Denver
Nacho Losilla
Rondo
Rondo, lesión y baja en la reanudación
Sergio Rabinal
Más noticias